elPeriódico economía

Lunes, 21 de octubre del 2019

Economyz

La innovación social también es cosa de las empresas

Mayor transparencia y objetivos más sociales. Cada vez más empresas se suman a la innovación social y a tener un impacto positivo en una sociedad en la que conceptos empresariales como el triple balance cada vez están más en auge

Cada vez son más las empresas que apuestan por el triple balance.

Cada vez son más las empresas que apuestan por el triple balance. // Pixabay

Sostenibles

ECONOMÍA SOCIAL

nora-benito-bn

Nora Benito

Tener ánimo de cambio. Para ser una empresa SANNAS uno de los requisitos es querer cambiar las cosas, además de buscar una sociedad más justa, igualitaria y sostenible. Y es que el mundo actual se enfrenta a múltiples desafíos: la desigualdad, la precariedad laboral, el cambio climático… de ahí que surjan iniciativas con fines positivos como es el caso de SANNAS

Pero ¿en qué consiste exactamente? Se trata de una asociación que agrupa empresas que defienden el triple balance, aquel que tiene en cuenta el balance económico, ecológico y social. En la actualidad, esta red empresarial ya suma a más de 100 medianas, grandes y pequeñas de toda España. Entre sus objetivos no solamente se encuentra la rentabilidad, sino también tener un impacto positivo en la sociedad y en el medio ambiente. 

CÓMO SE HACEN LAS COSAS ES LO IMPORTANTE

Cualquier sector empresarial es bienvenido en esta asociación en la que lo más relevante no es el beneficio, sino también hacer bien a la sociedad. Para Daniela Pavlova, gerente y relaciones internacionales de SANNAS, tal y como comentó en una charla celebrada en Madrid, “lo importante en las empresas es cómo hacen las cosas”. 

Y tal es así que en SANNAS se agrupan aquellas entidades que buscan innovar, cambiar la forma de hacer las cosas y tener un impacto positivo en la sociedad. Al mismo tiempo, las empresas que conforman esta asociación buscan tener representación institucional, hacer networking, innovar o trabajar en red, entre otras cuestiones.

¿CÓMO PUEDE UNA EMPRESA TENER UN IMPACTO SOCIAL POSITIVO?

Las empresas interaccionan con múltiples actores a la hora de desarrollar sus actividades y en cómo lo hacen está la clave. Todas las compañías consumen recursos, contratan personal, se relacionan con clientes, con proveedores... El ámbito de su actividad va más allá de puertas para adentro. Aquellas que buscan más objetivos además de la rentabilidad, como tener un impacto social y medioambiental positivo son las que tienen en cuenta el tripe balance. 

Pero ¿en qué consiste este triple balance? El también llamado triple bottom line (término acuñado por John Elkington) cada vez se escucha más y también más compañías lo ponen en práctica. Dada la creciente demanda de buenas prácticas y mayor transparencia por parte de la sociedad, el triple balance supone una alternativa como respuesta.

Se trata únicamente de que las empresas muestren no solamente sus resultados económicos, sino también su impacto ambiental y social. Que las empresas se impliquen "mojándose" en ámbitos que van más allá de lo económico. Velar por la responsabilidad social corporativa también es un factor de estas compañías que se erigen en torno a tres pilares fundamentales: la sostenibilidad económica, medioambiental y social. Y todo ello en aras de construir un mundo más sostenible, más equitativo y más justo.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando