PYMES: 4 consejos para ahorrar en la factura de luz de tu negocio

En la época que estamos el ahorro es uno de los principales objetivos de todos los negocios de nuestro país y más cuando hablamos de una pequeña o mediana empresa. Te damos 4 consejos para que pagues menos en tu factura de la luz.

PYMES: 4 consejos para ahorrar en la factura de luz de tu negocio

Unsplash

Pymes

AHORRO DE LUZ

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

El precio de la luz se ha incrementado desde el fin del confinamiento para todos. Tras utilizar el simulador de la factura de la luz de la CNMC, una empresa con una potencia contratada de 10 Kw y un consumo de 1.600 Kwh (sin tener en cuenta el alquiler del contador) ha visto crecer su factura en un 24,7% desde el pasado mes de abril, pasando de 200,98 euros a 250,62 euros.

Este incremento en uno de los muchos gastos que tiene que hacer frente una pyme unido a los nuevos rebrotes y sus consecuentes confinamientos y limitaciones de la actividad en muchos sectores están haciendo que este año las pequeñas empresas vayan al ralentí.

En este sentido, las comercializadoras tomaron una serie de medidas durante el confinamiento con el objetivo de ayudar a este tipo de empresas y a autónomos a hacer frente a su factura eléctrica como fueron la suspensión temporal del suministro sin costes de reactivación, la posibilidad de modificar el contrato sin costes o la suspensión de los pagos de facturas; todos ellos hasta tres meses depués de haber finalizado el Estado de Alarma.

Ahora, una vez que hemos vuelto a la "nueva normalidad" te damos 4 consejos para que puedas ahorrar en tu factura de la luz:

1. Entender la factura 

Aunque las facturas de luz de las pymes o empresas se componen de los mismos elementos que los de un hogar convencional, hay que tener en cuenta dos conceptos. Por un lado el consumo, que es el importe que el cliente debe pagar por el consumo de energía realizado, el cual dependerá de muchos factores. Por otro lado, el término de potencia, que será el precio que se debe abonar por su potencia contratada, que variará si es superior o inferior a 15kW.

Así, el término de potencia para los que tienen una contratación inferior a la anteriormente determinada se halla multiplicando el número de kilovatios contratados por el precio de la potencia impuesta por la comercializadora antes de la firma del contrato.

De lo contrario, según el comparador Selectra, para calcular el término de potencia en los suministros con una potencia superior a 15 kW y una tarifa de acceso 3.0, se debe tener en cuenta la potencia contratada, la potencia demandada y los 3 periodos horarios y 3 precios para dicha potencia distinguiendo las horas puntas, valle y supervalle.

Además, en estos casos no disponen de contador de luz, sino de maxímetros y se deberá tener en cuenta las reglas de facturación del mismo.

2. Ajustar esta potencia

No existe una potencia eléctrica determinada para las pymes, sino que esta variará en función de distintos factores como la actividad económica que desarrolla, el número de trabajadores, de aparatos eléctricos que se usan, dimensiones del local u oficina o del periodo de tiempo en los que está consumiendo electricidad. Con todo esto podrás determinar cuál es la potencia que necesita tu negocio y a partir de ahí buscar una tarifa que se adapte a estas necesidades.

3. Elegir la tarifa adecuada

Una vez se tiene claro qué potencia necesitas para desarrollar tu actividad, es momento de elegir y comparar las distintas tarifas que existen en el mercado para pymes y empresas. En general, las tarifas 2.0 se corresponden con una potencia contratada igual o inferior a 10 kilovatios y establecen un precio estable para las 24 horas del día. Por su parte, las tarifas 2.1 pertenecen a potencias de entre 10kW y 15kW. Mientras que las 3.0 será para aquellas potencias superiores a los 15 kilovatios y se caracteriza por establecer tres precios para el término de potencia y tres precios para el de consumo. Finalmente existen las tarifas 6.0, aunque estas están destinadas en exclusiva a grandes compañías que una potencia superior a los 450kW.

4. Uso de elementos de ahorro

Renovar la instalación y los distintos elementos eléctricos ayudarán a reducir la factura de tu compañía. Detectores de presencia, bombillas LED o de bajo consumo, zonificar la climatización en vez de tenerla centralizada, buscar aparatos con certificación Energy-Star, apagar los equipos al dejar de usarlos y no dejarlos en “Stand by”. Según la OCU, esto último significa ahorrar un 10% del consumo. 

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando