elPeriódico economía

Lunes, 23 de septiembre del 2019

Economyz

Joshua A. Aguilar

joshua-aguilar

'Bootstrapping' a la hora de emprender

*Joshua A. Aguilar es CEO de Earth Technologies LLC y autor del libro 'El millonario de Silicon Valley'

Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social sobre las empresas inscritas en la Seguridad Social en mayo de 2019 hay registrados 1.556.030 autónomos en España, es decir, emprendedores, personas que han decidido lanzar un proyecto propio. Todos los emprendedores buscan alcanzar el éxito personal y profesional. Para ello, probablemente, se valdrán de sus talentos y de aplicar principios básicos del dinero como por ejemplo el bootstrapping.

¿Qué es el 'Bootstrapping' y en qué consiste?

En el área de los negocios, el bootstrapping significa ejercer alguna actividad emprendedora con nuestros propios ahorros y los ingresos generados por la facturación, en lugar de depender de financiación externa.

En el momento de empezar un negocio, hay demasiadas incertidumbres a las que se suma tener que devolver un préstamo. Las entidades bancarias quiere recuperar su dinero, no ver si has triunfado o alcanzado tus sueños. Mark Cuban, billonario y famoso tiburón en el programa de televisión Shark Tank lo sintetiza muy bien en esta frase: “El 99 % de los negocios no fracasa por falta de capital, fracasa por falta de inteligencia o esfuerzo”. Con estas afirmaciones, Mark Cuban transmite un mensaje: los buenos emprendedores son aquellos que usan el bootstrapping para escalar sus negocios.

En definitiva, el término bootstrapping podría resumirse en empezar algo sin recursos o con muy pocos y, por lo tanto, alejarse de los préstamos.

En este punto, los principales medios con los que uno cuenta son la creatividad y el ingenio como motores de movimiento. La principal herramienta para crecer no debe ser el dinero, sino la creatividad.

¡Piénsalo! Si tu negocio tiene potencial, a través del bootstrapping encontrarás los medios para hacerlo realidad. Plantéate cuánto dinero necesitas para llevarlo a cabo como último paso y evita endeudarte innecesariamente.

Las deudas se terminan convirtiendo en nuestros peores enemigos y en el mayor aniquilador de sueños. Así que, toma nota de esta premisa y aplícala en tu vida: si no puedes comprar algo, entonces no lo compres. Un estudio reciente sobre el dinero y la felicidad, elaborado por Thomas Gilovich, profesor de psicología en Cornell University, manifiesta que compramos cosas para ser más felices, y lo conseguimos, pero solo es placentero por un tiempo, mientras que las experiencias con el tiempo se vuelven parte de tu identidad. De manera que, en vez de comprar algo material, te recomiendo que adquieras tu felicidad invirtiendo en experiencias como viajar, practicar un deporte o realizar cosas nuevas. Tal y como revela el estudio de Gilovich, aun las experiencias negativas se vuelven positivas con el tiempo, porque las experiencias te conectan con las personas, mientras que los objetos no.

La práctica del bootstrapping tiene ventajas e inconvenientes como suele ocurrir en todos los casos. Entre sus ventajas, la más clara es no tener que depender económicamente de terceros, y, por lo tanto, disfrutar de una situación favorable de partida al no estar endeudados. Por supuesto, la aplicación de esta alternativa nos ayudará a fomentar nuestra creatividad y a fomentar una cultura de ahorro poco presente en la sociedad actual caracterizada por el fuerte consumismo.

Sin embargo, y dado que un principio básico de este modelo es la autofinanciación, debemos tener en cuenta que al no contar con financiación nuestros recursos serán menores y, por lo tanto, el crecimiento inicial será más lento. Todos los recursos generados en el negocio irán destinados a mejorar el producto o servicio al menos hasta conseguir consolidar el proyecto. En estos casos, es aconsejable compaginar el bootstrapping con otra fuente de ingresos mientras se trabaja en la idea de negocio.

Así que, tendrás que entrenar tu paciencia para no frustrarte ni venirte abajo.

¡Dale tiempo al tiempo! ¡Apuesta por el bootstrapping y aléjate de los préstamos!

En este articulo: Autoempleo Emprender Emprendimiento

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando