elPeriódico economía

Viernes, 13 de diciembre del 2019

Economyz

¿Cuáles son los mejores productos de ahorro e inversión para jóvenes millennials?

Cuanto antes se comience a ahorrar e invertir, más tranquilidad de cara al futuro para afrontar la jubilación. Es una de las afirmaciones que hacen los gestores en los tiempos que corren en los que hay dudas sobre la sostenibilidad de las pensiones

Los expertos recomiendan que siempre te asesores financieramente y que mires tantas alternativas como sean necesarias.

Los expertos recomiendan que siempre te asesores financieramente y que mires tantas alternativas como sean necesarias. // Pixabay

Inversores

invertir

Héctor Chamizo

Héctor Chamizo

Las generaciones más jóvenes, entre las que se encuentran los millennials, ya se encuentran bajo el paraguas de la búsqueda de productos con los que complementar la pensión pública para tener un retiro cómodo. Sin embargo, muchas veces no encuentran los activos que se ajusten a sus necesidades ni tampoco saben qué estrategia seguir para no perder dinero.

Habitualmente, la edad es uno de los mayores condicionantes al invertir y para cada tramo hay activos que pueden allanar 'el camino del éxito' en los mercados. La media de los expertos señalan que los jóvenes deben asumir riesgo y apostar por la rentabilidad. Es decir, centrarse en productos menos defensivos al no tener que salvaguardar un gran capital.

Según indica Victoria Torre, responsable de producto de Self Bank, no existe una distribución ideal entre la edad y el tipo de inversión, ya que “esta tiene que adaptarse a las circunstancias personales de cada inversor y a su perfil específico”. De este modo, podríamos encontrar carteras “para un mismo rango de edad muy diferentes”.

La experta señala que, eso sí, en caso de extrema volatilidad, “podrían alterarse en parte las distribuciones entre activos”. Aun así, asume que se pueden dar unas pautas generales para invertir cuando nos comprendemos entre los 25 y los 35 años.

Según Torre, lo recomendable es que el joven tenga “el 80% de su inversión en renta variable y el 20% en renta fija”. Respecto a los activos, las acciones son las más adecuadas para los millennias, mientras que los valores de baja capitalización “también son una buena alternativa”.

Otros productos que seguir de cerca

En esta etapa de la vida, las inversiones deben dirigirse a productos de mayor riesgo porque el joven tiene mucho tiempo para recuperar pérdidas si una inversión no le sale bien. Más allá de los activos tradicionales citados anteriormente, ese riesgo se justifica por la posibilidad de obtener más beneficio. Pero… ¿cuáles son esas opciones diferentes en las que nos debemos fijar?

Entre otras, las entidades ya están creando algunas ofertas para acaparar a este público. Empiezan a mirar hacia nuevos horizontes. Bankinter, sin ir más lejos ha creado “bk”, una nueva línea comercial destinada a ofrecer un servicio financiero global a este tramo de edad, con propuestas específicas tanto de ahorro, como de financiación y de inversión, para tres colectivos distintos en función de su edad.

El primero de los grupos a los que se dirige esta iniciativa es el de los menores de 18 años que sean a su vez hijos de clientes del banco. Para ellos Bankinter ha lanzado “bk mini”, un servicio con propuestas muy sencillas que permiten a los padres planificar el ahorro de sus hijos, solventar sus primeras necesidades financieras e iniciar a los más pequeños en los conceptos básicos bancarios y en la gestión del gasto.

También, para los comprendidos entre los 18 y los 24 años y el de jóvenes profesionales menores de 35 años que comienzan a trabajar o que ya tienen una cierta trayectoria profesional, ofreciendo una gama de productos sencillos, que “pueden ayudarles a ahorrar e invertir sin excesivas complicaciones, con ventajas añadidas, y totalmente operativo desde el móvil”, concreta la entidad.

Otras posibilidades es invertir aprovechando las posibilidades que nos ofrecen las Fintech. Entre ellas, se encuentra la de poder hacerlo en fondos o planes de pensiones indexados. Una “alternativa interesante si pensamos en el largo plazo y si estamos acostumbrados a movernos en un entorno digital”, expone Antonio Castelo, responsable de renta variable de iBroker.

Para poder invertir en estos fondos deberemos hacer una compra mínima de entre 6 y 600 euros, dependiendo de la sociedad con la que operemos sin necesidad “de firmar físicamente ningún contrato y con la facilidad que nos da poder emplear cantidades bajas”. Y es que es vital que los productos se adapten a nuestros recursos económicos.

Con todo, los expertos recomiendan que siempre te asesores financieramente y que mires “tantas alternativas como sean necesarias del esquema actual”. Lo que es cierto es que, si eres millennial, es mejor que huyas de productos como los depósitos. Es preferible, “arriesgar, aunque sea tácticamente, en estas alternativas que están emergiendo”, para intentar captar rentabilidades más altas.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando