elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

Los hoteles viven una transición sostenible

Los hoteles están transformándose para adaptarse a la responsabilidad social corporativa. Muchos ya llevan años adaptándose a lo que la sociedad demanda cada vez más.

Imagen de uno de los hoteles de Accor

Imagen de uno de los hoteles de Accor // Accor Hoteles

Sostenibles

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Marta Gracia

Marta Gracia

La Responsabilidad Social Corporativa se ha instalado en todas las empresas y sectores. Y no como algo obligado, aunque hay leyes al respecto, sino también como un valor añadido que mejora resultados. Los hoteles no son una excepción. Desde ahorro energético, pasando por no desperdiciar alimentos o no cambiar la toalla diariamente hasta ayudar a un pueblo en crisis a reorientar su actividad laboral. 

Accor Hoteles, con presencia en 95 países y más de 5.000 hoteles, lo tiene presente. El grupo hace de la responsabilidad social corporativa su razón de ser. Además, en este proceso implica a todos: desde los proveedores, a los clientes, pasando por los clientes y a los propios hoteles. “No tiene sentido que seas responsable socialmente si luego tus proveedores no lo son”. La responsable de que se haga realidad es Rebeca Ávila, quien fue nombrada en enero como directora de RSC para Europa del Sur. 

Ávila lleva cinco países y unos 2.000 hoteles. Reconoce que es complicado porque “tienen culturas diferentes”, pero asegura que es un reto que le gusta. De esta manera, señala que en España se trabaja orientados a objetivos y a poner de manera rápida las cosas. En Francia, reflexionan más, trabajan más a largo plazo, involucran a más departamentos. “Ese es el reto cultural, aprender a trabajar en diferentes países. en una multinacional se nota”, añade. 

Accor lleva más de 50 años trabajando en RSC: “Forma parte del ADN de nuestra empresa”. Hace 30 años se lanzó una dirección de medio ambiente. “Es una responsabilidad 360 grados, implica a todos. De hecho no se lanza ninguna campaña si no ha pasado antes por los hoteles”, apunta Ávila. 

Por lo que respecta a España, Rebeca Ávila señala que “estamos en un buen momento” y asegura que el cliente hoy es “más consciente”. El 94% de los clientes son capaces cambiar de una marca a otra, al mismo nivel de precio, si una marca demuestra que está haciendo las cosas de manera sostenible. Además, la gente está dispuesta a pagar un 40% más si es más sostenible. “Las empresas que lo venimos haciendo lo vamos a seguir haciendo, pero empuja a las que no lo hacían”, asegura.

La reutilización de toallas es uno de los programas del grupo de hoteles // Accor hoteles

Campañas de alimentos, reforestación y de feminismo

El programa de Responsabilidad Social Corporativa de Accor Hoteles se llama Planet 21 Acting Here. Por la idea de que tenemos que actuar a nivel hotel, es un plan a 360 grados  en el sentido que tocamos a todos y todos los ámbitos. Rebeca Ávila señala que una de las responsabilidades que tiene es la operacional: “Que las campañas que se lanzan de RSC se hagan realidad en los hoteles”. 

Actualmente, Accor Hoteles está con una campaña contra el desperdicio de alimentos. “Lo complicado es que se tiene que adaptar a todos los hoteles”, puntualiza la directora de RSC. Y es que, como explica, Accor Hoteles cuenta con hoteles económicos y otros de lujo, por lo que hay que saber cómo adaptar el programa a todos los hoteles: “No es lo mismo un hotel que solo ofrece desayunos a otro que tiene todo tipo de restauración”. Así, con los Ibis colaboran con una app que se llama Too Good To Go, esta aplicación ayuda a los hoteles a revender por un precio simbólico el excedente de comida. En hoteles de mayor tamaño ponen a disposición unas tablets que se llaman Weknow, lo que ayuda es a tener muy controlado todo el proceso empezando por las compras, que el jefe de cocina sepa cuántos kilos de tomate se han comprado, que sepa que según el tipo de clientes se gastarán más o menos tomates. 

En los hoteles del grupo se recomienda reutilizar la toalla, el dinero que se ahorra con esa acción se destina a proyectos de reforestación.  En España, el dinero recaudado se destina a Villacañas, que antes tenía muchísimas fábricas de puertas, pero cuando llega la crisis esas fábricas se cierran y se ven obligados a volver al campo“Estamos ayudando a los agricultores que invierten en la plantación de árboles: olivos, almendros. Hay un impacto medioambiental, pero también está el tema social”, puntualiza .

Asimismo, también cuenta con proyectos de ahorro de energía y de agua, así como de alimentación sostenible. “Tenemos programas de impacto y ligados a nuestra actividad. De nada sirve lanzar un proyecto de RSC que no esté ligado a tu actividad”, asegura. Por ello, han lanzado una carta de alimentación saludable y acompañan y aconsejan a todos los hoteles.

Por supuesto, también cuentan con proyectos dedicados a la igualdad. Rebeca Ávila asegura que Accor fue la primera cadena hotelera en lanzar una red de mujeres que “fue todo un éxito”. La principal razón por la que se puso en marcha este proyecto fue porque vieron que los empleados eran 50%-50% hombres y mujeres, pero no en los puestos de responsabilidad. “En este proceso se contó con el acompañamiento de los hombres y se ha conseguido”, asegura. Además, tienen una Fundación, Solidarity, en el que los proyectos están financiados si los propone y los lleva a cabo un empleado de Accor Hoteles. Uno de esos proyectos es con la ONG Solen para mujeres en riesgo de exclusión social, que les ayudan a formarse para encontrar empleo.

Finalmente, Rebeca Ávila reconoce que los programas de RSC se tienen que ir actualizando poco a poco porque la sociedad cambia y “no es algo que esté cerrado”. Por ello, comenta que al año que viene hay un proyecto para trabajar con refugiados, que aún están cerrando. “El sector hotelero siempre ha sido muy integrador. Tenemos esa apertura de mente”, puntualiza la directora de RSC de Accor Hoteles. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando