¿Qué perspectivas de inversión tienen las acciones que más han caído?

El coronavirus ha supuesto un desastre para los mercados. La palabra clave en la situación actual del mercado es volatilidad: desde el comienzo de la expansión de la Covid-19 se han producido fuertes descensos en el mercado, seguidos de considerables alzas

Imagen de archivo.

Imagen de archivo. // Europa Press

Mercados

IMPACTO DEL CORONAVIRUS EN LA BOLSA

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Por el lado de las bolsas, algunas voces empiezan a señalar que, quizá, son especialmente atractivos los sectores que actualmente están infravalorados, como las acciones de consumo que han tenido un mal comportamiento debido a la crisis de la demanda o las aerolíneas y valores ligados al turismo, por su gran desplome. Sin embargo, la duda es si pueden caer aún más a medio plazo.

Se trata de una incógnita que los expertos despejan por unanimidad: aún queda sangría bajista durante los próximos meses para las acciones que han estado más penalizadas en este entorno con la pandemia mundial.

Según José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, aún “no ha llegado el momento de entrar en las compañías penalizadas por el virus”. La situación dista mucho de estar controlada en estos momentos, desde su punto de vista, y además aunque irán bajando las infecciones a nivel global, mucho nos tememos que los consumidores por psicología pura, “van a tardar mucho en volver a entrar en aviones, en hacer viajes, en meterse en un cine”. 

Esto es una situación que ya se está viendo en China. La cuarentena se levanta, pero la gente “sigue con mucho temor”, analiza. Y, además, está el peligro de segundas oleadas y de que la situación de conjunto es muy negativa. Numerosas casas de análisis, como JPMorgan o Morgan Stanley, ya pronostican la mayor recesión global desde la II Guerra Mundial.

Tal y como explica Rafael Ojeda, analista macro de Fortage Funds, estas acciones pueden verse más castigadas y va a depender, efectivamente, de “la profundidad de la crisis”, de si en Estados Unidos nos encontramos con cientos de miles de fallecimientos y de si en China no han tenido, como todo apunta, 3.000 muertos, “sino entre catorce y 40 veces esa cifra”. 

Peligro a medio plazo...

De este modo, si esto se alarga en el tiempo, los países no podrán subvencionar a fondo perdido la situación. La crisis que nos podemos encontrar es tremendamente grave. En tal caso, “los valores descenderán mucho más y lloverá sobre mojado”, asegura el experto.

En este sentido, José Luis Herrera, analista independiente, coincide en el argumento de que los sectores afectados aún pueden tener más recorrido a la baja en Bolsa. Acciones de empresas como IAG, que están sobrevendidos, van a seguir “viéndose penalizados”, porque ahora va a venir situaciones adversas como “la tema de reducción de beneficios, posibles quiebras, o reorganización del sector”. Por eso, aconseja estar lejos de la compra de estos valores. 

No hay que olvidarse, agrega Ojeda, que antes de desencadenarse la pandemia estaba el debate de “si estábamos al final del ciclo”, por lo que es posible que la Covid-19 adelante la caída del ciclo de expansión y nos encontremos con un mercado bajista. En ese hipotético escenario, el mercado recuperaría, pero no “llegaría el Ibex 35 a los 10.000 puntos”. Por tanto, el margen de mejora estaría entre el punto actual y hasta los 8.000 y 8.500 puntos. 

...pero la escena cambia a muy largo plazo

Si somos un inversor de muy largo plazo los esquemas sí pueden cambiar. A pesar de que probablemente de que en el corto plazo aún bajen más las acciones y nos encontremos con precios más baratos, en horizontes amplios “van a tener una recuperación seguro y tendremos una rentabilidad por estas acciones”, dice Ojeda. Desde estos precios el margen de caída es “inferior al potencial de subida”, asegura. En líneas generales, sería una buena inversión, aunque “dependiendo del sector”.

Para el analista cuando todo esto finalice se va a producir un repunte de precios, aunque solo sea porque los grandes inversores, o manos fuertes, vuelvan a entrar en el mercado –ahora mismo tienen mucha liquidez– y entren a precios de derribo. La pregunta es: ¿Subirán hasta los precios a los que cotizaban antes de la crisis del coronavirus? La realidad es que no lo sabemos. Según describe, esto dependerá de la “situación macro en la que nos encontremos”. 

Con todo, hay que ser “muy selectivos en esta época”, dice Herrera. Hay valores como Repsol o BBVA que se han apoyado en niveles de 2014 y 2012, por lo que esas entradas “si son certeras porque son niveles de soportes relevantes”. Ahí es normal que como inversores nos podamos aprovechar de “rebotes en el tiempo de cierto calado”, concluye. 

En este articulo: Bolsa

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando