elPeriódico economía

Domingo, 26 de mayo del 2019

Economyz

Moda vegana: un negocio emergente, pero imparable

Ropa y artículos que no contengan elementos derivados de los animales, moda diseñada a base de cáñamo o redes de pescar, zapatos hechos con piña, telas a partir de fibras de cítricos... La moda vegana, aunque minoritaria, ha llegado para quedarse

La ropa vegana utiliza tejidos 100% cruelty free.

La ropa vegana utiliza tejidos 100% cruelty free. // Pexels

Sostenibles

INDUSTRIA TEXTIL

nora-benito-bn

Nora Benito

Decía Paul McCartney que si los mataderos tuvieran paredes de cristal, todos seríamos vegetarianos. Quizá sea este el motivo que mueve a quienes deciden seguir este estilo de vida: la sostenibilidad, la salud y el respeto a los animales. A pesar de ser una forma de vida minoritaria en nuestro país, los negocios que se se forman en torno a esta filosofía son imparables: la moda vegana ya está desplegando sus alas.

La ropa vegana utiliza tejidos 100% cruelty free, o lo que es lo mismo, libre de maltrato animal. Hace apenas unas semanas y bajo el lema “sin crueldad es el nuevo lujo”, la ciudad de Los Ángeles acogió la Vegan Fashion Week para impulsar a las marcas de ropa vegana. Y es que la moda vegana, aunque todavía minoritaria, constituye un modelo de negocio imparable. Consumir menos, pero mejor.

El 7,8% de los españoles ya es veggie, según el estudio de Lantern The Green Revolution. Pero son bastantes las cortapisas a las que se enfrentan las personas vegetarianas y veganas para encontrar los productos que desean: la falta de variedad, los altos precios, los productos poco honestos y los prejuicios de la sociedad son algunas de ellas.

De este mismo informe se desprende que tan solo el 0,2% de los españoles mayores de 18 años son veganos, no obstante, se trata de una tendencia al alza. Pero el veganismo no es solamente una dieta, sino un estilo de vida que aboga por el cuidado de los animales y el respeto al medio ambiente. Ropa y artículos que no contengan elementos derivados de los animales, moda diseñada a base de cáñamo, zapatos hechos con piña, ropa hecha con plástico reciclado, producir telas a partir de fibras de cítricos, moda a partir de redes de pescar…

EL VEGANISMO COMO ESTILO DE VIDA

¿A dónde tenemos que remontarnos para conocer los orígenes de esta tendencia? Para diferenciarse de los vegetarianos, Donald Watson acuñó el término “vegano” en 1944 y fundó la Vegan Society en Reino Unido.

En la actualidad, las personas veganas, tal y como declaran, optan por esta forma de vida no tanto por salud, sino por ética, por lo que comen y visten de forma vegetariana, no se maquillan, no realizan formas de entretenimiento ni realizan viajes que conlleven explotación animal, empujados por la deriva de los problemas éticos que conlleva la utilización de ciertos artículos.

“En mi proceso hacia una forma de vida vegana me di cuenta que era muy complicado encontrar calzado y accesorios sin piel animal y que no fueran de mala calidad y de dudosa producción”, señala Raquel Passola, fundadora y gestora de Amapola Vegan Shop, un proyecto que nació hace ya ocho años y cuyo objetivo es ofrecer alternativas a la moda que tradicionalmente utiliza elementos que provienen de los animales: lana, piel, huesos, plumas o seda. Para ella, la ropa vegana constituye una parte más de lo que implica seguir una vida vegana, incluyendo la forma de consumir.  

La ropa vegana puede estar hecha de fibras naturales como el algodón, lino, cáñamo o piñatex (proveniente de la piña), así como de materiales reciclados o sintéticos que sean sostenibles. Este tipo de moda “se basa en la calidad y la sostenibilidad de sus materiales”, aclara Passola, quien al tiempo añade: “Las marcas que producen moda vegana también tienen en cuenta la sostenibilidad en el proceso de producción y en el producto final”.

Para Roberto Lemes, artesano de Serigrafía Vegana, que además ha escrito varios libros sobre veganismo, su estilo de vida va más allá: “Defiende la liberación animal en todas sus extensiones, valores como la autogestión, con una mirada también a ayudar a otras personas y colectivos de manera benéfica (sin fines de lucro) en sus labores, impulsando la solidaridad con dichos proyectos”. Esta es otra las marcas con sello vegano, nacida hace más de 4 años, y que usa tintas al agua ecológicas y biodegradables, así como prendas exentas de explotación mediante un trabajo totalmente artesanal.

Aunque aún es un negocio emergente, la moda vegana está en constante crecimiento. Sin embargo, uno de los problemas a los que se enfrentan en la actualidad quienes quieran consumir este tipo de ropa es que todavía no existe una oferta equiparable a la convencional, por lo que “hay que moverse y buscar un poco más para encontrar una chaqueta o unos zapatos”, apostilla Raquel Passola. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando