elPeriódico economía

Jueves, 18 de abril del 2019

Economyz

¿Qué es el bono social de electricidad?

El bono social implica una rebaja en las facturas eléctricas para aquellos hogares con menos recursos. Viene a sustituir al anterior, por lo que quienes disfrutaban de él han podido acceder a esta nueva ayuda

El bono social implica una rebaja en las facturas eléctricas para familias en situación vulnerable.

El bono social implica una rebaja en las facturas eléctricas para familias en situación vulnerable. // Unsplash

Sostenibles

RECURSOS ENERGÉTICOS

nora-benito-bn

Nora Benito

La pobreza energética, o la falta de acceso a recursos tan básicos como los energéticos, afecta a alrededor 4,6 millones de personas en España, según las cifras que maneja la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). Para hacer frente a este problema y dar apoyo a las familias con menos recursos, el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de octubre el nuevo bono social.

Tal y como informa el Ministerio de Transición Ecológica en una web específica creada para este fin, el bono social de electricidad implica un descuento en las facturas eléctricas para las viviendas en situación vulnerable que cumplan una serie de requisitos.

¿Y en qué consiste exactamente esta ayuda? ¿Cuáles son los requisitos para adquirir el bono social? ¿Quién puede acceder a él? ¿Cómo solicitarlo? A continuación despejamos todas las dudas con respecto a este tipo de subvención.

UNA REBAJA EN LA FACTURA ELÉCTRICA

¿En qué consiste el bono social? Se trata de un descuento del 25 por ciento para aquellos que habiten en hogares vulnerables y un 40 por ciento para quienes vivan en situación vulnerable severa y que cumplan con una serie de requisitos personales y de renta. Además, deben contar con una potencia que sea inferior a 10kW y tener contratado el PVPC.

Es decir, que los beneficiarios pagarán directamente el precio de la energía y los impuestos, sin demás servicios que generalmente se incluyen en estas facturas. Asimismo, en el caso de aquellos consumidores que se encuentran en riesgo de exclusión y se ven ayudados por los servicios sociales es la administración quien debe asumir al menos la mitad de su factura. Si en un momento dado no pudieran realizar el pago, su suministro eléctrico no podrá ser cortado.

CASOS DE IMPAGO DE FACTURAS

Generalmente, en caso de impago de las facturas el plazo para hacer frente es generalmente de dos meses, pero los consumidores que estén acogidos al bono social tienen más tiempo: disponen de cuatro meses para realizarlo.  

Existen otros casos en los que no se podrá cortar la electricidad en caso de impago mientras se esté acogido al bono social: a aquellas familias que cuentan con un menor de 16 años, en las que haya alguna persona con discapacidad igual o superior al 33 por ciento o que cuenten con una persona con un grado de dependencia II o III.

¿CÓMO SOLICITARLO?

¿A quién se puede solicitar? Directamente a Endesa, Iberdrola, EDP, Viesgo o alguna otra compañía eléctrica a través de correo postal o electrónico, por teléfono o fax y siempre para un domicilio habitual.

No obstante, cabe tener cuidado ya que el bono social debe ser renovado cada dos años a excepción de las familias numerosas, que no se verán obligadas a realizar dicha gestión.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando