Por qué te interesa invertir en bolsa y no solo es para las personas con dinero

Hay una frase que muchas veces se repite cuando hablamos de las inversiones: meter el dinero en la bolsa solo es para ricos. ¿Es cierta esta afirmación? Esencialmente no y los expertos dan su visión sobre la importancia de que movamos nuestros ahorros

Por qué te interesa invertir en bolsa y no solo es para las personas con dinero

Ilustración de archivo (Pixabay)

Mercados

FINANZAS DESDE CERO

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Es un error muy común pensar que invertir en bolsa solo es para “las grandes fortunas”, concreta Victoria Torre, responsable de producto de Self Bank. Y es que tengamos el dinero que sea, “es importante que aprendamos a sacarle el máximo partido a nuestro dinero”, añade.

En un entorno financiero en el que los activos libres de riesgo no aportan ninguna rentabilidad (o incluso nos proporcionan rendimientos negativos), es imprescindible “asumir algo de riesgo para sacarle algún beneficio a nuestro dinero y que no vaya perdiendo poder adquisitivo conforme pase el tiempo por el impacto de la inflación”, describe José Luis Herrera, analista independiente. 

Rafael Ojeda, analista macro en Fortage Investment Funds, coincide en que en estos momentos invertir en Bolsa es muy interesante para el cliente particular porque “no hay una alternativa real”. En la actualidad apostar por depósitos no es viable, puesto que ya no existen las remuneraciones al 4%. Por tanto, tener el dinero parado en la cuenta corriente al 0% con el IPC por encima de ese nivel “es perder poco a poco nuestro dinero”, describe. 

Es decir, que el no hacer nada o guardar el dinero “en el colchón”, en realidad lo que nos hace es que nuestro capital disponible mengüe. Tal y como apunta Herrera, la Bolsa es arriesgada, por supuesto, porque está sujeta a muchos vaivenes como la volatilidad, pero hay una forma de crear poco a poco un patrimonio, disminuyendo el riesgo: “haciendo pequeñas aportaciones mensuales, o trimestrales”. 

Así, si la Bolsa pasa por una fase bajista, iremos promediando ya que nos podremos aprovechar de "entradas a mejor precio". Cuando esté alcista, nos “beneficiaremos de la subida con mayor capital”, expone Herrera. Esto serviría para un horizonte de largo plazo.

Eso sí, apostar por la bolsa sin los conocimientos ni la experiencia necesaria, puede llegar a ser “muy peligroso”, comenta Gisela Turazzini, CEO de Blackbird bróker. Es importante tener en cuenta que si invertimos en compañías que tienen negocios que ganan dinero de manera estable con el paso del tiempo y que generan caja “tendremos muchas posibilidades de ser exitosos”. 

Si encima tenemos la posibilidad de invertir en empresas que no tienen deuda o su deuda está respaldada por activos de calidad, “mucho mejor”, analiza. De este modo, cualquier inversor particular está capacitado para invertir y batir a los gestores profesionales, “si tienen los conocimientos y la experiencia necesaria”, matiza la experta.

No importa el dinero: lo relevante es diversificar

El inversor inteligente diversifica su dinero entre todas las familias de activos que existen: renta variable, renta fija, oro etc. Hoy en día a nivel particular se tiene mucha información, comisiones baratas y acceso a cualquier mercado. Teniendo en cuenta la bajísima rentabilidad de la renta fija, la Bolsa con las debidas precauciones y conocimiento “es una opción imprescindible dentro de la diversificación”, según José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi. 

La ventaja de comprar directamente acciones es que podemos escoger aquellas compañías en las que invertir, sin limitación alguna. Los gestores de fondos tienen la limitación de la Ley, que les exige diversificar más de lo que les gustaría para “proteger a los partícipes, de una gestión irresponsable”, comenta Turazzini. Con todo, lo que es una oportunidad, “a veces es un riesgo”, añade.

En definitiva, debemos ser capaces de pensar en el largo plazo y desechar esa idea de que la Bolsa es solo para los ricos, ya que “podemos beneficiarnos también de ser accionistas de empresas que tengan potencial, lo que a la larga nos ofrecerá muchas satisfacciones”, asegura Herrera.

Por tanto, lo verdaderamente importante no es el capital que tenemos disponible para invertir, lo que es verdaderamente importante son “los conocimientos y la experiencia”, en palabras de Turazzini. Con eso podemos tener una cartera concentrada de valores, con la que “podamos batir de manera simple el mercado”, concluye. 

En este articulo: Bolsa

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando