Pymes y autónomos se quedan con el segundo tramo de los créditos ICO: repaso a la letra pequeña

Recopilamos algunas de la reclamaciones y dudas expresadas con respecto a la concesión de los préstamos para negocios afectados por el COVID-19.

Pymes y autónomos se quedan con el segundo tramo de los créditos ICO: repaso a la letra pequeña

Europa Press

Pymes

financiación para empresas afectadas por el covid-19

María Refojos

María Refojos

El Gobierno activó el pasado viernes el segundo tramo de la Línea de Avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para empresas y autónomos. Con el objetivo de seguir dotando de liquidez a las organizaciones y paliar los efectos económicos del COVID-19, se han desbloqueado otros 20.000 millones de euros, con lo que el importe movilizado asciende a 40.000 millones de los 100.000 millones prometidos en marzo.

No obstante, esta segunda partida tiene una diferencia importante con respecto a la anterior: esta vez el total de los fondos se destina a avalar operaciones de pymes y autónomos, por considerar “que son los agentes de la actividad económica que más requieren de este apoyo en la actualidad”. 

Autónomos y pymes

Aunque en el primer tramo se destinaba la mitad del presupuesto a pymes y autónomos y la otra mitad a grandes empresas, la realidad, reflejada en la demanda de dichos préstamos, ha sido muy distinta. Y una vez consumido este segundo tramo, de igual cuantía que el primero, pymes y autónomos habrán absorbido el 75% de los fondos distribuidos. No en vano el tejido productivo español está construido fundamentalmente por este tipo de organizaciones, que representan más del 99,8% de las empresas. En conjunto, aglutinan el 66% del empleo empresarial y dan trabajo a más de 10,5 millones de personas.

La difícil situación que atraviesan los negocios en España está motivando esta necesidad de crédito, que se comenzó a conceder el 6 de abril con carácter retroactivo, para cubrir préstamos concedidos desde el 18 de marzo. De acuerdo con los datos difundidos por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el 99% de las operaciones corresponde a nuevos préstamos y renovaciones de autónomos y pymes, para préstamos por más de 4.200 millones de euros. El importe avalado por el ICO asciende a 3.360 millones. 

Las solicitudes han duplicado los fondos dispuestos, siendo muy probable que en un corto período de tiempo se produzca nuevas ampliaciones de tramos”, augura Edesio Ureña, economista y profesor del CEF-Centro de Estudios Financieros

La modificación del destino de este segundo tramo es el principal cambio y da respuesta a una de las peticiones de las asociaciones de autónomos, que en los últimos días reclamaban una mayor atención para los pequeños negocios. Pero no es el único.

Quejas… y avisos

Este segundo tramo llega con un aviso sobre los costes de los préstamos, que deben ser “con carácter general, menores a los costes de los préstamos para la misma tipología de cliente que no cuenten con el aval”. Y también con el recordatorio de que existe una prohibición expresa de “condicionar la concesión del préstamo a la contratación de otros productos o servicios”.

Dos especificaciones claras vinculadas a las quejas que han acompañado la avalancha inicial de solicitudes de financiación. La operativa aplicada por algunas entidades, que han obligado a contratar productos financieros a cambio de la concesión del crédito ICO o han aplicado intereses demasiado elevados, ha generado multitud de críticas que se han podido leer en redes sociales o en foros, y que han recogido asociaciones de consumidores como Facua

El Banco de España se manifestó al respecto y emitió un comunicado para pedir a las entidades que se ajusten a la normativa y asegurar que revisará el cumplimiento de las buenas prácticas bancarias en la comercialización de los avales del ICO. Aprovechaba también para recordar los cauces (online y por teléfono) a través de los que los posibles afectados pueden presentar sus reclamaciones.

También la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha habilitado un buzón de consulta sobre conductas anticompetitivas y, de hecho, ha iniciado diligencias previas de investigación tras haber recibido las primeras denuncias

El mismo día de la nota del supervisor, las entidades asociadas a AEBCECA y UNACC se comprometieron en otro comunicado a no vincular estos créditos otros productos bancarios, aunque no daba información sobre qué iba a pasar con los que ya se habían firmado con esta venta cruzada. 

Las advertencias públicas del Banco de España y del propio Ministerio de Economía han sido muy importantes para desmotivar estas prácticas"

“Las advertencias públicas del Banco de España y del propio Ministerio de Economía han sido muy importantes para desmotivar estas prácticas, que empezaban a sonar excesivamente entre el colectivo”, destaca María José Landaburu, secretaria general de UATAE. Esta asociación de autónomos ha creado un Observatorio con el que estarán atentos a  detectar y denunciar potenciales malas prácticas de las entidades.

Por otra parte, Edesio Ureña recuerda que el ICO realizará las correspondientes auditorías a la banca “para verificar uno por uno los expedientes concedidos”. En el caso de que de no se ajustasen a los criterios de concesión, pautas y finalidades establecidos en Real Decreto, “el ICO podrá obligar a los bancos a que asuman los costes derivados del aval”, explica este experto.

Preguntas y respuestas

Así pues, recopilamos algunas de la reclamaciones y dudas expresadas con respecto a la concesión de los créditos ICO y planteamos algunas respuestas. 

¿Para qué puedo usar el crédito? 

El objetivo es atender necesidades financieras tales como:

- Pago de salarios.

- Facturas de proveedores pendientes de liquidar.

- Alquileres de locales, oficinas e instalaciones.

- Gastos de suministros.

- Necesidad de circulante .

- Otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas del vencimiento de obligaciones financieras (con bancos y otros) o tributarias.

En este punto, la secretaria general de UATAE aconseja contar con un “plan de necesidades reales” que sea acorde con las partidas que cubre esta financiación, en función de las directrices del ICO.

¿Quién no puede acogerse a esta línea de avales? 

Tal y como describe el profesor del CEF, no podrán acogerse las unificaciones o reestructuraciones de préstamos, ni tampoco podrán usarse para la cancelación o amortización anticipada de deudas preexistentes. 

Se exige también como condición para poder acceder a esta línea de avales que las empresas o autónomos no figuren en situación de morosidad ni estén sujetos a un procedimiento concursal. 

¿Qué riesgo que asume la entidad? 

El Real Decreto indica que se trata de avales en rango pari passu, es decir, se comparte riesgo con las entidades financieras. En concreto, en el caso de pymes y autónomos el aval asciende como máximo al 80% de la operación, mientras que en empresas que no reúnan la condición de pyme el aval responde por el 70% como tope en nuevas operaciones, y por el 60% en operaciones de renovación. 

Si soy un autónomo, ¿lo tengo más difícil? 

Son muchos los usuarios de redes sociales que afirman no obtener un crédito ICO por su condición de trabajador por cuenta propia. En este sentido, María José Landaburu señala que el principal problema para el colectivo de autónomos radica “en la calificación de riesgos”. “Si la práctica y los procedimientos internos de los analistas van a ser iguales que en una situación como en la que vivíamos hace unos meses, tendremos a muchas micropymes y autónomos expulsados de este instrumento”, añade.

Es por esto que UATAE considera fundamental relajar las condiciones y requisitos del estudio a realizar por las entidades financieras, de forma que esta segunda línea pueda “llegar a capas más complejas en el acceso a la financiación”.

¿Qué intereses me pueden cobrar? 

Como hemos comentado anteriormente, en las características de este segundo tramo de avales del ICO se establece “explícitamente que el precio de los créditos para los clientes que se beneficien del aval deberá, con carácter general, ser inferior al de los préstamos y otras operaciones para la misma tipología de cliente que no contaran con dicha garantía". 

No obstante, al no estar fijados, la oscilación del coste que están ofreciendo los bancos es muy amplia y hay usuarios que denuncian intereses incluso superiores al 6%. Por este motivo, organizaciones como UATAE o Pimec han solicitado topes explícitos, del 1% en el caso de la asociación de autónomos y del 2% en el caso de la patronal catalana. 

“Insistimos que la presión hacia arriba de los intereses viene dada por la ley de la oferta y la demanda, y esto se resuelve poniendo en circulación una cantidad relevante de avales”, destaca María José Landaburu.

¿Cuáles son los plazos?

Las pymes y autónomos interesados podrán solicitar la garantía para sus operaciones hasta el 30 de septiembre de 2020. 

El plazo máximo establecido para estas operaciones es de 5 años, con un año de carencia de amortización (solo se pagan intereses) y otros 4 años de amortización (intereses + amortización), explica Edesio Ureña.

¿Qué pasa con la venta cruzada?

Tras los consecutivos avisos de los reguladores y el compromiso de las propias patronales bancarias, no es esperable que se reproduzcan estas situaciones. “En estos momentos más que nunca debe de imperar la prudencia, el sentido común  y la generosidad (no es fácil), y no aprovecharse del 'mal de muchos' para incrementar rentabilidades”, expresa el economista Edesio Ureña. 

Sin embargo, queda por esclarecer la respuesta ante los casos en los que se haya forzado esta contratación cruzada. Existe el derecho de desistimiento, que permite anular un seguro en los 30 días posteriores a recibir la documentación, sin penalización.

Explica UATAE que “si alguien se ha sentido coaccionado para contratar productos alternativos debe denunciarlo y con seguridad esa operación de ese producto quedará anulada. Tanto nuestra organización como otras afines a los consumidores podrán a su disposición todas las armas legales que sean necesarias”.

¿Pueden obligarme a firmar un crédito ICO en vez de mi línea de crédito?

Esto tampoco está permitido. “Por motivos obvios, no resulta posible aplicar esta línea de avales para la reunificación o reestructuración de préstamos previos, puesto que el prestatario se aprovecharía de las condiciones excepcionalmente ventajosas de estos nuevos avales ICO creados por la situación, también excepcional, que atravesamos”, puntualiza Ureña.

La consecuencia de este uso “incorrecto” de estos fondos, aclara este experto, sería que otros posibles prestatarios que sí estarían sujetos a los criterios establecidos por el ICO, “se quedarían sin recursos financieros de vital necesidad para su subsistencia”. “Debemos de pensar que los recursos son limitados y que muchas empresas no podrán optar a estos fondos, pues dado la gravedad de la situación, no creo que tarden mucho en consumirse los recursos disponibles”, añade el profesor del CEF.

¿Solo para los grandes o los solventes? 

Otra de las quejas es que la liquidez solo está llegando a empresas muy solventes y no a las más necesitadas. Ante la pregunta de si se trata de un ‘protocolo de defensa’ de la banca para evitar posibles impagos o de mala praxis, UATAE responde que “si las entidades bancarias actúan con reglas similares vinculadas a los rating de cada entidad, tendremos muchísimos problemas para salvar muchos negocios”. 

“Una propuesta que estamos estudiando es que el Ministerio valore el número de operaciones rechazadas por las entidades bancarias y sus motivos, y adecue una línea específica con avales del 90%, similar a la del Gobierno italiano, o incluso del 100% para operaciones donde el plan financiero del negocio permita albergar probabilidades de continuar la actividad”, apostilla María José Landaburu.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando