Las claves que determinarán la economía global en la próxima década

Los años 20 de este siglo estarán marcados por el fin de la globalización, una nueva recesión y el auge del capitalismo moral. Asimismo, la economía deberá hacer frente a desafíos ambientales, a cambios demográficos y a una innovación sin precedentes

¿De dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos? Estas tendencias marcarán la economía global de los próximos años

¿De dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos? Estas tendencias marcarán la economía global de los próximos años // Gerd Altmann (Pixabay)

Macro

SEGÚN BANK OF AMERICA MERRILL LYNCH

Diana Fresneda

Diana Fresneda

En una época marcada por la incertidumbre y los riesgos económicos generados por la guerra comercial, 2020 se presenta como “un punto de inflexión” para la economía global. 

Esta es una de las conclusiones que se desprenden del estudio estratégico que la firma financiera Bank of America (BofA) ha realizado para sus inversores, donde también alerta de la singularidad de la próxima década, que será “diferente a cualquier otra” conocida anteriormente pues los sistemas sociales, medioambientales, políticos y económicos del mundo enfrentan "desafíos cada vez mayores".

El escenario actual es, tal como advierte la entidad, irreconocible: “Las tasas de interés se sitúan en mínimos históricos, contamos con la burbuja de activos más grande de la historia, el planeta se está calentando y existe un perfil deflacionario de deuda, disrupción y demografía”, explica. Además, el mercado de trabajo no pasa por su mejor momento pues se han creado muchos empleos, pero de peor calidad, mientras que cerca de 800 millones de personas se enfrentarán a la amenaza de la automatización del trabajo durante los próximos años.

Según BofA, las respuestas a estas nuevas tendencias revisarán los paradigmas tradicionales y alcanzarán “su punto de ebullición” durante los próximos años, lo que se traducirá en cambios hasta entonces desconocidos. 

De esta manera, el foco pasará de la globalización al proteccionismo, los humanos dejarán paso a los robots; la Tierra, al espacio; la desigualdad, a la redistribución; volverá el keynesianismo, en detrimento del monetarismo; y se dará especial atención al capitalismo moral, en lugar de a la maximización de beneficios.

Fin de la globalización

La entidad financiera advierte que los años 20 de este siglo estarán determinados por el fin de la globalización, que ya ha alcanzado su punto máximo, lo que provocará a su vez un aumento del proteccionismo

Según Bank of America, esto se traducirá en un reequilibrio que elevará la productividad y colocará a la economía global en el camino hacia un crecimiento más alto y sostenible. “Los países desarrollarán políticas industriales nacionales e impulsarán el gasto en I+D para fomentar la innovación local, así como para proteger a las compañías nacionales de adquisiciones extranjeras hostiles”, afirma.

En este sentido, la firma americana considera que sucesos como la victoria electoral de Donald Trump, Viktor Orban o Jair Bolsonaro o eventos como el Brexit pueden acelerar el proceso.

Nueva recesión

En un momento donde la economía global crece lentamente, la inflación se sitúa en bajos niveles, la curva de rendimientos está invertida y las guerras comerciales y el Brexit amenazan los mercados, Bank of America apunta a “una recesión mundial en la industria manufacturera como evidencia de una desaceleración inminente”.

Asimismo, la entidad financiera considera que la burbuja actual del mercado de bonos será la “mayor vulnerabilidad” en esta nueva década y que los tipos de interés continuarán la tendencia bajista (y, eventualmente, negativa).

Demografía

Otra de las claves que determinará la próxima década será la demografía: la población se incrementará en 1.000 millones de personas para 2030, hasta alcanzar los 8.500 millones. A su vez, la mejora de las condiciones de vida y en la atención médica provocará un “rápido envejecimiento de la población mundial”, la cual cambiará los hábitos y gustos de los consumidores en los próximos diez años.

“La inmortalidad ’podría ser el tema secular más interesante en la década de 2020”, aseguran desde la entidad.

Cambio climático

Aunque sin duda, la acción climática y los esfuerzos para frenar el calentamiento global influirán de manera decisiva en la economía mundial, impactando en áreas como la energía, la agricultura o el transporte.

“Una acción climática audaz podría generar una ganancia económica directa de 26 billones de dólares en 2030 en comparación con los negocios habituales”, estima la entidad.

Capitalismo moral

Esta preocupación por el cambio climático impulsará a los gobiernos y a los inversores mundiales a prestar mayor atención a cuestiones sociales y ambientales y al impacto que sus acciones provocan.

De esta manera, Bank of America prevé que los millennials y las generaciones posteriores, a medida que se conviertan en los principales inversores, conseguirán aproximar los intereses de quienes quieren ganar más dinero y de quienes exigen que se distribuya mejor.

“Entramos en la década de 2020 con un capitalismo centrado exclusivamente en la maximización de las ganancias, sin embargo, durante los próximos años evolucionará a una mayor participación de los interesados, es decir, el capitalismo moral”, explica la firma.

Innovación

La lucha por conseguir liderar la innovación global que actualmente enfrenta a Estados Unidos y China tendrá un claro ganador en 2030. “Creemos que la actual guerra comercial pasará a una guerra tecnológica en la década de 2020”, asegura BofA.

Según la entidad financiera, China liderará el mercado tecnológico durante los próximos años ya que poco más de la mitad de la población está conectada en China, tres veces más que en Estados Unidos. De esta manera, “con políticas favorables y con el respaldo del gobierno, es probable que las empresas tecnológicas del país asiático estén en mejores condiciones para aprovechar estas tendencias”, explica.

Asimismo, la robótica y la automatización son otras de las claves que marcarán la próxima década, pues podrían poner en peligro hasta el 50% de los empleos en todo el mundo para 2035.

Espacio

Por último, Bank of America considera que la próxima década “será la más emocionante para el espacio”. Las nuevas tecnologías y la disminución de los costes provocará un mayor interés por parte de personas y compañías, lo que convertirá el turismo espacial en una realidad. 

“Las nuevas tecnologías, las compañías privadas rápidas e innovadoras, la miniaturización de la electrónica y los nuevos servicios podrían revolucionar el espacio como nunca antes”, concluye.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando