elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Tu basura habla mucho de ti y esta startup quiere dar esa información a los fabricantes

La startup Tekntrash ha desarrollado una tecnología que es capaz de identificar los productos que se desechan mediante visión computerizada y realizar su trazabilidad usando blockchain.

Tu basura habla mucho de ti y esta startup quiere dar esa información a los fabricantes

Pixabay

Sostenibles

Reciclaje y tecnología

Alberto Payo

Alberto Payo

Poco a poco surgen más iniciativas para que sepamos exactamente lo que estamos comiendo, de dónde viene y por qué manos ha pasado. Gracias al blockchain o cadena de bloques los usuarios pueden tener más transparencia y tomar decisiones más responsables respecto a los alimentos o productos que quieren comprar y consumir. No obstante, todavía queda mucho por hacer para romper esa opacidad que aún existe en la cadena de distribución alimentaria. 

De la misma manera, hasta la fecha tampoco se había hecho demasiado por saber cómo dichos alimentos o productos eran finalmente desechados. “Hoy reciclamos de todo, excepto los datos”, señala Álvaro Costa, CEO y fundador de Tekntrash, una empresa creada para facilitar el seguimiento del ciclo de vida de cualquier artículo. La startup hace ‘ingeniería inversa’ con aquellos productos que se desechan, siendo capaz de conocer qué se tira exactamente y su historia: cuándo se fabricó, se vendió, qué cantidad se consumió, etc. 

Para realizar esta ‘autopsia’ no necesita médicos forenses, solo se apoya en tecnología. La visión computerizada le permite reconocer cada objeto, el machine learning (aprendizaje automático) entrena al sistema para que cometa menos fallos en esta tarea, el Big Data le ayuda a enganchar con su histórico proporcionado por la compañía y el blockchain le posibilita realizar su seguimiento y proporcionar más credibilidad a toda la cadena de suministro. 

“Cada vez que alguien tira un producto a la basura ese producto tiene un histórico de uso y seguro que al fabricante le encantaría conocerlo, porque a partir de eso él consigue moldear el producto mejor”, explica el emprendedor, quien insiste en que todo este conocimiento es poder para los fabricantes. “Si encontramos que un producto no se consume del todo, sino que siempre se tira a la mitad, podemos decirle a la marca que quizás sea demasiado grande, que es malo, que la gente siempre se harta de él. Todo eso le indica al fabricante y también al supermercado, cómo es la experiencia del usuario”, aclara el CEO de TeknTrash.

La tecnología de la startup puede ‘rebuscar en la basura’ para saber qué unidades se consumen de un artículo determinado en una zona. E incluso ofrecer a las empresas productoras datos de los artículos de la competencia. Así, tanto los puntos de venta como las marcas tienen la oportunidad de realizar inteligencia de negocios o business inteligence, es decir, tomar mejores decisiones en base al análisis e interpretación de los datos. Además, contar con datos tan exhaustivos también les ayuda a mejorar la sostenibilidad y cuidar el medio ambiente. “Si podemos probar a un fabricante que su champú, por ejemplo, siempre se consume en dos días, entonces se pensará usar plástico que tarda mil años en descomponerse”, sugiere Costa. 

Veo, veo, ¿qué es?

Una de las principales dificultades que conlleva la identificación de residuos es que los objetos no llegan a su destino final en buen estado. Están aplastados, abollados, rotos, sin etiqueta, sin tapa, sin algunas piezas, etc. TeknTrash solventa ese problema con un sistema de identificación de dos fases que emplea GAN (Generative Advertarial Network) para aumentar el reconocimiento. Esta tecnología restauraría los datos que faltan para identificar un artículo cuando su forma o imagen no está del todo clara. 

“Tenemos un sistema de identificación óptica que es nuestra ‘piedra filosofal’, por así decirlo. Nuestro sistema se basa en porcentajes. Si tienes un bote limpio, claro, etc dice que es el bote al 99%, no hay duda. No se le da más vueltas y pasa al siguiente producto. Pero si no está tan claro, se indica una probabilidad más baja, quizás del 50%. Ahí entra la segunda fase. Con GAN se recuperan los datos perdidos, la información que falta. GAN recrea dicha imagen funcionando con dos redes neuronales, una que genera datos y otra que o bien confirma o bien pide que se intente de nuevo”, aclara el emprendedor quien comenta que “el proceso se puede repetir varias veces”.

De lo general a lo particular

TeknTrash trabaja mediante dos vías: los centros de reciclaje y las máquinas expendedoras inversas. En los centros de reciclaje cuentan con una videocámara y un servidor específico que está constantemente escaneando los productos que pasan por la cinta transportadora. Cada registro se almacena en una base de datos. Debido al gran volumen de residuos que pasan por dichos centros, esto le proporciona una ingente cantidad de datos. Sin embargo, esta fórmula es menos personal, por llamarlo de alguna manera, ya que los residuos que acaban allí provienen de distintos contenedores y son transportados por camiones que incluso pueden recorrer varias ciudades antes de llegar al centro de reciclaje. 

Para obtener información más ‘targetizada’ la startup aplica su tecnología a las máquinas expendedoras inversas, similares a las máquinas de vending, pero que permiten a los usuarios reciclar obteniendo ventajas como puntos o quizás una retribución económica. Aún no se han visto demasiado en España, pero sí se usan en otros lugares, como los países nórdicos. “Esas máquinas nos permiten un nivel de capilaridad brutal, porque nosotros sabemos la basura que tira una familia o incluso una persona. Por eso este es un modelo más de calidad que de cantidad”, apostilla Costa. 

Una tercera vía que está explorando la compañía sería mediante la colocación de etiquetas NFC en los productos de sus clientes. Simplemente tendrían que ubicar un detector para ellas en las centrales de reciclaje, que les ahorraría mucho tiempo en el proceso de identificación. “El producto puede llegar horroroso, pero si el chip está bien no ha problema”, comenta el CEO de TeknTrash.

Actualmente la startup, que está registrada en Inglaterra, se encuentra en fase de captura de datos y cerrando una primera ronda de financiación.

En este articulo: Inversión sostenible Big Data

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando