elPeriódico economía

Lunes, 09 de diciembre del 2019

Economyz

Brokers millennials: así se ve desde dentro el cambio generacional en los mercados

Hablamos con un grupo de trabajadores del entorno de los mercados de menos de 35 años, que nos cuenta cómo ha cambiado todo con la tecnología y las nuevas generaciones

Brokers millennials: así se ve desde dentro el cambio generacional en los mercados

Austin Distel (Unsplash)

Inversores

NUEVOS INVERSORES

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

La manera de acceder al mercado ya no es la que era. Esto es algo que las nuevas generaciones palpan. Paulino Montesdeoca Viera, Private Wealth Management en Intermoney, asegura que los cambios en la forma de invertir se han dado de “manera casi obligada”, debido a los “avances tecnológicos y la rápida adaptación por parte de las nuevas generaciones a ellos”. 

En opinión de Ignacio Serrats, analista de XTB, está claro que los tiempos han evolucionado y con ello las “tecnologías asociadas a la inversión”. Y es que los millennials interesados en el mundo de los mercados bursátiles tienen a su disposición “nuevos métodos de recopilar información, realizar análisis y mantener un seguimiento prácticamente al segundo y en tiempo real de sus posiciones, riesgo y las perspectivas de evolución de sus inversiones”.

En estos conceptos coincide plenamente David Pérez Romana, de ventas institucionales de Ursus-3 Capital, al concretar que actualmente el mercado está “plagado de formación bursátil, herramientas avanzadas de análisis, ya sean de pago o gratuitas a través de la pertenencia a una agencia o bróker”. 

El fácil acceso por internet a los mercados y a plataformas para invertir hace que a los jóvenes les resulten más accesibles oportunidades de inversión que antes no existían. No solo ya a productos “más tradicionales” como la compra de una acción o de un fondo de inversión, sino “la posibilidad de participar en proyectos con startups tecnológicas bien sea en inversiones inmobiliarias, brokers, crowdfunding, etc.”, ejemplifica Montesdeoca. Esto permite el acceso con “mínimos de inversión accesibles para todos”.  

Igualmente, otros estilos de inversión de estas generaciones se basan simplemente en “la capacidad de replicar de manera automática las posiciones de otros inversores en continua competencia en búsqueda de la rentabilidad”, afirma Pérez Romana.

Más preparación y más atención

Todos ellos coinciden en que es obvio que las nuevas generaciones están más preparadas y tienen mayor capacidad para aprovechar su entorno. Además, las herramientas al alcance de su mano han cambiado la manera “antigua” de invertir, en la que el inversor solía dejarse llevar por las recomendaciones de su gestor, sin “realmente conocer en muchos casos las tesis de inversión en sus posiciones, el riesgo asociado o simplemente sin haber realizado nunca el análisis de una empresa o sistema de trading”, concreta Serrats.

Según Pérez Romana, la forma de invertir en el mercado se ha convertido en un proceso de analizar mucha información global gracias a las tecnologías que son necesarias para poder tomar “buenas decisiones en la inversión”. 

Este cambio se ha producido en "tan poco tiempo" que la evolución generacional se tiene que notar, añade. Ahora, bajo su punto de vista, tendríamos que tener una “mentalidad global” y saber “usar las tecnologías” para poder descubrir nuevas oportunidades y tener un criterio para poder hacer frente “al bombardeo que recibimos todos los días tanto de noticias como de opiniones”.

Para Montesdeoca, es necesario “continuar con la implantación de la educación financiera”, puesto que no se fomenta lo suficiente el ahorro e inversión entre los jóvenes. Así, en su opinión sería fundamental que se conozcan los beneficios de la capitalización compuesta y el efecto positivo del largo plazo en nuestras inversiones.

Es por ello que la manera de invertir de los nuevos agentes del mercado ha cambiado si tenemos en cuenta la gran cantidad de recursos con los que cuentan y “la poca cantidad de información que se tenía anteriormente”, explica Serrats. 

En conclusión, esta nueva generación se mueve a caballo entre el exceso de información y la disponibilidad de herramientas tecnológicas, que le abren un espectro de oportunidades. ¿El problema? La falta de tablas. Y es que según Pérez Romana, está muy expuesta a todos los estímulos que recibe del exterior, pero le falta “mucho criterio propio, que es lo que te da la experiencia”.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando