elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

Invertir en pymes: así es participar en la economía real desde 20 euros

El crowdlending es un sistema de financiación para pymes que está ganando altura en Europa y España. Hablamos con Grégoire de Lestapis, CEO de October, la principal plataforma de estas características de Europa

Grégoire de Lestapis es CEO de October España, plataforma especializada en crowdlending para pymes.

Grégoire de Lestapis es CEO de October España, plataforma especializada en crowdlending para pymes.

Pymes

Financiación de pequeñas y medianas empresas

agustina-barbaresi-bn

Agustina Barbaresi

Cada vez se habla más de cómo las innovaciones tecnológicas nos están cambiando la vida. Pero no sólo nos sucede como individuos, a nivel individual o en nuestras finanzas personales: también está habiendo cambios profundos en el conjunto de la economía y en las empresas. En su forma de nacer, de operar, de crecer. Y de encontrar financiación para todo esto.

“Vamos hacia una economía de plataformas, hacia un mundo P2P, de personas a personas. Un mundo a la carta, donde todo es personalizado y simple. Vamos hacia un Amazon gigantesco en todas y cada una de las industrias, donde el consumidor recupera el poder, entra y decide qué quiere”, augura Grégoire de Lestapis, CEO de October España (anteriormente conocida como Lendix), una consultora especialista en financiación ('crowdlending') a pequeñas y medianas empresas.

El ‘crowdlending’ es una de las grandes tendencias en financiación de empresas. Consiste en financiar entre varios inversores particulares un proyecto concreto de una empresa. October lleva en este negocio alrededor de 4 años, con un enfoque paneuropeo y presencia en diferentes mercados europeos, como Francia, Italia o España. Quieren llegar donde no llegan los bancos: financiar proyectos (muchos de ellos intangibles) de empresas en crecimiento, de una forma rápida, transparente, sin productos vinculados y a través de una app. Un reto en un país como España, en el que el 80% de las pymes reconoce que no vende sus productos en internet. De Lestapis ve mucho potencial en nuestro mercado, pese a que es necesario “un cambio de mentalidad” y mayor adopción digital.

Qué empresas recurren al ‘crowdlending’

Las empresas que recurren a este método de financiación son muy diversas y también lo son sus motivos: lanzamientos de nuevas líneas de negocio, internacionalización… En el caso particular de October, la consultora ayuda a pymes que están en proceso de crecimiento: son empresas con alrededor de 15 años de existencia, establecidas, rentables y que generan como mínimo 250.000 euros de ingresos (aunque su media está en 10-12 millones de euros de facturación). Es decir, hablamos de un universo potencial de 100.000 empresas en España.

Los sectores donde hay más empresas abiertas a esta modalidad son diversos, de Lestapis señala que “el sector de hoteles y restaurantes en España es muy dinámico y nos gusta mucho. Y ahí hay todo tipo de proyectos: inversión en cocinas, compra de fondo de comercio, poner una terraza… Lo bueno de trabajar con estas empresas además es que les damos visibilidad en el mercado, en el propio proceso de buscar financiación muchas veces acaban ganando clientes”.

También trabajan con” todo tipo de empresas del sector industrial, que invierten en maquinaria, principalmente para exportar sus productos. También hemos tenido varios gimnasios y otras empresas dedicadas al ocio. En general, abundan las empresas de servicios, que son de las que más invierten en intangibles”, enumera. En su caso particular, han decidido no hacer promoción inmobiliaria.

¿Quién puede invertir en pymes?

En cuanto a la otra cara de la moneda, la de los inversores, dependiendo de la plataforma de crowdlending se puede hablar de inversores particulares (retail), institucionales o ambos. Este último es el caso de October, que tiene un modelo de negocio híbrido. Actualmente cuenta con alrededor de 30.000 inversores de a pie registrados, de los cuales 15.000 son activos diariamente en la plataforma.

“A través de la plataforma invierten los inversores retail, que se conectan a los proyectos disponibles a través del móvil. Pueden invertir desde 20 hasta 2000 euros, sin comisiones y a través de 3 clicks. Y con acceso a toda la información necesaria de los proyectos”, explica de Lestapis. Los préstamos October son amortizables. Cada mes,entre el día 15 y el 20, las empresas reembolsan una parte del capital y de los intereses a los inversores.

En palabras de Lestapis, invertir en proyectos de pymes “es una forma de participación individual en la economía real. Cuando depositas tu dinero en tu banco, no sabes dónde va a parar ese dinero, pero de esta forma sabes que cada euro va a parar a una empresa determinada que lo va a invertir en un proyecto concreto para crecer”. De media, en cada proyecto que financian participan unos 3000 inversores de a pie, que suelen aportar unos 130-150 euros.

En cuanto a los inversores institucionales, “hay un porcentaje que busca otros activos en los que invertir, más allá de los tradicionales. Así fue como creamos un fondo de inversión de 200 millones de euros de préstamo diversificado a pymes europeas, que está dirigido a inversores como las compañías de seguros, a bancas privadas y planes de pensiones. Ya hemos lanzado tres versiones de este fondo y próximamente lanzaremos la cuarta, que probablemente alcanzará ya los 300 o 400 millones”. Tienen actualmente unos 50 inversores institucionales a los que les gusta este activo, e invierten en este fondo 3 millones, 5 millones… Todos los proyectos que pasan por su plataforma tienen al menos el 51% de la financiación que viene directamente de este fondo. Esto les permite por un lado ofrecer diversificación a los inversores (al incorporar empresas de distintos países, sectores, etc.) y por otro “asegurar a la empresa que tendrá el dinero para su proyecto en el tiempo acordado y al tipo de interés previsto”.

Cómo pasar la ‘criba’

Acceder a crowdlending no es tarea sencilla. Al fin y al cabo, como advierte Grégoire de Lestapis, “no somos la ‘basura’ de los bancos: yo no financio lo que el banco rechaza como riesgo. Es imposible hacer eso como empresa mediana en España no somos más listos que Santander, BBVA y La Caixa juntos”. Este experto explica que en 1 minuto dan una primera respuesta a la empresa que les contacta, en dos días se da una respuesta definitiva y en 2 semanas aproximadamente la compañía puede tener el dinero en su cuenta.

Para conseguirlo, las compañías tienen que pasar un triple filtro. “El 70% de las empresas no pasan nuestro primer ciclo, que es tecnológico vía algoritmo. El 30% pasa a una segunda fase donde pedimos a la empresa más información financiera para poder cruzarlo con otro tipo de datos no financieros; en esta criba cae aproximadamente dos tercios de las empresas que habían pasado el primer filtro. En la tercera fase, hay un factor humano de elección, en el que analizamos la capacidad de repago y las características del proyecto”. Sólo el 2% de los que contacta a la consultora lo consigue. Como concluye de Lestapis, su deber es proteger a los inversores y asegurar que las compañías consigan el capital que necesitan para sus negocios. Un enfoque necesario para que haya entendimiento y todos ganen.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando