Coronavirus, burbujas, guerras... así puedes superar los momentos de pánico al invertir

A lo largo de la historia se han podido detectar episodios que han generado histeria colectiva en los mercados: la crisis de Grecia, el estallido de la burbuja de las puntocom y, más recientemente, la epidemia del coronavirus

El índice japonés Nikkei experimenta caídas, por los temores ante el coronavirus y el crash del petróleo.

El índice japonés Nikkei experimenta caídas, por los temores ante el coronavirus y el crash del petróleo. // Charly Triballeau (AFP)

Inversores

PÁNICO EN LOS MERCADOS

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Uno de los principales capítulos del Inversor Inteligente de Benjamin Graham, es el que habla del comportamiento del inversor delante de las fluctuaciones del mercado. Es un capítulo que, según Gisela Turazzini, CEO de Blackbird Bank, debería “enseñarse en todas las universidades del mundo”, sea cual sea la disciplina. No solamente por su importancia en las bolsas, sino más bien como una “seña de identidad del comportamiento racional”. 

Tal y como describe la experta, dicho texto viene a decir que invertir en bolsa es comprar una parte de una compañía, por lo que, la volatilidad “no afecta al correcto funcionamiento de las empresas”, a no ser que estas “necesiten de capital”. Por este motivo, ¿cuál es la mejor manera de movernos ante escenarios complejos en los que hay inoculado un miedo desmesurado? A su modo de ver es tan simple como “evitar compañías extremadamente endeudadas y tratar de comprender el negocio de las mismas”. 

Si entendemos los negocios, es más fácil vivir al margen de la volatilidad. Por ejemplo, según ejemplifica Turazzini, sabemos que Talgo está metida de lleno en el proceso de fabricación de los trenes de muy alta velocidad de Renfe, además de en la fase de ingeniería y diseño de otros proyectos como el de Alemania. 

En los próximos dos años consumirán el 35% de la cartera de pedidos y eso significa una caja estimada neta de “200 millones de euros en generación de cash”. Es cierto que, en dos años, podría existir dificultades para ganar concursos, pero “sigue vigente el 65% de la cartera de pedidos”. 

En este sentido, a eso se refiero con “lo de visibilidad y comprender el negocio”, puesto que cuando “entiendes las cosas”, la volatilidad no es más que “una oportunidad de mejorar las carteras a largo plazo y ganar más rentabilidad”, describe.

Tres maneras distintas de actuación

Además, para intentar que los momentos de pánico no nos hagan entrar en colapso, José Luis Herrera, analista independiente, expone que hay varias variantes a tener en cuenta. Por un lado, si uno se dedica a especular con sus inversiones y a obtener ganancias a corto plazo lo que uno tiene que hacer “es disminuir la inversión”. 

Dicho de otro modo, si estamos acostumbrados a entrar con 10.000 euros, por ejemplo, tendremos que hacerlo “con menos dinero”, ya que tanto a favor como en contra los movimientos en los mercados “se van agrandando”. Va a haber mayor volatilidad y, por tanto, tenemos que “controlar nuestras gestión monetaria”. 

Si, por el contrario, tenemos una vocación de inversor de largo plazo estas caídas lo que tienen que hacer es “no ponernos nerviosos”, dado que el montante de nuestra inversión va a reducirse, pero también tenemos la opción de “comprar más barato”. Sobre todo, si lo que hacemos es una aportación, mensual o trimestral. La bolsa no sube linealmente, sino que lo hace escalonadamente. Es lo que se llama “dientes de sierra”. 

De ese modo, las bajadas y pérdidas que tenemos se van mitigando si lo que hacemos es una aportación. Eso sí, el experto matiza que ha de hacerse “siempre en el mismo momento”, lo que se traduce en que nuestro “precio medio vaya disminuyendo” y tengamos resultados “positivos”. 

En el caso de que no tengamos ni una circunstancia ni la otra la recomendación base sería “simplemente no hacer nada”, resalta Herrera. Es decir, ver pasar la marea y esperar a que surjan oportunidades de inversión. Y es que si realmente va a haber una situación en la que determinados activos se hayan visto más perjudicados y sea algo coyuntural lo mejor es aguardar a que se produzca “un cambio de tendencia”, concluye el experto.

En este articulo: Inversión alternativa

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando