elPeriódico economía

Miércoles, 22 de mayo del 2019

Economyz

Así es el Tinder de los contactos profesionales que quiere plantar cara a LinkedIn

Imagina que pudieras hallar contactos interesantes para tu red de una manera tan sencilla, como la que usa Tinder para poner en común a sus usuarios

Así es el Tinder de los contactos profesionales que quiere plantar cara a LinkedIn

Wonderloop (Imagen cedida)

Startups

APP WONDERLOOP

Alberto Payo

Alberto Payo

Con más de 610 millones de usuarios en todo el mundo -y unos 11 millones de ellos en España- LinkedIn es la red social profesional por antonomasia para hacer networking y conocer a contactos relevantes que te permitan impulsar tu carrera. Algunas rivales como Xing o BeBee han intentado hacerle sombra pero, pese a sus esfuerzos, no lo han conseguido.

Sin embargo, eso no significa que no existan otras plataformas o aplicaciones útiles para ampliar tu red o agenda y con una dinámica de utilización mucho más sencilla. Porque si hay que achacarle algo a Linkedin es que, desde su creación, en 2002, no ha invertido mucho en mejorar su experiencia de uso o sus tentativas en este sentido han sido un poco infructuosas.

Una de estas apps es Wonderloop. Esta herramienta combina varios aspectos que ayudan a que las interacciones entre los usuarios sean muy simples e intuitivas. En primer lugar, prescinde de esas largas descripciones propias de los perfiles de Linkedin y de las biografías. Ni siquiera es necesario subir una foto. Los usuarios de Wonderloop solo deben rellenar su nombre, ubicación y algunas etiquetas que puedan definir su persona, profesión, especialidad o sector.

La clave: vídeos de 20 segundos

Todos esos datos que habitualmente están presentes en Linkedin y que en esta aplicación se han borrado de un plumazo, se pueden comentar de forma audiovisual. Porque el principal atractivo de Wonderloop es que los usuarios pueden grabar un vídeo de hasta 20 segundos para presentarse, venderse o contar lo que quieran respecto a su trayectoria, habilidades, puesto, intereses, etc. Se trata de un pequeño elevator pitch personal en toda regla, aunque en este caso no dirigido a los inversores, sino a otros profesionales.

Por cada videoperfil, además, se genera una URL. Así, los profesionales tienen la oportunidad de compartirlos en otras redes sociales o incluirlos en la firma de sus correos corporativos.

Esta característica va en línea con la evolución sufrida por el mercado del recruiting y los Recursos Humanos. En los últimos años han surgido servicios que facilitan a los candidatos la posibilidad de crear su propio videocurrículum. Además, los profesionales centrados en la búsqueda de talento valoran las videopresentaciones como una manera de diferenciar a los postulantes y también ahorrar trabajo a los reclutadores.

El Tinder de los profesionales

Para describir Wonderloop a aquellos que no conozcan la app, podría decirse que es una mezcla entre Linkedin, las Stories de Instagram y Tinder. De la famosa aplicación de citas Wonderloop se ha apropiado de su característico sistema de ‘swipe’. Así, tras visionar -o no- los microvídeos de presentación, los usuarios pueden optar por deslizar la pantalla a la derecha si un contacto en particular les interesa o deslizarla a la izquierda si no encuentran ningún tipo de afinidad o conexión con éste.

Además de esta interfaz de tarjetas que van apareciendo, los usuarios también pueden realizar las búsquedas de contactos -con un potente motor- a través del nombre, la localización, la industria o las habilidades.

Otra de las ventajas que tiene el servicio es que los usuarios pueden introducir o presentar algún contacto a otro contacto para que ambos hagan su propia conexión. Es decir, una especie de ‘los amigos de mis amigos son mis amigos’ en toda regla.

Wonderloop está disponible por el momento solo en la App Store y para disfrutar de ella es necesario recibir una invitación de alguien que ya sea miembro. La app se puede utilizar de forma totalmente gratuita.

Una startup con una sola fundadora

En cuanto a la startup que hay detrás del servicio, Wonderloop se creó en San Francisco en 2014 gracias a la iniciativa de la emprendedora noruega Hanna Aase. Hasta la fecha, la empresa emergente solo ha levantado 200.000 dólares de financiación.

En la web de la aplicación Aase explica que desde su fundación han pretendido que “Wonderloop sea como la vida real, fomentando que en cada nueva conexión lo que salga de ella no pueda ser decidido por la tecnología, sino únicamente por el uso de nuestra intuición y preferencia personal”.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando