Millennials: cómo invertir y gestionar el patrimonio si se pierde poder adquisitivo

La pandemia del coronavirus puede habernos hecho perder poder adquisitivo. Pero también ha eliminado gastos superfluos y, quizá, nos ha abierto la opción de plantearnos alguna pequeña inversión pensando en el largo plazo

Imagen de archivo.

Imagen de archivo. // Pixabay

Inversores

FINANZAS PERSONALES

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Inicialmente, ver como nuestro poder de compra se reduce no es nada esperanzador. Sin embargo, la planificación financiera puede traducirse en que se frene esa sangría personal y que se pueda hacer frente a una contingencia como la que se ha producido como consecuencia del coronavirus. 

Si eres un millennial, con menos años de experiencia laboral que alguien que pertenece a la generación del baby boom, ese fondo de emergencias seguramente sea mucho más bajo, si es que se dispone de él. No obstante, es posible tener cierto margen de maniobra y, pese a la disminución del poder adquisitivo se pueden buscar oportunidades en las que invertir centrándose en el largo plazo. Especialmente, por las posibilidades de captar rendimientos que se han abierto tras los efectos en los mercados de la crisis sanitaria. 

¿Qué ha de hacer antes de nada? Según indica Gisela Turazzini, CEO de BlackBird Bank, lo primero de todo es poner todo el interés “en la formación”, para saber por qué tipo de productos podemos apostar con un horizonte temporal amplio, aunque sea con bajas cantidades de dinero. 

La experta señala que es “muy importante formarse” y entender los principios básicos de la inversión, ya sea “inmobiliaria o en mercados financieros”. Si gozamos de buenos conocimientos se puede sacar provecho del mercado, sin el menoscabo de que a veces en bolsa “se sufre y no poco”. 

Para ello hay un principio básico en la gestión patrimonial de los millennial, que es “tratar de destinar el 30% de nuestro salario neto a la vivienda y el 20% al ahorro”. Este criterio es muy recomendable y si podemos permitirnos comprar un inmueble y destinar el 30% del gasto en vivienda en una hipoteca, es una manera “interesante de ahorrar”, dice Turazzini. Este sería el paso inicial para poder mover nuestro capital hacia la inversión.

Dónde invertir ante el panorama actual

El siguiente punto que un milennial debe hacer, una vez que tiene capacidad de ahorro, es mirar qué temáticas son interesantes desde el punto de vista de la inversión, teniendo en cuenta el perfil de riesgo. En este sentido, José María Luna, Asesor y Agente Financiero en Caser Asesores Financieros, comenta que una persona que tenga posibilidad es aconsejable que “entre en bolsa a través de fondos de inversión”. 

¿En qué tipo de fondos de inversión? Desde su punto de vista, la clave es centrarse en “empresas de calidad, orientadas hacia crecimiento y que tengan una enorme resistencia a cualquier entorno complicado”, como puede ser el coronavirus, guerras comerciales, u otros episodios generadores de volatilidad. Es decir, que sean capaces de “resistir este tipo de envites”. Por tanto, un buen fondo de renta variable global sería “el vehículo más idóneo”, para este grupo de edad. 

Otra de las características que debe tener este producto que es atractivo para que un millennial pueda ir metiendo dinero paulatinamente es que sea un “vehículo diversificado” que invierta “en tecnología o sanidad”, pero que también pueda tener en cartera “sectores industriales, que han estado bastante tocados ahora mismo”, analiza Luna. 

Por otra parte, Luna cree que una alternativa podría ser fondo de inversión Robeco Consumer Trends, que se centra en la temática del consumo y tiene tres patas muy importantes: consumo digital (pagos electrónicos, ecommerce, juegos online etc.), consumo básico (sanidad o alimentación), consumo en mercados emergentes (la población en India, Indonesia, China o Vietnman crece constantemente y eso genera oportunidades). 

Por último, en el caso de que el perfil de riesgo es más defensivo Luna  aconsejaría a esta generación centrarse en un “fondo de inversión mixto”, que tenga exposición a bolsa, con esa vocación hacia el consumo, y que tenga “liquidez e inversión en deuda privada de países desarrollados, además de algo de oro físico”.

En este articulo: Ahorro

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando