elPeriódico economía

Viernes, 23 de agosto del 2019

Economyz

La inversión responsable es cosa de millennials

Rendimiento y responsabilidad pueden ir de la mano. Las inversiones socialmente responsables (ISR) están tomando empuje impulsadas, entre otros factores, por los millennials, quienes invierten en ellas el doble que la media

Los millennials cada vez realizan más inversiones responsables.

Los millennials cada vez realizan más inversiones responsables. // Pixabay

Inversión Responsable

Sostenibilidad y rendimiento

nora-benito-bn

Nora Benito

Las inversiones socialmente responsables (ISR) están tomando impulso: han crecido un 10% en tan solo dos años, entre 2015 y 2017. Entre otros factores, los millennials empujan este tipo de inversiones: este sector de la población ya está derivando el doble que la media su dinero a inversiones sostenibles. Además, el 61% ha hecho al menos una acción de inversión sostenible en el último año, según desprenden los datos de Morgan Stanley.

Los nuevos comportamientos de las generaciones más jóvenes ensalzan esta tendencia. “Seguramente habrá una transferencia de los padres”, apunta Carlo Fassinotti, el especialista de ISR en Nordea AM, en una mesa redonda celebrada esta semana en Madrid. Según Morgan Stanley, los millennials cada vez invierten más en inversiones responsables, el 86% de ellos están ‘muy interesados’ o ‘interesados’ en la inversión sostenible, por lo que “se trata del futuro más que nada”, indica Fassinotti.

Las inversiones socialmente responsables incluyen los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) con un impacto social positivo. Cada vez se apuesta más por ellas gracias a las propuestas internacionales contra el cambio climático, la regulación futura y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por Naciones Unidas. Las inversiones socialmente responsables son para el largo plazo y permiten buena rentabilidad, aunque la renta variable vaya ligada a cierta volatilidad.

“Creemos que es posible tener rendimiento y responsabilidad”, asegura Fassinotti. Pero ¿se trata de una moda pasajera o es el futuro? Ante esta pregunta, este experto de Nordea lo tiene claro: “Lo consideramos parte de nuestro ADN”, por lo que es el presente y el futuro.

La evolución alcista del número de gestoras que han firmado los principios de inversiones responsables (UNPRI) es palpable. Cada vez aumenta más la relevancia ASG a nivel internacional y nacional. En este sentido, y muestra de su ADN nórdico, Nordea AM es una de las más dinámicas: ha sido reconocida por segunda vez como una de las empresas más responsables y cuenta con un equipo propio de finanzas sostenibles. Además, colabora con entidades como Spainsif, Eurosif o EITI.

Su objetivo es batir el índice de referencia e integrar el análisis ASG en el proceso de inversión. Además, cuentan con un modelo interno que otorga un rating (de A a C) y excluyen empresas que tienen la C. “Si una empresa puede mejorar también será mejor para la sociedad”, apostilla este especialista. Tienen un compromiso de larga duración con la inversión responsable, así como un comité en este sentido liderado por su CEO: en 2008 lanzaron un fondo sostenible sobre cambio climático, además, llevan a cabo un diálogo constante con las empresas o lo que también denominan engagement.  

NECESIDAD DE REGULACIÓN

La Unión Europea está examinando cómo integrar consideraciones de sostenibilidad en su marco regulatorio para movilizar este tipo de fondos, ya que en la actualidad no existe una clasificación que sea homogénea.

Las etiquetas ISR son muy “importantes para los fondos, en especial si procede de entidades independientes de las gestoras”, apostilla Fassinotti.

DESAFÍOS EN EL MUNDO ISR

El exceso de información y la gran variedad de nuevos productores y proveedores son algunos de los desafíos en este campo. Las inversiones en ESG pueden marcar la diferencia a largo plazo, pero es muy importante tener en cuenta la transparencia, señala el experto de la compañía.  

El caso de Facebook es uno de los ejemplos de los que habla Fassinotti: “Hemos congelado temporalmente la inversión en fondos STARS, primero redujimos su calificación y luego decidimos que fueran fondos no invertibles”. Pero ¿en qué consisten los fondos STARS? Son una solución de inversión diseñada para batir el índice de referencia (creando valor añadido al mejorar rentabilidades a largo plazo), que integra el análisis ASG en su proceso de inversión y que se influencia del engagement o diálogo de forma proactiva para que las empresas reduzcan los riesgos materiales ASG.  

Y en España, ¿cuál es la tendencia? Con respecto a los productos ISR, apunta Fassinotti que en nuestro país “se ha visto un cambio muy importante” en los últimos años. El futuro hablará pronto.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando