Recetas del nuevo Gobierno para combatir una futura crisis económica

En un contexto marcado por la desaceleración económica, el equipo de Pedro Sánchez tiene entre sus principales desafíos la transformación digital y la reducción del déficit y la deuda pública

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, tras tomar posesión de su cargo

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, tras tomar posesión de su cargo // Fernando Villar (EFE)

Macro

POLÍTICA ECONÓMICA

Diana Fresneda

Diana Fresneda

En materia económica el tiempo siempre apremia. Tras la toma de posesión del nuevo gabinete ministerial, el Gobierno comenzará a trabajar este martes en su primer Consejo de Ministros con el objetivo de aprobar cuanto antes las medidas incluidas en el pacto firmado entre el PSOE y Unidas Podemos, para que posteriormente sean ratificadas por el Congreso de los Diputados.

El acuerdo, que sigue en gran parte una senda continuista con la política económica anterior, tiene como uno de los ejes principales combatir la desaceleración económica, una situación que viene sucediendo durante los últimos meses pero que, según los principales organismos oficiales, será más moderada de lo que se estimaba.

“La desaceleración económica puede ser una traba más para un ejecutivo que, de entrada, ya estará debilitado por el estrecho margen con el que tendrá que operar”, asegura Javier Rivas, profesor de finanzas en EAE Business School, para quien “el dilema” reside en “cómo compaginar una justicia fiscal autonómica (rebaja de las imposiciones a las autonomías, que es lo que le pedirán ERC y PNV) con un incremento del gasto social y todo esto, cumpliendo los objetivos de déficit”, explica.

Nueva vicepresidencia económica

En este sentido, el nuevo Ejecutivo reforzará el área económica con una nueva vicepresidencia, en la que estará al frente Nadia Calviño, quien también repite en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Calviño verá así reforzadas ampliamente sus competencias, coordinando las carteras de Hacienda, Fomento e Industria, además de Trabajo y Consumo, que estarán ocupadas por representantes de Unidas Podemos.

La ministra encarna el lado más ortodoxo de la política económica del nuevo Gobierno, pues durante su anterior etapa al frente de la cartera de Economía ha apostado por la reducción del déficit y la deuda pública, además cuenta con el visto bueno de Bruselas, donde fue directora general de presupuestos de la Comisión Europea. 

“Una política económica responsable, coherente y moderada basada en tres ejes claros: disciplina fiscal, sensibilidad social y reformas estructurales”, ha destacado Calviño en su toma de posesión.

Nuevo modelo productivo

La transformación digital será otro de los ejes fundamentales de este Ejecutivo. La apuesta por su integración en la nueva vicepresidencia supone una oportunidad para impulsar la revolución tecnológica, con el objetivo de avanzar hacia el nuevo modelo productivo que demanda el mercado laboral. 

“La revolución digital para impulsar el crecimiento económico y mejorar el bienestar de las personas", destacaba el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos.

Calviño será responsable de la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia económica y de reformas para la mejora de la competitividad, las telecomunicaciones y la sociedad de la información, así como de la ejecución de la política para la transformación digital y el desarrollo y fomento de la inteligencia artificial.

Entre las medidas principales, el nuevo Ejecutivo trabajará para ejecutar un marco legal para la Inteligencia Artificial, afrontará la creciente robotización del empleo con la preparación de los trabajadores para el nuevo mercado laboral, además de modernizar la Administración Pública y digitalizar sectores productivos como las pymes o el medio rural.

Subida de impuestos

Para afrontar los retos de la legislatura que comienza, Nadia Calviño ha valorado la “hoja de ruta clara del Gobierno”, al tiempo que ha destacado el diálogo como elemento esencial para la búsqueda de soluciones eficaces.

El nuevo Ejecutivo, en un contexto marcado por la desaceleración económica, apuesta por un aumento del gasto social con el fin de evitar que el frenazo en el crecimiento provoque nuevos recortes sobre las clases más desfavorecidas.

Para compensarlo, llevará a cabo una subida del IRPF a las rentas mayores de 130.000 euros anuales, a las grandes empresas (fijando una tributación mínima del 15%), además de implementar un nuevo impuesto sobre las transacciones financieras y sobre determinados servicios digitales.

Asimismo, el nuevo Gobierno se compromete a ejercer un mayor protagonismo en la lucha contra el fraude y apostará por la fiscalidad verde, con el objetivo de equiparar el coste del litro del diésel con el de la gasolina de manera progresiva (y que no afecte a pymes ni autónomos).

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando