elPeriódico economía

Miércoles, 22 de mayo del 2019

Economyz

En qué hay que fijarse para comprar acciones de una compañía

Los iniciados en el mundo de la bolsa siempre dudan sobre los procedimientos que tienen que seguir a la hora de invertir. Por qué seleccionar un valor y no otro resulta absolutamente importante

A la hora de invertir, es fundamental valorar toda la información

A la hora de invertir, es fundamental valorar toda la información // Lorenzo Cafaro / Pixabay

Mercados

CONSEJOS PARA INVERTIR

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Los criterios para apostar por determinadas acciones se antojan fundamentales para obtener un mayor volumen de rentabilidades, pero también para evitar pérdidas potenciales. En el mundo de la bolsa no existe la gallina de los huevos de oro. Dicho de otra manera, no hay inversión que garantice tener un retorno sobresaliente sin tener que correr ningún tipo de riesgo durante el proceso en el que tomamos nuestras decisiones. Esa es la razón por la que, ante propuestas sobre grandes beneficios por encima del mercado, lo primero que hay que hacer, según apuntan desde BBVA, es “actuar con cautela, no creerse nada de lo que nos han contado e informarse”.

De igual modo, si en tu análisis de una empresa sólo observas fortalezas, “cuestiónate a ti mismo”, añaden desde la entidad. Y es que, tal y como valora, ese tipo de compañías “sólo existen en los cuentos”.

La importancia del análisis fundamental

En opinión de Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, cuando se va a invertir en acciones hay que mirar “el análisis fundamental”. Dentro de esto, dependiendo del sector, hay que mirar “unas variables u otras”. Por ejemplo, si es un banco se suelen mirar más el margen de interés o la rentabilidad; pero si el valor pertenece al sector asegurador los ingresos provenientes de las primas, etc.

Carbonell considera que, además, siempre hay que “mirar el nivel de deuda que tiene la compañía y el flujo de caja del que dispone”, cuando se quiere comenzar a invertir. Eso sí, teniendo en cuenta que no siempre esto se cumple, puesto que, según explica, “el mercado también valora las expectativas”.

Esto es algo que se puede ejemplificar con Inditex, que tiene una deuda inexistente y mucha liquidez, pero el mercado la castiga en muchas ocasiones porque “ya descuenta en el precio de sus acciones unos beneficios altos, unos ingresos altos y una gran capacidad de caja”. Por tanto, sus expectativas son “altas” y cuando no las cumple sus acciones se resienten.

A favor de la tendencia observando los gráficos

Según José Luis Cárpatos, director de Globalia Inversiones Eafi, el mejor método para invertir es, además de utilizar el análisis fundamental, basarse en el análisis técnico. Si estamos hablando de largo plazo, sostiene, “el primer filtrado lo deberíamos hacer por el PER y CAPE aún mejor. Está más que demostrado científicamente que comprar con CAPE bajo siempre da muchos mejores rendimientos”.

Así las cosas, una vez que tengamos candidatos, hay que “irse al gráfico y entrar solo en aquellos valores que tengan configuraciones alcistas o proyectos para formarlas (en este caso habría que esperar a la confirmación)”, dejando totalmente de lado “a quien no se encuentre bajo estas características”.

Un filtro de largo plazo tremendamente efectivo, tal y como valora Cárpatos, “es no entrar si el índice bajo el que está el valor está en un gráfico de meses por debajo de su media mensual de 10 meses”. Pues esto nos terminará de centrar en el “marco general”.

Asimismo, el PER, la rentabilidad por dividendo, con más parámetros del análisis fundamental o los diferentes sistemas de análisis técnico son indicadores sobre la acción, “no un oráculo que nos dice sin margen de error cuándo comprar o vender, o el futuro del título”, agregan desde BBVA.

Hay que mantener a raya las emociones

Llegado el momento de entrar efectivamente en el mercado y comenzar a operar, conviene “invertir a favor de tendencia”, sostienen desde la entidad. Los precios de las acciones se mueven siempre en tendencias, algunas fáciles y otras más difíciles de identificar, que pueden durar años y que es recomendable seguir. A este respecto, Cárpatos afirma que entrar por corazonadas, recomendaciones de amigos y situaciones similares “es muy peligroso y suele terminar de bastante mala manera”.

En este punto conviene “ser paciente antes de aventurarse a identificar un cambio de tendencia”, dicen desde la entidad bancaria. Por tanto, una vez tomadas todas estas decisiones, concluye Cárpatos, “hay que colocar un stop loss y poner un objetivo”, de tal modo que el beneficio posible debe ser “al menos dos veces o más el riesgo asumido”.

Si logras mantenerte a salvo del llamado sentimiento de mercado será más fácil identificar oportunidades de inversión precisamente por un exceso o defecto de sentimiento. El control de las emociones marcará tu éxito en el largo plazo.

En este articulo: Bolsa

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando