elPeriódico economía

Miércoles, 22 de mayo del 2019

Economyz

El futuro de la economía y el trabajo visto a través de los ojos de un científico

Michio Kaku es uno de los divulgadores científicos y futuristas más conocidos del mundo. Este físico teórico, que vaticina que el futuro de Internet será conectar nuestras mentes o digitalizar nuestros cuerpos, comparte su visión para el mercado laboral

El divulgador científico Michio Kaku, durante una conferencia ofrecida en la Campus Party de Curaçao, Brasil.

El divulgador científico Michio Kaku, durante una conferencia ofrecida en la Campus Party de Curaçao, Brasil. // Campus Party Brazil (CPB)

Futuro

NUEVO PARADIGMA

Alberto Payo

Alberto Payo

Todos nos hemos preguntado cómo será el futuro de la humanidad en algún momento y visto películas de ciencia ficción que nos han hecho soñar con él. Algunas de estas innovaciones que solo eran quimeras se han ido haciendo realidad gracias a creadores, inventores y emprendedores. Pero también hay otras figuras cuyo papel es observar la realidad, las tendencias y hacer sus particulares predicciones sobre qué va a acontecer en los campos científico y tecnológico. Michio Kaku es uno de ellos. El futurólogo ha impartido una conferencia en Viena (en el marco del Enteprise World Europe 2019) en la que ha hablado de muchas de las innovaciones que están llegando y que pueden llegar, incluyendo aquellas que competen al mundo empresarial y al consumo.

Kaku cree que estamos realizando un viaje hacia el ‘capitalismo perfecto’, que se caracteriza porque en él el consumidor lo conoce todo sobre un producto. Además, este concepto se ampliaría en los próximos años ya que tendremos un conocimiento “infinito” tanto de la demanda como de la cadena de suministro. Aunque el científico no lo citó expresamente, algunas tecnologías, como el blockchain ya están facilitando la trazabilidad de los productos, los alimentos, las informaciones o las transacciones económicas, permitiendo mayor transparencia.

Por otro lado, el físico ha puesto el énfasis en el enfrentamiento de dos modelos: el capitalismo intelectual frente al capitalismo commoditizado. Afirma que estamos ante un nuevo paradigma donde los principales recursos son más culturales que físicos o primarios. En este sentido, habla de que países como Reino Unido obtienen más ingresos del rock and roll que de la minería, aludiendo a lo que comentaba hace unos años Tony Blair.

En este capitalismo ‘perfecto’ que está llegando habrá perdedores, pero también ganadores. Kaku identifica a los primeros como aquellos profesionales que hacen trabajos muy repetitivos. Así, pone de manifiesto que este tipo de puestos ya están siendo ocupados por robots en algunos países como Japón. Las labores muy mecánicas podrían ser desempeñadas en el futuro en gran medida por máquinas.

Las profesiones que seguirán siendo indispensables

Para el científico, habría tres categorías de ganadores. Todos aquellos profesionales que lleven a cabo trabajos semimanuales, los que impliquen interacciones o habilidades humanas y los que estén relacionados con el capitalismo intelectual serán los triunfadores del cambio que se va a producir en el ámbito del trabajo. “Los trabajos del futuro serán aquellos que los robots no podrán realizar”, asegura. Así, no duda en que el expertise, la creatividad, el liderazgo o la empatía siempre serán indispensables y tendrán mucho valor como algo inherente al ser humano.

El futurista es consciente de que la IA puede aportarnos en el lugar de trabajo cosas como la analítica, los algoritmos, la minería de datos, el Big Data, los patrones de reconocimiento o los motores de búsqueda, pero pronostica que nunca no nos dará creatividad, robots humanoides, emociones humanas y personalidad.

En este marco, Kaku cree que algunas profesiones y oficios continuarán manteniendo su esencia y no desaparecerán por la irrupción de los robots en el mundo laboral. Los carpinteros o los fontaneros, que hacen tareas semimanuales seguirán existiendo. Los abogados, consejeros, enfermeras y profesores, cuyos trabajos se basan en interacciones humanas y contacto con personas, también permanecerán. Además, aquellos que creen un valor intelectual, como los analistas, científicos, artistas o literatos también tendrán un lugar en el horizonte profesional que está por llegar.

Para el experto, quizás no tenga tanta trascendencia plantearse la supervivencia de estos puestos como las posibilidades laborales que están por llegar, las oportunidades profesionales que se pueden generar en torno a algunas innovaciones. Muchos de los puestos de trabajo de los próximos 20 años aún no se han creado. Kaku ha hablado entusiasmado de la computación cuántica, las biopsias líquidas, el crecimiento de órganos de manera artificial, la telepatía y la telekinesis, la transmisión de recuerdos a soportes de almacenamiento, Internet conectado mediante nuestros cerebros o la posibilidad de fotografiar sueños.

“Cada revolución tiene ganadores y perdedores. Vosotros, los capitalistas intelectuales, sois lo que el futuro necesita”, ha concluido el científico. “

En este articulo: Big Data I+D Innovación

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando