¿Se puede aprovechar el mercado para invertir contratendencia?

Tras la caída de la bolsa y sin descartar una segunda oleada de baja, ¿es momento de invertir en contra de la tendencia en los principales índices, compañías o activos del petróleo?

¿Se puede aprovechar el mercado para invertir contratendencia?

Unsplash

Mercados

INVERSIONES CONTRATENDENCIA

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Con la bolsa habiendo caído en picado y no descartando que se pueda producir una segunda oleada a la baja, hay quien puede estar preguntándose si se puede invertir en contra la tendencia tanto en los principales índices, en compañías en particular, o en activos como el petróleo, cuyo precio recientemente entró en terreno negativo en Estados Unidos. 

Como contexto inicial tradicionalmente se ha invertido siguiendo las teorías del value investing (apostar por compañías que el mercado no está poniendo en precio) o del growth (empresas cuyos modelos de negocio tienen mucha capacidad de crecimiento). Dicho de otra forma, teniendo en consideración factores de valor (comprar barato) o factores de crecimiento (comprar expansión de los beneficios). 

Sin embargo, en el trading direccional hay otra manera de invertir, que es a través de la tendencia. Esta inversión nos permite “invertir largos (con la tendencia) o cortos (contra ella), en función de la tendencia dominante”, explica Gisela Turazzini, CEO de Blackbird BankIdentificar el sesgo del mercado, de esta forma, “es clave para poder aprovecharnos del movimiento direccional del precio, que puede ser alcista y bajista”, dice. 

En palabras de Turazzini para el establishment el mercado bajista es un enemigo al que hay que combatir, por ese motivo todo el intervencionismo del mismo se basa en “evitar las posiciones cortas”. Esto es algo que sucedió durante el pasado mes de marzo. El Gobierno, en una de sus principales medidas, tomó la decisión de prohibir los cortos para evitar caídas aún más abruptas en la bolsa española y la posibilidad de que alguna empresa pudiera tener problemas de sostenibildad.

Para José Luis Herrera, analista independiente, esta prohibición en España tampoco ha sido “muy relevante”, dado que el índice ha subido menos porque “está muy bancarizado”. Incluso, los inversores bajistas lo que hacen “es precisamente ahondar más en las viabilidad del índice”, argumenta.

Siguiendo este esquema herramientas como las bajadas de tipos de interés, así como prohibición de las posiciones cortas, son provocadas para evitar que los ahorradores sufran volatilidad, situación que evita el correcto funcionamiento del mercado y su autoregulación. 

En teoría, el mercado debería de castigar los proyectos de inversión inviables y si eso sucediera, “probablemente la innovación haría que las empresas inviables renacieran con más ventajas competitivas”, expone Turazzini. Por este motivo, ir en contra de la multitud es “muy complicado”, precisamente porque todo el mercado “está preparado para evitar que los mercados bajistas, se extiendan mucho en el tiempo”, resalta. 

De qué manera se puede ir en contra de la marea

A pesar de que en la bolsa española se hizo esa prohibición hasta el pasado 17 de abril, los inversores pueden posicionarse a la baja a través de brókers e invertir en contra de la tendencia.

Teniendo en cuenta todas estas consideraciones preliminares, para abrir posiciones cortas hay que tener en consideración “cuáles son los activos más apetecibles” y, especialmente, los proyectos de inversión inviables, que “son los que más suelen caer”, afirma la experta de BlackBird Bank. 

Las compañías que consumen ingentes cantidades de capital, son compañías poco rentables y que necesitan de inversión y deuda, para crecer. Estas empresas pueden llegar a perder dinero y consumir caja de manera sistemática, lo que les deja “en una situación de desventaja”, resalta la experta. 

A largo plazo, comenta Turazzini, la volatilidad siempre es corregida, por tanto, si los inversores miraran con atención los proyectos de inversión en lugar del valor diario de las cotizaciones, “el mercado aceptaría mejor a los bajistas por lo que se permitiría el libre ejercicio”.

Herrera utiliza más un argumento técnico que nos puede indicar cuando podemos apostar en contra de un índice, de una compañía o de un activo, como puede ser el crudo. Tal y como explica hay un indicador de bolsa, que es el estocástico (que mide el precio de cierre del día y sus precios de cierre anteriores durante un período concreto), que puede darnos “señales para operar a la baja”

Por ejemplo, “las señales de sobrecompra o sobreventa que puede dar en determinados activos en los que invertir en función del precio”. Sobre todo, teniendo en consideración “máximos decrecientes (la acción o el activo indica una tendencia a la baja”, en los gráficos, pueden indicar que sea el momento “de entrar al mercado con posiciones cortas”. 

Por último, Turazzini concreta que, para invertir en posiciones cortas, hay que tener en cuenta que las compañías endeudadas “son las mejores para exponerse en una tendencia bajista”, pero teniendo en consideración, que “en cualquier momento el establishment irá a por ti”.

En este articulo: Inversión alternativa

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando