El 79% de los pagos de las pymes españolas durante la cuarentena fueron online

La modalidad de pago online ha crecido en todos los principales países europeos, lo que supone un paso adelante en la digitalización de las pymes. Además, la creación de tarjetas virtuales también ha subido con fuerza, según Qonto.

El 79% de los pagos de las pymes españolas durante la cuarentena fueron online

Unsplash

Pymes

PYMES Y AUTÓNOMOS

Fran Leal

Fran Leal

Las pequeñas y medianas empresas están teniendo que afrontar una situación muy complicada debido a las restricciones y limitaciones impuestas con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus. Así, entre otros aspectos, están teniendo que adaptar su negocio hacia una digitalización que muchas de ellas aún no contemplaban.

Uno de los apartados en los que se está viendo un importante cambio de tendencia es en el de los pagos. De hecho, según un reciente análisis llevado a cabo por Qonto, neobanco centrado en pymes, startups y autónomos, los pagos con tarjetas virtuales han aumentado en España un 32% respecto al periodo anterior al COVID-19, mientras que los pagos con tarjetas físicas han experimentado un retroceso del 44% “en todos los países analizados”, nos confirma Carles Marcos i Guàrdia, Country Manager de Qonto en España. En los principales países europeos, las tarjetas virtuales han registrado una subida del 26%, siempre según su estudio, por lo que “este dato nos predispone para un escenario en el que las empresas adaptarán, entre sus principales modalidades de pago, los pagos online”, expone.

¿En qué se están gastando el dinero las empresas?

Además de las formas de pago, el estudio de Qonto analiza a qué se destinan esos desembolsos de las compañías. Y en nuestro país, el teletrabajo y las condiciones en las que se implementa tienen un gran protagonismo. En concreto, se ha visto cómo el gasto de las empresas españolas en material de oficina se ha sextuplicado, a la vez que se ha cuadruplicado el montante destinado a informática y electrónica.

También ha vivido un importante crecimiento, aunque más modesto, el gasto en Marketing, que ha aumentado un 135%. Esto se debería, en opinión del neobanco, a que las empresas se han dado cuenta de que, “ahora más que nunca, las audiencias son inmensas y los usuarios buscan soluciones a sus problemas”. Un ejemplo más de que hay quienes apuestan por ver las crisis como una posible oportunidad.

En el lado opuesto, los gastos que más reducción han mostrado estas semanas han sido, lógicamente, los destinados a restauración y bares, la retirada de efectivo y las tasas e impuestos.

Todos los países se aferran a las tarjetas virtuales

Según subraya el portavoz de Qonto, en base a su estudio ‘¿Evolución o revolución? Radiografía de la relación entre pymes, startups y banca’, “una de las funcionalidades más demandadas por el 28% de los encuestados eran las tarjetas virtuales para hacer pagos online”. Algo que se ha materializado en los meses de confinamiento. Tanto es así que, en el conjunto de Europa, el 22% de las pymes y startups generaron tarjetas virtuales. Por países, solo Francia (con un 25%) supera a España, donde hemos alcanzado el 24% (el doble que las compañías italianas), mientras en Alemania este dato se sitúa en el 19%.

Estas cifras suponen un evidente espaldarazo a los pagos online, que en el mismo periodo acotado del confinamiento se han incrementado un 44%, hasta suponer un 58% del total de los pagos. En este sentido, nuestro país sí encabeza la clasificación; el 79% de los pagos realizados durante la cuarentena han sido online (lo que supone un aumento del 16% respecto a la etapa previa). Por su parte, Francia o Alemania también registran una cuotas muy importantes (62% y 61%, respectivamente), mientras que Italia aún está lejos (42%).

Si ahondamos en los motivos que llevan a este auge de los pagos online, Marcos defiende que “los hábitos de los consumidores están cambiando rápidamente”, por lo que no es extraño que cada vez sean más “los usuarios y compañías que buscan las herramientas que se adapten” a esas nuevas necesidades.

Herramienta para una mejor gestión

Entre las ventajas que aportan estos métodos de pago a la gestión de las finanzas, el portavoz de Qonto subraya el hecho de que faciliten “el control y monitorización de gastos, la aprobación de transferencias, la posibilidad de configurar en un par de clics las tarjetas sin limitaciones de pago y la seguridad en la administración eficiente de los negocios”. Además, no hay que olvidar lo práctico que puede llegar a ser de cara a “extraer datos para informes mensuales o hacer más sencillo el control tributario”, añade.

Sin duda, este panorama esbozado augura cambios importantes en el sector financiero. Unos cambios que se llevan tiempo vaticinando y que, con el confinamiento y la situación derivada de la pandemia, podrían haberse acelerado aún más. Y en este contexto, los neobancos tienen mucho ganado pues, como concluye Marcos, en Qonto no se han visto obligados a realizar cambios en su producto, ya que su operativa sigue siendo totalmente online, lo que les posiciona positivamente de cara al escenario más próximo.

En este articulo: Autoempleo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando