elPeriódico economía

Jueves, 21 de marzo del 2019

Economyz

De moto a silla: así transforma Bel&Bel la vieja movilidad en mobiliario

La economía circular está impulsando que objetos y marcas de culto tengan una segunda vida. Es precisamente lo que hace un estudio-taller barcelonés denominado Bel&Bel, que se ha especializado en transformar motos y coches antiguos en piezas de mobiliario

La empresa de Barcelona Bel&Bel fabrica mobiliario usando motos y coches antiguos. En la imagen, sus sillas Vespa.

La empresa de Barcelona Bel&Bel fabrica mobiliario usando motos y coches antiguos. En la imagen, sus sillas Vespa. // BelBel (Foto cedida)

Entorno

Economía circular

Alberto Payo

Alberto Payo

Bel&Bel está fundado por Carles Bel y Jesús Bel, dos mentes creativas que no son hermanos ni tienen ningún lazo de parentesco, pero que generaron uno al cruzarse sus vidas. La empresa nació en 2005. “Tenemos un apellido que no es muy usual y por eso nos hizo mucha gracia al conocernos. Antes de la universidad ya coincidimos en estudios y luego estudiamos Bellas Artes juntos. Fue al acabar la carrera cuando montamos esto como un estudio creativo”, explica Carles Bel para BYZness.

“Empezamos reciclando y haciendo piezas que a nosotros nos gustan, pero que luego han tenido mucha buena aceptación de público”. Algunos de estos objetos que han ido construyendo por su propia afición han acabado despertado interés y por ello han decidido comercializarlos.

Las sillas Vespa son su ‘best seller’

Su artículo más vendido son las sillas Vespa, que se producen a petición de los clientes y que ofrecen en varias customizaciones posibles, incluyendo una versión con “luces intermitentes funcionales”. “Las sillas son una autentica edición limitada. Las hacemos por encargo al gusto y colores elegidos por el cliente. Se trabajan artesanalmente una a una y solemos tardar de 1 a 2 semanas en completar el pedido”, cuenta Carles.

Uno de los clientes más grandes para los que trabajan este curioso elemento de decoración y mobiliario es el gigante tecnológico Google. La firma de Mountain View se puso en contacto con el equipo de los Bel para pedirles algunas unidades de sus sillas para sus oficinas en EE.UU y posteriormente en otras sedes, como en Italia.

También han producido algunas piezas para Virgin, Discovery Channel, TV3, el festival Sónar, el museo CaixaForum, la productora ElTerrat o Atresmedia Televisión. Sus creaciones encajan perfectamente entre los originales decorados televisivos. Los clientes que suelen hacerles encargos son empresas “modernas o con un look más enfocado al reciclaje”, pero también tienen muchos clientes particulares aficionados al coleccionismo o al diseño. Bel asegura que sus diseños tienen éxito especialmente en Asia.

“Normalmente estamos relacionados con cosas muy eco y cool y nos encuentran por eso. Somos muy pequeños, pero tenemos mucha difusión a nivel mundial. Vendemos poco, pero por todo el mundo”, señala el cofundador de Bel&Bel. “Siempre son ediciones limitadas porque estamos a medio camino entre lo artístico y el diseño industrial, pero no hacemos mucha tirada”.

Para conseguir producir más acaban de lanzar junto a otra empresa una iniciativa llamada ‘Bel&Bel Little Bit Factory’, una fórmula para “llegar a más público”. Esta idea surgió a raíz de la buena acogida que ha tenido su ‘Z-Scooter’. La Z-Scooter es una scooter eléctrica auto-equilibrada que está a medio camino entre la Vespa original creada por Corradino d¿Ascanio y un segway. La scooter, que están produciendo con el kit de Ninebot, incluso da la posibilidad de controlar algunos parámetros a través de una aplicación móvil.

El estudio no solo produce Z-Scooter para venta, sino también como servicio. Así, han generado un modelo de pequeñas franquicias en las que las compañías se hacen con flotas completas de scooters eléctricas para alquilarlas a los turistas que deseen recorrer las ciudades. Bel&Bel puede personalizar cada vehículo con su logotipo y colores corporativos e incluso se encarga de decorar el interior de los locales o tiendas con sus diseños. Esta fórmula la han trasladado a países como Portugal o Costa Rica.

Su siguiente proyecto: un coche volador

Hace unas semanas Bel&Bel estuvo en el candelero por la creación de una réplica funcional de la S-Cargo, una moto mono-rueda que aparecía en la popular serie de animación japonesa Bola de Dragón y que solía ser usada por Launch, un personaje que cambiaba de personalidad y de color de pelo solo con un simple estornudo. “Estamos muy enfocados en las propuestas mono-rueda, porque nos parece algo bastante revolucionario y funciona muy bien. El nuestro es de tamaño superior y es un vehículo que resulta muy cómodo para pequeños desplazamientos”, destaca Carles.

Pero la moto de Bola de Dragón no es el proyecto ‘más loco’ que están abordando desde Bel&Bel. La compañía barcelonesa se está esmeraándose en conseguir un bólido que bien podría aparecer en una película de Star Wars, una continuación de Regreso al Futuro o alguna cinta de temática steampunk: un Roll Royce volador. “Queremos fusionar arte y tecnología. Es un proyecto muy guapo de hacer el coche volador con el que todas soñábamos y nos decían que en el 2020 estaría aquí. Queremos hacer una escultura, pero real, que pueda volar”, aclara Carles.

Para conseguirlo que esta idea que parece de ciencia ficción sea una realidad están experimentando con “un electroimán para hacer levitación magnética o también con superconductores, que es un material que ahora está muy en boga. Trabajas bajo cero, con unas temperaturas de -170 grados, pero está evolucionando mucho. Lo enfrías con nitrógeno líquido para conseguir la temperatura y el material se comporta como un imán, pero en realidad es un superconductor”.

Además Bel&Bel está metida ‘en faena’ en otros campos. Están fabricando un triciclo eléctrico y han adquirido piezas de aviación y aeronáutica (como alas de un avión) para reconvertirlas en mobiliario y que cualquiera pueda tener en su casa u oficina una decoración ‘de altos vuelos’.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando