elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

¿Merece la pena apostar por los ebooks como inversión?

El libro electrónico, o ebook, no para de crecer y se postula como una opción de inversión a tener en cuenta. Además, el libro en papel, el de toda la vida, está pasando dificultades, por lo que el ebook puede ser una buena opción de cara al futuro

El ebook va a ir ganando peso en el mercado, en detrimento del libro en papel

El ebook va a ir ganando peso en el mercado, en detrimento del libro en papel // Free-Photos (Pixabay)

Inversores

INVERSORES

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

La revolución digital está cuajando en muchos puntos. Son inmensas las áreas en las que está penetrando y en las que se puede obtener rendimientos desde el punto de vista de la inversión por la proyección que puede tener a futuro. Una de ellas es el libro electrónico, o ebook, que puede interesar para tener réditos en el largo plazo. Pero… ¿Llegamos a tiempo de invertir?

Un uso creciente

Si somos consumidores habituales de metro, tren u otro medio de transporte nos habremos dado cuenta que el libro en papel ha empezado a decaer en detrimento de otras opciones. Al margen de los teléfonos móviles de última generación, los amantes de la lectura se están empezando a decantar con bastante fuerza por los ebook.

¿Esto en qué se traduce? Básicamente en que es una tendencia prácticamente imparable, a la par que creciente. Dicho de otro modo, se ha convertido en un “hábito de consumo cuya dinámica va a ir aumentando con el paso de los años”, concreta Victoria Torre, responsable de producto de Self Bank. 

De esta manera, el formato electrónico tiene la ventaja de una “mejor portabilidad y de lectura (permitía ampliar el tamaño de la letra), así como de almacenamiento (varios libros en un solo ebook); su tecnología no cansa tanto la vista como la pantalla de un ordenador y su batería tiene una duración muy aceptable”, destaca la experta. 

Sin embargo, nunca terminaron de convencer a los amantes del papel. La letra impresa mantiene un olor y un tacto que el ebook no tiene, y se convierte en un oasis contra el elevado uso de los dispositivos electrónicos en la vida diaria. Además, si bien parecía que los ebook eran más ecológicos al no utilizar papel y tinta, luego se demostró que sus deshechos son peores.

Cifras al alza

Según José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, hay que tener siempre en cuenta “las nuevas tendencias de inversión y cómo evolucionan los hábitos de consumo”. En este sentido, según Statista, los ebooks en 2019 generarán unos ingresos de 13.669 millones de dólares, los cual supone una penetración en los usuarios del 12,9 por ciento.

Pero aquí no queda la cosa. Torre expone que hay que centrarse en las cifras del futuro para tener en cuenta si se puede invertir en este segmento o no. Así las cosas, los números de Statista también proyectan un aumento de hasta el 14,5 por ciento en 2023, lo que serían unos 950 millones de lectores en todo el planeta. 

Asimismo, hay que tener en consideración cómo van a evolucionar los distintos mercados. En esta línea, se estima que los españoles “se gasten unos 135 millones de dólares en ebooks durante 2019, en comparación con los 5.500 millones de dólares de Estados Unidos, principal consumidor de libros electrónicos”, afirma Torre.

Por otra parte, Estados Unidos, Japón, China, Reino Unido y Corea del Sur son los cinco grandes mercados mundiales por ventas, mientras que los principales jugadores de la industria son Amazon, Hachette, Harper Collins, Penguin Random House y Kensington Publishing, unas compañías en las que “se podría invertir teniendo en cuenta la proyección de futuro que tiene el sector”.

Las dificultades del papel

En contraposición, el sector del papel está en un momento complicado e invertir en ella “está en decadencia”, sostiene Cárpatos. Con todo, es complicado encontrar datos solo de libros, porque los grandes jugadores tradicionales del sector, sin ir más lejos, la empresa británica Pearson o la germana Bertelsman tienen intereses “en toda la industria del contenido, y qué no decir de los nuevos jugadores como Amazon”, afirma la experta de Self Bank. 

En resumidas cuentas, los analistas creen que la industria de los libros se ha estancado y que sus beneficios medidos por el Ebitda caerán hasta finales del presente ejercicio. De esta manera, los mercados de la educación y la formación escolar han mostrado un crecimiento saludable, pero los ingresos “del mercado global (ficción) han caído”, asegura Torre. Por tanto, las ventas pueden seguir sufriendo “con esta dinámica actual”, termina Cárpatos.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando