elPeriódico economía

Miércoles, 22 de mayo del 2019

Economyz

El 'secreto' de Google para que las multas no le descuadren las cuentas

La Comisión Europea ha multado por abuso de posición dominante al gigante tecnológico con 1.490 millones de euros. Esta es la tercera multa por lo mismo

Imagen de un acto de Google

Imagen de un acto de Google // Justin Sullivan (GETTY IMAGES NORTH AMERICA)

Empresarios

LA MULTA DE GOOGLE

marta-gracia-bn

Marta Gracia

Google es el motor de búsqueda por excelencia. Abres internet y ahí está. De hecho, en muchas ocasiones (o siempre) utilizarás su propio navegador. Esta situación ha alertado a la Comisión Europea que el miércoles informó de la tercera multa por posición dominante a Google, en este caso,  por imponer restricciones a terceras páginas web en el mercado de publicidad online a través de su plataforma 'Adsense for Search'.

La sanción ha sido de 1.490 millones de euros. Una cifra abultada para el común de los mortales, pero no para Google. El gigante tecnológico cuenta con una caja, es decir, con un efectivo de 109.140 millones de dólares (95.736 millones de euros). De esta manera, la multa solo supone el 1,55% de su efectivo. Google podría pagar esa cantidad sin que sus cuentas se vieran mermadas.

Este dinero suele utilizarse para nuevas adquisiciones o inversiones para mejorar la compañía. Muchas veces también se usa para mejorar la retribución del accionista. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2018 Google compró Tenor, el buscador de Gifs usado en WhatsApp, aunque no publicó el precio.

En las anteriores multas, Google recurrió la sanción, ya que consideraba que no era justa. Sin embargo, en esta es diferente ya que Google abandonó esta práctica cuando se inició el procedimiento sancionador, con lo cual es de suponer que acatará la sanción. La multa no ha afectado a la trayectoria bursátil de la compañía, ya que ayer cerró con una subida del 2,1% y lleva un incremento acumulado del 17% en lo que va de año en Wall Street.

Google, que se ha convertido en eso que los economistas liberales llaman un monopolio natural, se sabe fuerte en esta guerra porque sus servicios se han convertido en imprescindibles para millones de usuarios y para una cantidad cada día mayor de empresas e instituciones. Pero la UE no da su brazo a torcer porque le corresponde tanto la defensa de la libre competencia como de los derechos de los consumidores. Las sanciones son ejemplarizantes, aunque no supongan más que golpe en el gigante de Sillicon Valley.

"Google ha cimentado su dominio en el ámbito de la publicidad contextual en línea y se ha protegido contra la presión competitiva imponiendo restricciones contractuales en terceras páginas web. Estas prácticas son ilegales según las normas europeas. La conducta ha durado más de diez años y denegó a otras compañías la posibilidad de competir e innovar y a los consumidores los beneficios de esta competencia", ha resumido la comisaria Margrethe Vestager.

Tres multas por 8.250 millones de euros

La sanción de 1.490 millones de euros es la tercera que recibe Google en los últimos años por parte de la Comisión Europea. Si se suman las tres cantidades, la multa total asciende a 8.250 millones de euros. Pero otra vez se vuelve a los mismo, esta cifra “solo” supone el 8,6% de la caja total del gigante tecnológico.

En julio de 2018 impuso una multa de 4.340 millones de euros por las restricciones que aplicaba a fabricantes de móviles y tabletas con Android y un año antes otra de 2.420 millones por favorecer a su servicio de comparación de precios, Google Shopping.

Para pagar la primera multa, de 4.340 millones, el coloso tecnológico sólo hubiese tenido que utilizar el 5% de su caja. Y es que el efectivo de Google en aquellos momentos ascendía a unos 100.000 millones de dólares.

Google: “Apoyamos la libre elección y la competitividad en Europa”

Por su parte, Google, nada más conoce la multa, mandó un comunicado en el que aseguran que la Comisión Europea está informada sobre cómo funcionan sus productos. El proceso ha pasado por varios momentos pero, “durante este período, siempre hemos estado de acuerdo en una cosa: que los mercados sanos y prósperos son algo que nos interesa a todos”. Así, añaden que una característica fundamental de estos mercados abiertos y competitivos -y de los productos de Google- es el cambio permanente.

“Cada año hacemos miles de cambios a nuestros productos, guiados por los comentarios de nuestros colaboradores y usuarios. En los últimos años también hemos realizado cambios cambios (en Google Shopping, Android y aplicaciones móviles, y en AdSense for Search) respondiendo directamente a las preocupaciones manifestadas por la Comisión Europea”, recuerdan en el comunicado. Y añaden que desde ese momento siempre han prestado atención a los comentarios de la Comisión Europea.

Tras la decisión de la Comisión en julio de 2018, explica que cambiaron el modelo de licencias de Google apps que desarrollan para los teléfonos Android, creando licencias nuevas y diferentes para Google Play, el navegador Chrome y Google Search. “Con esto, mantuvimos la libertad que tienen los fabricantes de teléfonos a la hora de elegir si instalan la aplicación de uno de nuestros competidores además de la nuestra”, puntualizan.

El comunicado concluye asegurando que siempre han intentado proporcionar a las personas las respuestas más adecuadas de la manera más rápida posible, ya sea directamente en Google o en la gran cantidad de páginas web y proveedores que hay disponibles actualmente. “Estos nuevos cambios demuestran nuestro compromiso permanente a la hora de proporcionar servicio a nuestros usuarios de una forma abierta y responsable”, afirman.

En este articulo: Liderazgo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando