¿Se pueden encontrar oportunidades de inversión ante cataclismos en bolsa?

En el actual entorno entre los inversores hay interés en saber cuáles son las compañías y sectores que se pueden beneficiar en los mercados

Imagen del palacio de la Bolsa de Madrid

Imagen del palacio de la Bolsa de Madrid // Europa Press

Inversores

INVERSIONES

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

En el actual entorno entre los inversores hay interés en saber cuáles son las compañías y sectores que se pueden beneficiar en los mercados, pese a los últimos descensos meteóricos que se han presenciado. ¿Hay vida más allá del cataclismo bursátil? Los expertos dicen que, como ha sucedido con otros crash en la bolsa, puede haber unas oportunidades más amplias, especialmente si pensamos en el largo plazo.

Como punto de partida, David Polak, director de inversiones de Capital Group, cree que un esquema como este hace que se benefician compañías en las que las personas tengan menos “interacción cara a cara”, al igual que cotizadas que han sido “menos afectadas por el coronavirus”. 

Entre ellas se encuentran las industrias de videojuegos, los medios de comunicación, los centros de datos (y los beneficiarios secundarios del crecimiento de los centros de datos), almacenamiento y apartamentos de viviendas residenciales, tal y como destaca el experto en un último informe.

Se trata de un análisis que comparte Rafael Ojeda, analista macro de Fortage Funds, que dice que invertiría en el corto plazo en empresas que están aprovechando esta situación para hacer caja como “el sector de entretenimiento online, como Netflix en Estados Unidos; o firmas del sector biofarmacéutico, como Gilead Sciences o en España Pharmamar”. También, Amazon, que con sus sistemas de reparto puede sacar tajada, desde el punto de vista del analista. 

Un análisis que contrasta con la visión de Gisela Turazzini, CEO de Blackbird Bank, que considera que en el corto plazo “poco podemos hacer”, más allá de “buscar un rebote en los índices de renta variable europeos”. Y es que asegura que hay que ver “cómo impacta el coronavirus en Estados Unidos, que será claramente un desafío para los mercados”.

En el largo plazo hay alternativas

En términos generales, Polak señala que los gestores y analistas de Capital Group piensan que es poco probable que las pautas de comportamiento de los consumidores “cambien mucho en las industrias de viajes y la hostelería”. Cuando la bolsa sube, “conducimos más lejos, volamos más lejos, tomamos vacaciones más largas, gastamos más, etc.”, ejemplifica. 

Los acontecimientos del 11 de septiembre no hicieron descarrilar esta megatendencia, y es “poco probable” que el impacto de COVID-19 en ellas se “extienda en el largo plazo”, agrega el director de inversiones de Capital Group.

Tomando esto como referencia, Turazzini indica que si como inversores ponemos las luces de largo alcance “nos encontramos con una ingente cantidad de compañías excelentes, que se han desplomado en esta crisis”. 

Si nos proponemos ejemplos contratos, dentro de la bolsa española hay algunas alternativas que pueden proporcionar “un comportamiento muy lucrativo a largo plazo”, destaca la experta. Por ejemplo, con empresas de menos riesgo, que han caído menos que el Ibex 35, pero que “están altamente infravaloradas”, como “Talgo y Elecnor”. Además de otras de mucha calidad, pero que han tenido descensos por encima del 50%, “como IAG, Repsol o ACS”.

Con estas compañías, enfrentamos la crisis con un elevado potencial de revalorización y con un riesgo muy limitado, “con la excepción de IAG”, matiza Turazzini, que es sin lugar a dudas la compañía “más arriesgada de las que comentamos”, pero la que tiene más números de salir “reforzada tras la crisis”.

Como tal, los gestores buscan puntos de entrada apropiados para invertir en empresas de industrias estructuralmente aventajadas con poder de fijación de precios que se beneficien de las tendencias seculares y, al mismo tiempo, tengan una ventaja a largo plazo debido a la ajustada dinámica de la oferta y la demanda. 

Para Polak el sector aeroespacial, las aerolíneas y las líneas de cruceros son “áreas de interés, aunque todavía puede ser pronto”. A su modo de ver es “razonable preguntarse si alguien volvería a invertir en cruceros”, pero como algunos analistas señalan, hemos visto grandes sacudidas en el pasado, y los clientes de las líneas de cruceros han tendido a olvidarse y seguir adelante después de un año. 

De este modo, es una industria estructuralmente atractiva, dado que hay un número “limitado de proveedores”, lo que les da un poder de precios sostenible, y hay un viento de cola demográfico con una porción significativa de la población de edad avanzada que se hace mayor y más rica. 

Por otro lado, los semiconductores y el software son otras industrias que tienen un poder de fijación de precios duradero, dada la consolidación de la industria en la última década y la demanda a largo plazo; igual que el comercio electrónico y las empresas de redes sociales, que pueden “aprovechar la aceleración de las tendencias online existentes”, resalta Polak.  

Por último, tal vez podamos vislumbrar brotes verdes en el lugar donde todo esto comenzó, aunque el patrón aún podría revertirse dado el nuevo estrés que estamos viendo en el sistema financiero. China ha comenzado a estabilizarse, con la visita del Presidente Xi a Wuhan, el número de nuevos casos ha disminuido y la economía se ha reiniciado lentamente, aproximadamente dos meses después de que el coronavirus se extendiera más.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando