elPeriódicoeconomía

Miércoles, 16 de enero del 2019

Economyz

¿Qué es lo que esconde tu factura de la luz?

Conocer el significado de los términos en los que se desglosa nuestra factura de la luz es clave para ahorrar energía y ajustar los gastos. Te contamos lo que significan conceptos como peaje de acceso, potencia contratada o mercado libre

Según datos de la OCU, solo 1 de cada 10 consumidores conoce realmente el significado de la terminología que aparece en su factura de la luz.

Según datos de la OCU, solo 1 de cada 10 consumidores conoce realmente el significado de la terminología que aparece en su factura de la luz. // Diz Play

Tu Bolsillo

FACTURA ELÉCTRICA

nieves-ruiz-bn

Nieves Ruiz

Según datos de la OCU, solo 1 de cada 10 consumidores conoce realmente el significado de la terminología que aparece en su factura de la luz. Este desconocimiento puede llevarnos a que paguemos más por nuestros recibos, o que tengamos contratada una potencia superior a la necesaria. Una falta de información que según la organización de consumidores, favorece a las compañías eléctricas. 

El recibo de la luz nos muestra dos tipos de costes: uno por el que pagamos por cada kW de potencia que hemos contratado, y otro variable que dependerá de la electricidad consumida. A esta cifra habrá que sumarle los impuestos o el alquiler de los contadores entre otros costes.

Según la OCU, estos son los principales conceptos que podemos encontrarnos en nuestras facturas de la luz:

1. Nombre de la compañía: nos permite conocer si estamos en el mercado libre (con el que cada compañía eléctrica puede fijar sus propias tarifas), o en el regulado (mediante el cual todas las compañías estructuran de la misma manera las facturas).

2. Periodo de consumo: cambia de bimestral a mensual desde el momento en que tenemos instalado el nuevo contador con telegestión.

3. Fecha de límite de pago: fecha límite para poder hacer nuestro pago, en ejemplo se trata de dos semanas después de la fecha final del periodo de consumo

4. Potencia contratada: por lo general la potencia contratada oscila entre 3.3 y 4.6kW. Por debajo de 3 se puede pedir el bono social, y por encima de 10kW, ya no se tiene derecho a la tarifa PVPC del mercado regulado.

5. Referencia del contrato de suministro: se trata de un dato fundamental de identificación, aunque a veces es más importante el conocido como CUPS (Código Unificado de Punto de Suministro), que identifica tu instalación aunque cambies de compañía.

6. Peaje de acceso: la tarifa peaje se calcula en función de la tarifa contratada. El número 2.0 hace referencia a que es menos de 10kW, y certifica si tienes o no tarifa de discriminación horaria (DHA o A). A través de esta tarifa pagas por el uso de las redes de transporte, las de distribución, y otros costes regulados.

7. Facturación por potencia contratada: cuanto más potencia contrates, más alto será el precio que deberás pagar. Este dato comprende el peaje y el margen de comercialización (4€ al año por kW contratado). Se averigua multiplicando los kW contratados, por el precio diario y el número de días facturados.

8. Facturación por energía consumida: Se paga por lo que realmente has consumido. En el mercado regulado se divide entre tarifa de acceso (0,044027 €/kW para la tarifa del ejemplo 2.0A), y el coste de la energía en el mercado mayorista (este coste va cambiando en cada factura).

9. Impuesto sobre la electricidad: 5,11269632% (según el ejemplo)

10. Alquiler de equipos de media: Se calcula multiplicando el número de días de facturación (en el ejemplo 27 días), por el precio del alquiler del contador (0,0226630€/dia en el ejemplo).

11. IVA: Se aplica el tipo impositivo del 21% a la suma total de la factura (en el ejemplo).

En este articulo: Consumo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando