elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

Manuel López (InterMundial)

Manuel López

¿Cómo proteger un viaje reservado si nos llaman a una mesa electoral?

Dice el refrán que no hay dos sin tres y, ¡eso parece este 2019! El próximo 10 de noviembre los españoles tenemos una nueva cita con las urnas, con motivo de la repetición de las Elecciones Generales. Vayamos o no a votar, hay una circunstancia que nos afecta a todos los menores de 70 años: las mesas electorales que se configuran por sorteo público.

Para cada mesa se eligen los siguientes miembros: un presidente, con formación a partir de Graduado Escolar, y sus dos suplentes, más dos vocales y sus respectivos dos suplentes. Los sorteos de las mesas para las Elecciones Generales del próximo 10-N se celebrarán entre el 15 y 23 de octubre. Transcurridos tres días a partir de esta fecha, si no hemos recibido notificación alguna, podremos celebrar que ¡nos hemos librado! Pero, ¿y si sucede lo contrario? ¿Y si nos comunican que el 10-N debemos formar parte de una mesa?

Ser miembro de una mesa electoral es obligatorio, salvo que nos encontremos en alguna de las situaciones recogidas en la Ley Electoral que, la verdad, es poco flexible en este sentido.  Tenemos un plazo de siete días para alegar ante la Junta Electoral de Zona la causa justificada y documentada que nos impide aceptar el cargo. Cuando hablamos de causas justificadas nos referimos a situaciones personales, familiares y profesionales como: baja médica; embarazo a partir de seis meses o de riesgo y descanso maternal; intervención quirúrgica o pruebas clínicas relevantes inaplazables; cambio de residencia a otra Comunidad Autónoma; cuidado de familiar hasta segundo grado que no pueda valerse por sí mismo; evento familiar de especial relevancia e inaplazable; profesionales sanitarios, de protección civil, bomberos o directores de medios de comunicación e informativos que deban cubrir la jornada electoral. Todas ellas están recogidas en el BOE, donde también podemos encontrar las instrucciones para presentar un escrito de renuncia a la mesa electoral en la Junta Electoral de Zona.

Ante este supuesto de que resultemos ‘agraciados’ o, mejor dicho, forzados a participar en la también llamada ‘fiesta de la democracia’ nos surge otra duda… ¿Qué pasa si tenemos un viaje de ocio reservado? ¿Sería posible justificar nuestra ausencia en la mesa electoral? La lista de supuestos para librarse de ser miembro de una mesa electoral no es cerrada y en última instancia depende de la valoración de las Juntas Electorales de Zona. Por lo que dada la circunstancia de tener un viaje ya programado que coincida con la fecha de las elecciones, tenemos derecho a justificarlo aportando en cualquier caso todo tipo de documentación que apoye nuestra solicitud y el perjuicio económico que nos ocasionaría perder los billetes. Conviene tener en cuenta que es probable que siendo un viaje de placer sin relación alguna con un evento familiar de relevancia o inaplazable como podría ser el caso de una boda, nuestra alegación no llegue a prosperar. 

Actualmente algunos hoteles permiten contratar sus servicios  bajo la cobertura de recuperación de gastos de cancelación. En el caso de aerolíneas, entradas o excursiones contratadas tienden a penalizar con el 100% del coste. Por tanto, si el hecho de resultar elegidos nos obligase a anular o posponer un viaje de placer, sólo un seguro de viaje con cobertura de cancelación nos cubriría todos los gastos originados y sería la alternativa para que en ningún caso perdiéramos la cuantía económica ya desembolsada. Todo ello siempre y cuando éste haya sido contratado antes de producirse el motivo de la cancelación.

Algunos pensaréis: ¿Y si nos hacemos los olvidadizos y directamente no acudimos el 10-N a las 8 de la mañana al colegio electoral? Atención, porque las consecuencias de no acudir a la formación de la mesa sin alegar y documentar la causa, conforme la Ley Electoral, puede conllevar pena de prisión de 3 meses a un año o una sanción administrativa de 6 a 24 meses. Además, la sanción económica la decide el magistrado que juzgue el caso y varía en cada sentencia. En conclusión, fingir el despiste tampoco es una opción recomendable.

En InterMundial sabemos bien de lo que hablamos, ya que en las dos convocatorias electorales anteriores, las pasadas elecciones generales del 28 de abril y los comicios municipales, autonómicos y europeos del 26 de mayo, más de uno y de dos viajeros tuvieron que cancelar sus planes vacacionales para responder a su obligación ciudadana. La cuantía media de reembolsos por viajero realizados por InterMundial ascendió a 500 euros, entre cancelaciones de vuelos o cruceros y reservas hoteleras perdidas.

Resumiendo, si tienes programado un viaje o vas a hacerlo próximamente y la fecha de ida, vuelta o estancia coincide con el 10 de noviembre, ya sabes a lo que te arriesgas y la opción de asegurarlo que deberías contemplar para evitar sorpresas y, sobre todo, gastos innecesarios.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando