ReMAD: una alternativa a Wallapop basada en el intercambio de objetos

Esta plataforma de trueque creada por el Ayuntamiento de Madrid es gratuita y permite darle una segunda oportunidad a los objetos que no usas a través de un sistema de puntos

Los libros, entre los principales objetos registrados en la plataforma ReMAD.

Los libros, entre los principales objetos registrados en la plataforma ReMAD. // Lynn Greyling (Pixabay)

Inversión Responsable

ECONOMÍA CIRCULAR

Diana Fresneda

Diana Fresneda

En la era de la economía circular y colaborativa, el Ayuntamiento de Madrid se ha propuesto que sus vecinos reutilicen los objetos que ya no usan a través de un sistema de intercambio, similar a Wallapop, pero en el que el dinero se sustituye por puntos.

“Se trata de una plataforma online para intercambiar objetos usados en buen estado de conservación que sean susceptibles de tener una segunda vida útil, con el objetivo de promover su reutilización, conseguir un impacto positivo medioambiental y social”, explica Lydia Navarro, subdirectora general de Recogida y Residuos del Ayuntamiento de Madrid.

Su nombre es ReMAD y nació en 2017 como una experiencia piloto de tres meses en el punto limpio del barrio de San Blas. Su buena acogida, con un total de 2.439 usuarios registrados hasta el momento en los 16 puntos limpios con los que cuenta la ciudad, ha permitido que sus vecinos puedan disfrutar de la iniciativa, como mínimo, hasta 2023.

Una segunda vida para los objetos que no uses

Parte del éxito de ReMAD radica en su sencillez. Basta con registrarse en la web para comenzar a intercambiar objetos con otros usuarios: solo por darte de alta obtendrás 100 puntos. Con ellos, podrás adquirir productos (restarás 50 puntos) o entregar otros para darles una segunda vida (sumarás 100).

La plataforma cuenta con un catálogo de productos con varias categorías: deporte y ocio, niños y bebés y hogar. Los usuarios podrán intercambiar desde accesorios de bricolaje, a juegos de mesa y juguetes (no electrónicos), pasando por muebles o libros. El único requisito imprescindible es que se encuentren en buen estado de conservación. Sin embargo, no está permitido el intercambio de ropa, calzado, objetos eléctricos y electrodomésticos, alimentos, bebidas y plantas.

En estos poco más de dos años de funcionamiento, 6.478 objetos han sido entregados o se encuentran pendientes de recogida (reservados) gracias a la plataforma, mientras que un total de 10.016 objetos se encuentran registrados y continúan a la espera de encontrar un nuevo hogar.

Pero, ¿cómo funciona?

Su funcionamiento es similar al de otras plataformas de compraventa de segunda mano. Además, cualquier usuario puede participar, independientemente de estar o no empadronado en la capital. 

Si deseas entregar un producto, el primer paso es subir a la plataforma una foto y una descripción del mismo Posteriormente, deberás llevar el producto a uno de los 16 centros ReMAD de los puntos limpios fijos del Ayuntamiento de Madrid para que sea validado.

Por su parte, para retirar un objeto es necesario reservarlo de antemano en el catálogo web. A partir de ese momento, tendrás hasta siete días de plazo para retirar el producto en el punto limpio indicado. Tal como explican desde el consistorio, si no has recogido el producto o cancelado la reserva en el plazo válido, serás penalizado con siete días sin que puedas realizar una nueva reserva y el objeto pasará a estar disponible para el resto de usuarios.

Desde el Ayuntamiento recuerdan que se pueden reservar y retirar un máximo de cinco unidades al mes por punto limpio y diez en toda la red. Asimismo se podrán depositar un máximo de diez unidades al mes.

En este articulo: Consumo

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando