elPeriódico economía

Sábado, 21 de septiembre del 2019

Economyz

Solo el 20% de las pymes españolas vende por internet

"La pyme no presta la suficiente atención a la transformación digital", aseguran desde Faedpyme, ante las débiles cifras de ecommerce en la pequeña empresa

Presentación del estudio sobre la situación de la pyme en España

Presentación del estudio sobre la situación de la pyme en España // Marta Gracia

Pymes

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Marta Gracia

Marta Gracia

La digitalización es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas hoy por hoy En el caso de las grandes el proceso es más fácil, por recursos que pueden destinar. Sin embargo, en el caso de las pymes se convierte en un problema. De hecho, solo 19,7% de ellas venden por internet. Un porcentaje pequeño que choca con el cambio de hábitos de consumo: el gasto de compras online subió un 34% en 2017 en España, según datos del Observatorio Cetelem.

“La pyme no presta la suficiente atención a la transformación digital”, asegura Gregorio Sánchez, director del estudio Análisis estratégico para el desarrollo de la pyme en España. En cuanto a la venta por internet hay diferencias entre pymes jóvenes y maduras, aunque el porcentaje de las jóvenes que utilizan el ecommerce también es pequeño: 28,4%.

No obstante, el 83% de las pymes cuentan con página web propia y casi el 43% tienen presencia activa en las redes sociales. Las pymes se adentran en la transformación digital por cuatro objetivos. El primero de ellos es aumentar la innovación en productos, procesos productivos o comerciales; aumentar la innovación en procesos de dirección y gestión de la empresa; disminuir costes; y mejorar la experiencia del cliente.

Por tanto, según el estudio realizado por Faedpyme, las pymes son conscientes de que la digitalización afecta casi en igual medida a todas las facetas de la empresa. Son más conscientes de esta repercusión las empresas medianas que las de menor dimensión. Esto implica que la dirección general de la empresa es la que debe asumir estos procesos de cambio que afectan a todas sus actividades.

Ángel Pérez, presidente de Faedpyme, señala que la situación de las pymes es “moderadamente positiva”, aunque reconoce que “lo menos positivo” es la cierta indefinición que existe en la transformación digital. Por su parte, Gregorio Sánchez explica que actualmente este tipo de empresas tienen el reto de avanzar en los procesos de transformación digital del negocio, pero también critica que existen trabas burocráticas para impulsar la digitalización en las pymes.

El estudio revela que la actividad innovadora en las pymes es "muy relevante", ya que el 75,4 % de las empresas han realizado cambios o mejoras en sus productos o servicios, mientras que el 60,7 % ha comercializado algo nuevo.

Expectativas de 2019

Por otro lado, el 40,9% de las pymes cree que aumentarán sus ventas en 2019, mientras que el 56,3% piensa que se mantendrán y el 2,8% prevé que disminuirán, según el informe. Respecto al empleo, el 74,4% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) sondeadas para el estudio asegura que mantuvo su plantilla en 2018, mientras que el 21,4% la incrementó y el 4,2% la redujo.

El director del informe explica que son las empresas medianas, no familiares, del sector servicios las que tienen mejores previsiones de crecimiento tanto en empleo como en ventas.

El estudio, realizado a partir de una muestra de 1.136 empresas, indica que las empresas medianas, exportadoras, involucradas en transformaciones y estrategias digitales y con autonomía financiera presentan mayores tasas de éxito en competitividad empresarial.

Sánchez ha explicado que otros puntos clave para que las pymes alcancen un mayor nivel competitivo son la apuesta por estrategias de crecimiento, la elección de una directiva profesional y el impulso de políticas de recursos humanos más formalizadas y socialmente responsables.

Para el desarrollo de la actividad y para impulsar la innovación, las pymes apuestan por la autofinanciación y han recurrido en menor medida a la financiación bancaria. Sin embargo, Sánchez ha avisado de que el elevado porcentaje de pymes que aseguran no necesitar financiación -el 35,7 % del total- "puede esconder una paralización de las inversiones".

En cuanto a la responsabilidad social, las empresas muestran "gran interés" en la implantación de acciones y políticas relacionadas con la mejora significativa de la imagen, la reputación y de los niveles de transparencia.

Al respecto, el estudio indica que las pymes españolas dan prioridad a trabajar con proveedores locales e impulsar medidas para realizar un reciclaje efectivo y consumir menos energía.

En este articulo: Transformación empresarial

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando