elPeriódico economía

Jueves, 18 de abril del 2019

Economyz

¿Va a cambiar la inteligencia artificial la relación con nuestro abogado?

El sector legal también se está viendo afectado por los avances tecnológicos, con herramientas como la Inteligencia Artificial, el Big Data y la robótica. Los expertos ya hablan de un 30% de automatización de los servicios jurídicos

De Izda a Derecha, José Medina, director de tecnología de Wolters Kluwer, Eugenia Navarro, profesora de Estrategia y Marketing Jurídico de ESADE, Carlos Sáiz, vicepresidente de Ecix Group, y Santiago Gómez, director de Tecnología de Uría Menéndez.

De Izda a Derecha, José Medina, director de tecnología de Wolters Kluwer, Eugenia Navarro, profesora de Estrategia y Marketing Jurídico de ESADE, Carlos Sáiz, vicepresidente de Ecix Group, y Santiago Gómez, director de Tecnología de Uría Menéndez. // ESADE Communications

Innovadores

TECNOLOGÍA APLICADA AL DERECHO

nieves-ruiz-bn

Nieves Ruiz

Si pensamos en los despachos de abogados, imaginamos mesas cubiertas de centenares de papeles con escritos judiciales de difícil desglose. Sin embargo en los últimos años, el sector legal se está renovando para adaptarse a los nuevos avances de la tecnología y reducir los papeleos.

Según el informe Innovación en la Abogacía de los Negocios, de Lefebvre, herramientas como la Inteligencia Artificial, la robótica, el Big Data y el Blockchain entre otras, están comenzando a implementarse en los despachos jurídicos.  

Según datos del informe, estas tecnologías han logrado reducir la gestión documental, y el tiempo que los abogados dedican a la evaluación de los riesgos. Además pueden predecir con éxito el resultado de las resoluciones judiciales, y agilizar las labores más automatizadas como el análisis de datos y cláusulas jurídicas.

“Los expertos ya hablan de un 30% de automatización en los servicios jurídicos. En los próximos años probablemente veremos un menor número de firmas, pero las que queden estarán organizadas de manera diferente”, afirmaba Eugenia Navarro, profesora de Estrategia y Marketing Jurídico de ESADE Law School, durante la jornada El Impacto de la IA en el Sector Legal, organizada por ESADE.

Lo quee stá claro es que las máquinas superarán a los abogados cuando haya que analizar cantidades ingentes de datos, y hagan falta patrones ya predictivos. Sin embargo los expertos coinciden en que los robots no serán nuestros futuros abogados.

“Todavía estamos en el Neanderthal de la Inteligencia Artificial”

Según afirma Santiago Gómez, director de Tecnología e Innovación de Uría Menéndez, “los robots van a quitar el trabajo de aquellos que trabajen como robots”. Esta afirmación afectaría a “aquellas tareas más repetitivas, como el análisis de todos los datos en un proceso judicial”, según añade Rosalina Díaz, presidenta e Wolters Kluwer España.

Sin embargo esta sustitución va a ser gradual, ya que según comenta Carlos Saiz, vicepresidente de Ecix Group, “todavía estamos en el Neanderthal de la Inteligencia artificial”. Eso sí, hay muchos tipos de aplicaciones que van a aportar mejoras en el sector legal, “tanto las puramente de research o búsqueda de información, como las de predicción, que serán utilizadas para poder anticiparse a las distintas probabilidades y resultados de un proceso”.

“Un despacho pequeño tendrá la misma capacidad que uno grande”

El Big Data será la herramientas tecnológica que más valor aportará en el ámbito jurídico: “Nos dará la posibilidad de almacenar millones de datos legales, y poder acceder a ellos en tiempo real”, según afirma José Medina, director de Tecnología de Wolters Kluwer España y Portugal.

Una agilización en los casos, que ya demandan los clientes. “Ya no podremos decirles que hemos estado cientos de horas revisando documentos, porque esto lo van a hacer las máquinas”, añade Carlos Sáiz. Además tampoco habrá excusa de tamaños, ya que “gracias a la integración de la Inteligencia Artificial, un despacho pequeño de abogados va a tener la misma capacidad que un despacho grande”, añade Santiago Gómez.

“El abogado del futuro: creativo y digital”

A la pregunta de cuál será el valor que marcará nuestra diferencia con las máquinas, los expertos lo tienen claro: La creatividad. “Tendremos que ser creativos, ya que aquí ganaremos con ventaja a las máquinas. Esta imaginación va a ser fundamental, porque los humanos estaremos relegados a solventar los problemas más complejos” comenta Carlos Sáiz. Además el abogado del futuro tendrá que ser digital, aportar valor, y saber vender su trabajo”, añade.

La colaboración con el cliente, en este entorno digital, va a ser uno de los grandes caballos de batalla. “Los clientes ya te piden que seas un buen abogado y que además se lo pongas fácil. Empiezan a estar hartos de los mails, por lo que tendremos que ponernos las pilas para ofrecerles alternativas”, comenta Santiago.

¿Hacia dónde se dirige el futuro?

Según predice Santiago Gómez, a corto plazo vamos a ver cada vez más sistemas de interacción por voz. Además aparecerá en breve el reconocimiento de textos y la mejor especialización de la Inteligencia Artificial.

Estos avances tecnológicos no sólo servirán para mejorar la actividad de los despachos de abogados. El Ministerio de Justicia y los Tribunales también se están adaptando a los nuevos tiempos, implementando la Inteligencia Artificial para mejorar sus fallos judiciales.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando