Debacle en bolsa por el coronavirus: ¿hay alguna manera de proteger tus inversiones?

El coronavirus está trayendo consigo muchas crisis. La del mercado financiero sin duda es una de ellas

Imagen del edificio de la Bolsa de Madrid

Imagen del edificio de la Bolsa de Madrid // Europa Press

Inversores

CRISIS COVID 19

Marta Gracia

Marta Gracia

La crisis del coronavirus ha llegado a los mercados financieros. El Ibex fue uno de los índices más perjudicados por esta debacle, ya que registró el pasado 12 de marzo la mayor caída de su historia, un 14% abajo. No obstante, el índice español ha ido recuperándose poco a poco y desde que comenzó esta crisis sanitaria solo acumula una caída del 5%. El Ibex ha visto relajadas las pérdidas debido a los mensajes del Banco Central Europeo, de que harán todo lo necesario para salvar la economía europea.

Ante esta situación de incertidumbre y volatilidad (el Ibex puede abrir con caídas del 4%, seguir la jornada con una subida del 1% y cerrar en negativo de nuevo), el inversor qué puede hacer. ¿Hay alguna manera de proteger tus inversiones? Rob Almeida, global investment strategist de MFS Investment Management, señala que los inversores pueden tener dificultades para aprovechar las oportunidades hasta que mejore la liquidez, ya que sigue siendo difícil comprar o vender en el entorno actual.

Javier Molina, portavoz de eToro, explica que el inversor siempre tiene que tener una estrategia clara y saber cuál es tu objetivo. En su opinión no es tiempo de vender. No obstante, matiza que tampoco de “comprar alegremente”. Molina reconoce que sí que se puede hacer alguna compra selectiva en aquellas compañías y sectores que vayan a despuntar.

Por su parte, Almeida señala que desde el punto de vista de la inversión, se está produciendo algo así como un traje a medida en el que los inversores revisan las carteras y se preguntan si ciertas compañías pueden continuar en medio de un drenaje de liquidez global, una profunda recesión y precios del petróleo inferiores a 30 dólares el barril, por nombrar algunas nuevas realidades. “Para los que quedan en pie, ¿cuánto tiempo estarán afectados? ¿Necesitarán recaudar capital, diluyendo a los accionistas existentes? ¿Se verá afectado el beneficio por acción en los próximos años? ¿Estamos generando una nueva generación de compañías zombies?”, estas son las preguntas que Rob Almeida considera claves en los próximos meses. 

¿Qué valores pueden ser buenos en tiempos de coronavirus?

Javier Molina lo tiene claro: “Hay que pararse un momento y pensar qué es lo que estamos haciendo ahora. Estamos consumiendo mucho contenido de plataformas de contenido bajo demanda, mucho internet, llamadas y alimentación”. Por ello, el portavoz de eToro explica que hay valores muy relacionados con todas esas nuevas rutinas que estamos haciendo en tiempos de cuarentena, como Netflix, Amazon, Microsoft... Añade que lo importante es mirar el rating crediticio y “evitar el riesgo totalmente innecesario como aquellas empresas cuyos balances estén complicados”. 

Por su parte, el global investment strategist de MFS Investment Management está de acuerdo y considera que las empresas con producto y/o servicio que necesitan o desean las personas, que no dependen de financiación a corto plazo y que han visto diezmadas sus precios arbitrariamente. “Estas compañías resultarán atractivas, en retrospectiva, una vez que la crisis haya pasado”, asegura.

Molina insiste en que hay que dejar la esperanza de que se van a hacer rico a un lado y mirar la realidad: “Dejar las ilusiones y los pensamientos de me voy a forrar porque esto está barato. Ahora mismo el inversor no se tiene que dejar llevar por precios baratos”.

¿Llegará la calma a los mercados?

Simon Aninat, gestor de Seeyond (una gestora de Natixis Invesment Managers) advierte de la posibilidad de nuevas caídas en los mercados. “Los Gobiernos y los bancos centrales parecen haber tomado la medida del problema del coronavirus, pero es difícil saber si el mercado ha medido correctamente el precio de las consecuencias de un período prolongado de incertidumbre/cuarentena/viajes reducidos, etc. sobre el consumo, las inversiones y los márgenes corporativos. En ese contexto, podríamos ver otro nuevo episodio de caídas en los mercados a medida que tenemos una mejor idea del impacto del virus en la economía global, antes de que la volatilidad pueda normalizarse”.

Javier Molina considera que lo lógico es que la volatilidad baje y señala al Vix, el índice del miedo, ya que en la última semana, con las noticias de los bancos centrales ha bajado. “Los estímulos monetarios que están metiendo tienden a estabilizar las cosas, que no solucionarla”, apunta. 

Los datos económicos de marzo, abril y quizás mayo probablemente serán abismales, pero “la vida probablemente volverá a la normalidad en unos pocos meses, aunque puede llevar más tiempo”, señala Almeida. Sin embargo, es difícil cuantificar la magnitud del daño que habrá tenido lugar: “No podemos predecir el ritmo de recuperación hasta que conozcamos la profundidad del agujero económico”.

No obstante, Rob Almeida considera que hay algo positivo en toda esta situación y es que los activos de riesgo se recuperarán, pero no los zombis. La recuperación puede llevar más tiempo que las del pasado, y si es así, está bien, “porque anticipamos cierto nivel de dislocación al final de un ciclo largo y cansado”. Para terminar, señala que a pesar de la gravedad de la pandemia, están expectante sobre lo que vendrá por las grandes oportunidades de inversión.

En este articulo: Bolsa

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando