Humano o robot: ¿en manos de quién pongo mi dinero?

El avance tecnológico de los últimos años ha sido espectacular. Los algoritmos controlan muchas de las actividades de nuestro día a día

Imagen de archivo de la bolsa de Madrid

Imagen de archivo de la bolsa de Madrid // Mariscal (EFE)

Mercados

AHORRO E INVERSIÓN

Marta Gracia

Marta Gracia

En la actualidad, los algoritmos están en todos los sitios. Todo el mundo lleva unos años hablando de que son los que ejecutan nuestras decisiones. Pero ¿qué es un algoritmo? Simplemente una serie de instrucciones sencillas que se llevan a cabo para solventar un problema o tomar una decisión a través de una serie de comandos. Por ello, no es de extrañar que también se usen a la hora de invertir y de decidir dónde va el dinero. 

Finizens es una de las gestoras de patrimonio que utiliza los algoritmos para decidir a qué fondo va destinado el dinero de sus clientes, siempre “poniendo al cliente en el centro de la operación”. Finizens tienen diferentes algoritmos para cada punto del proceso de invertir. Así por ejemplo uno de ellos hace el análisis del riesgo y otro de balance y composición de carteras. 

La firma ofrece diferentes carteras globalmente diversificadas a través de fondos de inversión indexados de las mayores gestoras del mundo como Vanguard, con costes de gestión más bajos del mercado, gestionadas de forma automatizada mediante algoritmos, y con rebalanceos periódicos de las carteras.

Tal y como explica Giorgio Semenzato, ceo y cofundador de Finizens, los algoritmos deciden la inversión en tres pasos:

  • El primero de ellos es la asignación de activos según el perfil de riesgo. El dinero se invertirá en activos de mayor o menor riesgo, es decir, “cuánto te va a tocar de renta fija o variable según seas más conservador o arriesgado”, explica Semenzato.
  • El segundo es saber en qué activos va a ir el dinero. Una vez que se sepa qué proporción se destina a renta fija y cuál a variable, se determinará en qué grandes sectores de la economía se invierte o en qué países.
  • En tercero cómo voy a implementar en la práctica esa estrategia. “A través de qué instrumentos o fondos voy a implementar en la práctica estos resultados”, apunta el ceo de Finizens. 

Semenzato comenta que todo este proceso se hace de una forma muy sistematizada y de forma cuantitativa, es decir, “sin opiniones y sin cambios transitorios, sin ir cambiándolo a lo largo del tiempo”. El factor humano interviene para programar el algoritmo, pero no para tomar la decisión. 

Para el ceo, “la clave del éxito de Finizens es, entre otras cosas, la gestión sistemática basada en algoritmos y la tecnología financiera más puntera, todo bajo una visión largoplacista”.

En ese algoritmo hay muchos factores que se tienen en cuenta, pero son factores macro “no micro”. Así se analiza el PIB de los países, el crecimiento de la población, la capitalización bursátil. Y luego a nivel de fondos, se examinan los fondos que son más eficientes, que tengan el mejor compromiso entre distintos indicadores, que pueden ser las comisiones, el ratio de liquidez, la misión y el ADN de la gestora…

El cofundador de Finizens explica que los parámetros pueden cambiar en el futuro, es decir, “si de aquí a 5 años, la población en mercados emergentes es mucho más elevada de lo que es ahora, como tenemos en cuenta ese parámetro en el algoritmo, pues puede que haya un cambio de cartera”, apunta. Y añade que son cinco años porque “miramos a largo plazo, y aplicar cambios a corto plazo resta valor”. 

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Semenzato explica que en Finizens están a la “vanguardia de la innovación tecnológica en gestión de activos”, pero matiza que no utilizan una tecnología que esté lo suficientemente probada para que de resultados. “Hay ciertas tendencias como la inteligencia artificial que son todavía incipiente”, señala.

Reconoce que muchas veces las agencias lo utilizan como herramientas de marketing, pero luego no hacen nada con esta tecnología. Por ello, insiste en que “solo aplicaremos aquellas tecnologías que puedan entregar un valor tangible al inversor final, sin ningún tipo de discriminación”.

DIFERENCIAS ENTRE GESTIÓN PASIVA Y ACTIVA

Finizens es una compañía dedicada a la gestión pasiva, que consiste en  construir una cartera que replique el comportamiento de un determinado índice de referencia. El gestor no tiene que tomar ninguna decisión, solo tiene que hacer una “copia” del índice, comprando los mismos valores que hay en el mismo y en la misma proporción. Es decir, “un fondo de gestión pasiva del IBEX 35 comprará las 35 compañías que lo componen e irá variando las posiciones del fondo cuando haya modificaciones en la composición del selectivo”, explican desde SelfBank.

En la gestión activa, los gestores tienen libertad para invertir solo en los activos, compañías o países que considere más interesantes, estén o no en el índice de referencia.

En este articulo: Bolsa

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando