elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

¿Contamina menos el coche eléctrico que el diésel? Hay que tener en cuenta varios factores

La sostenibilidad en todos los sectores es lo que va a marcar el futuro y está marcando el presente.

Imagen de un vehículo eléctrico recargándose

Imagen de un vehículo eléctrico recargándose // REUTERS/Kai Pfaffenbach (X00446)

Sostenibles

MEDIO AMBIENTE Y CONTAMINACIÓN

Marta Gracia

Marta Gracia

Los coches eléctricos son el futuro y cada vez es más normal ver por las calles de las grandes ciudades. Las administraciones públicas fomentan el uso de estos coches porque, según aseguran, contaminan menos. Además, el Gobierno de Pedro Sánchez propuso subir el impuesto del diésel, aunque no salió adelante. Pero, ¿es verdad que un coche eléctrico contamina menos que uno diésel? Hay voces que dicen lo contrario.

Didier Lagae, CEO de MARCO de Comunicación y líder climático, señala que cuando se habla de contaminación, ya sea de un vehículo o de cualquier producto, “no solo debemos tener en cuenta su vida útil”. Así, añade que hay que contar con todo su ciclo desde los recursos necesarios para su fabricación hasta la huella que deja en su desaparición o reutilización.

“En tal caso al coche eléctrico hay que sumarle las baterías, el alto coste en su producción debido a sus materiales y coste energético”, apunta el líder climático. Asimismo, puntualiza que el futuro debe ir hacia la adaptación y la huella cero en todo el ciclo de vida de este tipo de vehículos.

Pero, ¿cómo contamina un coche eléctrico?

Lagae explica que en el cálculo de contaminación hay que añadir el coste de fabricación de los coches y sobre todo las baterías. Por otro lado, explica hay que incluir el coste ambiental para la producción de la energía usada, es decir electricidad en el caso de coches eléctricos.

Por ello, señala que para que el coche eléctrico tenga sentido es “indispensable” que también en España, “uno de los países Europeas más contaminantes”, se apueste “más contundentemente” por las energías renovables y se declare el estado de “emergencia climática” y añade que es una peticiación que han exigido esta semana más de 25 organizaciones, entre ellas Climate Reality Project.

La Agencia Europea de Medio Ambiente publicó un informe  titulado 'Electric vehicles from life cycle and circular economy perspectives'. En él, realizan un análisis de los actuales impactos del coche eléctrico considerando todo su ciclo de vida: la extracción de los materiales para fabricarlo, su producción, su conducción y su tratamiento como residuo.

La principal conclusión a la que llega el informe es que el vehículo eléctrico genera más impacto en el uso de materiales y en su fabricación, pero que ofrece una gran oportunidad para reducir las emisiones causantes del calentamiento global y la contaminación del aire en las ciudades.

Las emisiones de los vehículos eléctricos asociadas a las materias primas y a la fabricación son entre 1,3 y 2 veces más altas que las de los coches convencionales de motor de combustión. Pero, el conjunto de ellas a lo largo de todo su ciclo de vida son un 17-21% más bajas que un automóvil diésel y un 26-30% inferiores a otro de gasolina.

Y en el informe apuntan que esta reducción se registra con el tipo de electricidad media que existe hoy en la Unión Europea. Por ello, matizan que si la energía de recargar las baterías saliese de parques eólicos entonces sus emisiones serían casi un 90% menores que las de un coche convencional. “La generación energía eléctrica en España no es limpia. Si lo fuera claro que el coche eléctrico ganaría entero a los coches de combustión, como lo hacen en Suecia y otros países que generan grana parte y hasta casi la totalidad de su energía vía renovables”, asegura Didier Lagae.

Subida y bajada del diésel

Por lo que respecta al diésel, Didier Lagae explica que la Unión Europea siempre ha mantenido diferentes protocolos de control de emisiones sobre los vehículos diésel, “a pesar de la controversia sobre capacidad de aplicación o laxitud, pero fue a raíz del dieselgate, que destapó que 11 millones de coches habían sido trucados para esquivar los controles, cuando se ha puesto el foco especialmente en los vehículos diésel”.

Según Lagae: “Es un mito que un coche diesel siempre contamina más con un coche de gasolina normal. Todo depende del modelo y la eficacia del modelo del coche en concreto”. De hecho, añade que hay varios coches diesel que contaminan menos que un coche gasolina. “Está claro que hay otros intereses que entran en juego con estas políticas anti diésel”.

El coche eléctrico y el futuro

Para el líder climático la verdadera política ambiental debe de centrarse en potenciar las energías renovables también para que la generación de electricidad sea limpia y “así movernos hacia un modelo de movilidad con coches eléctricos que de verdad sea sostenible”. De esta manera, añade que la sostenibilidad pasa por la apuesta por una fuente de energía eléctrica 100% renovable en nuestro país.

Explica que España posee cerca de 100.000 MW instalados de energía eléctrica, de los cuales cerca de 20% son renovables. Este porcentaje debe aumentar al menos hasta un 32% de aquí a 2030 para alcanzar los objetivos de la UE, “pero lo que realmente indican es cómo los gobiernos y sector empresarial hasta la fecha no han apostado la sostenibilidad”. Por otro lado, añade que la evolución en la fabricación de baterías, así como una escala de infraestructuras óptima para su adopción a gran escala “serán clave para dar este salto”.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando