¿De dónde está recortando la pyme para salir de esta?

Cancelar proyectos, bajar precios, despidos... Estas son sólo algunas de las medidas que están tomando las pymes españolas para capear esta crisis.

¿De dónde está recortando la pyme para salir de esta?

Unsplash

Pymes

empresas en apuros

José Antonio Calvo Martínez

José Antonio Calvo

La crisis sanitaria generada por el coronavirus deriva ahora en una económica. Las empresas se están viendo obligadas a modificar sus planes previos a la aparición del COVID-19. ¿Dónde están metiendo la tijera? ¿Qué están modificando?

La decisión más popular está siendo cancelar los contratos a proveedores. Una de cada cuatro pymes españolas reconoce haber tomado esta decisión para recortar gastos. Es, de hecho, la opción más común en este tipo de empresas, según el Informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor), en su edición especial para analizar la situación de las pequeñas y medianas empresas frente al COVID-19.

La segunda medida más utilizada ha sido reorientar el modelo de negocio. Un 24,1% de las pymes se ha visto obligada a cambiar de rumbo, a tenor de lo ocurrido. Casos como los de la industria textil, que se han reorientado a la fabricación de mascarillas, son un buen ejemplo de ello.

¿Bajar los precios?

Una de las eternas preguntas de cualquier directivo o emprendedor es qué política de precios establecer. En una crisis como esta, la respuesta se torna aún más complicada, pues existe una mayor tentación de bajar los precios para ser más competitivos.

Sin embargo, la pyme española se mantiene firme. Tan sólo el 17% de las empresas españolas de menos de 250 trabajadores reconocen haber modificado por el momento sus precios a la baja. El 12% de las pymes analizadas en el informe reconoce también que se han visto obligadas a abandonar mercados para gestionar mejor la situación económica actual.

Se avecinan despidos en quien se ha visto obligado a cerrar

De las pymes que han cerrado durante el estado de alarma, casi la mitad prevé despedir. Dentro de las que han permanecido sin actividad, el 11% se plantea cambiar de sector, mientras que un 15% cree que cerrará o traspasará el negocio. Y más de la mitad reconoce que solicitará ayudas y subvenciones.

Resulta curioso además cómo las pymes que han continuado activas con teletrabajo ofrecen unos resultados mucho más optimistas. Un 58% de ellas asegura que planea lanzar nuevos productos o servicios, así como buscar nuevos clientes. Entre las empresas que han teletrabajado durante el estado de alarma, tan sólo un 5% prevé cerrar.

Alta paralización de proyectos de inversión

Una de cada tres pymes se ha visto obligada a paralizar sus planes de inversión. Una situación especialmente crítica en el ámbito industrial, donde una de cada dos ha paralizado estas inversiones. Esto explicaría el alto número de cancelación de pedidos a proveedores, anteriormente comentada.

La segunda medida más utilizada para capear el temporal en el ámbito económico ha sido solicitar financiación. Hasta un 28% de pequeñas y medianas empresas reconocen haber pedido liquidez extra. Dentro de las pyme, apenas el 15% de las empresas sin empleados han solicitado financiación, frente al 44,6% que reconocen sí haberlo hecho, en el rango de empresas que tienen más de 50 empleados. Es decir, cuanto más grande es la organización, más difícil es mantener la actividad sin necesidad de liquidez extra.

La tercera gran medida de ámbito contable ha sido la renegociación de las condiciones financieras previas a la crisis. En este sentido, una de cada cuatro pymes con más de 50 empleados ha renegociado condiciones. Sin embargo, en el rango de empresa sin empleados, tan sólo cinco de cada cien pymes se han sentado con sus acreedores para renegociar deudas.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando