elPeriódico economía

Martes, 15 de octubre del 2019

Economyz

Alternativas 'food sharing' para no desperdiciar comida

¿Eres 'foodie'? ¿Te gusta comer y disfrutar de la compañía? El 'food sharing' propone ponerse en contacto con distintas personas para compartir experiencias culinarias. Cocineros profesionales o amateurs, todo vale. Esta práctica ya se saborea en España

Ya se puede practicar el food sharing en España.

Ya se puede practicar el food sharing en España. // Unsplash

Sostenibles

ECONOMÍA COLABORATIVA

nora-benito-bn

Nora Benito

¿Eres una persona foodie? ¿Te gusta comer y disfrutar de la compañía y de nuevas experiencias? El food sharing, cuyo objetivo es entretener y reunir alrededor de una mesa a distintos comensales, no ofrece servicios a domicilio, aunque pueda realizarse en tu propia casa.

Esta iniciativa es un emergente concepto a través del cual distintas personas se ponen en contacto con la excusa de compartir experiencias culinarias. Tanto aficionados o amateurs ‘cocinillas’ como cocineros profesionales. Todo el mundo puede participar en esta práctica. El food sharing es una costumbre que ya se puede paladear en nuestro país.

La economía colaborativa, aquella que se generan a través de las relaciones entre iguales y que se basa más en el uso y compartir más que en la compra en sí, ha llegado a todos los ámbitos de la vida: el transporte, el turismo, la moda, los bancos de tiempo e incluso a la comida…

De ahí que el food sharing se alce como una alternativa gastronómica interesante: en los últimos años han surgido numerosas aplicaciones que ayudan tanto a compartir alimentos como lugares donde cocinarlos. Sharing kitchen es una de estas últimas: a través de este site se pueden alquilar cocinas, obradores y otros espacios culinarios bien sea por horas o bien sea por días.

FOOD SHARING COMO ALTERNATIVA ANTE EL DESPILFARRO DE COMIDA

Reducir el desperdicio de alimentos en casa o a través de iniciativas vecinales como, por ejemplo, intercambio de comida o la creación de neveras solidarias. Basado en el lema de compartir más que desperdiciar, el food sharing puede ser una alternativa ante el despilfarro de comida.

Y es que existen iniciativas culinarias de todo tipo para parar el desecho de alimentos cocinados: desde plataformas para encontrar iguales que quieran compartir un rato y un buen plato o restaurantes en los que tienes que pagar si dejas algo sin comerte o hasta aplicaciones que evitan el desperdicio de comida. Este último es el caso de la app gratuita Too Good to Go, cuyo objetivo es que los alimentos no terminen en la basura. A través de esta, restaurantes, supermercados y otros establecimientos pueden vender su excedente de comida en buen estado para que no se tire, mientras que los usuarios pueden adquirir estos alimentos a precios asequibles (de 2 a 5 euros).

Si te sobra comida en casa y consideras que es un atraco tirarla a la basura, Gustoo podría ser otra de las plataformas que buscas. A través de ella podrás vender o donar lo que te haya quedado o buscar alternativas de chefs como tú si no te apetece meterte más en la cocina. Además, puedes realizar una búsqueda de los platos que más te gusten.

Otra de las empresas que ofrecen food sharing es eatwith, el “airbnb de la comida” que permite compartir experiencias culinarias con iguales como tours gastronómicos, clases de cocina, comidas y cenas especiales… Lo único que hay que hacer es seleccionar el lugar, la hora y el número de personas y a partir de ahí, elegir la opción que más nos convenga.

Otra opción parecida es Meal sharing, una comunidad de usuarios que del mismo modo invita a compartir cubiertos y alimentos en más de 150 ciudades del mundo. Experiencias culinarias diferentes para los amantes de la gastronomía tradicional y no tan tradicional. Y es que la comida compartida se paladea de otra manera.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando