Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

Internxt, la startup española que quiere reinventar la nube con tecnología blockchain

Entrevistamos a Fran Villalba Segarra, fundador y CEO de Internxt. Con 23 años, este emprendedor quiere ofrecer la alternativa segura y, sobre todo, privada, frente a servicios como los de Google Drive o Dropbox.

Fran Villalba Segarra, fundador y CEO de Internxt.

Fran Villalba Segarra, fundador y CEO de Internxt. // Archivo

Innovadores

entrevista a fran villalba

María Refojos

María Refojos

La tecnología blockchain y la computación en la nube son dos de las tendencias en innovación que más rápido están creciendo y a ambas se les augura un sólido potencial. Así que desarrollar un proyecto que combine sus ventajas parece, a priori, una buena idea. 

Así lo pensó Fran Villalba Segarra, emprendedor valenciano, cuando dejó su trabajo para poner en marcha Internxt, la empresa en la que ha intentado plasmar su visión sobre cuáles deben ser las prioridades en una plataforma de servicios cloud: la privacidad y la seguridad. 

La startup está en marcha con un primer servicio, Internxt Drive, que funciona de forma similar a como lo hacen otros viejos conocidos como Dropbox y Google Drive. Es decir, sirve de plataforma de almacenamiento y gestión de archivos en la nube. La gran diferencia es la que aporta el sistema blockchain, que encripta y seguriza los archivos al cifrarlos y distribuirlos a través de una red descentralizada de pares o nodos. 

El sistema desarrollado por este joven de 23 años es pionero: ninguno de sus competidores aplica tecnologías blockchain para incrementar la privacidad de los datos que se comparten. Y por ahora, la apuesta va por el buen camino. A principios de este año entraron en Lanzadera, la incubadora y aceleradora de startups promovida por el fundador de Mercadona, Juan Roig. Y hace unas semanas cerraron una ronda de inversión de 500.000 euros liderada por The Venture City y Esade BAN. 

En un año de vida, Internxt ha captado 15.000 clientes activos y, según cuenta a BYZness su fundador y CEO, esperan cerrar el año con unos 20.000 y alcanzar los 150.000 usuarios registrados al cierre de 2021.

¿Qué impulsa a un joven de 23 años a lanzar su propio servicio de cloud?

El objetivo es proteger la privacidad del usuario; crear un internet mejor del que existe. Ahora mismo prácticamente es propiedad de cuatro grandes empresas (Google, Microsoft, etc) y el problema es que se dedican a los datos y a la publicidad. Lo que está ocurriendo es que unas pocas empresas van a saber todo lo que quieran de ti y esto es lo que queremos solucionar en Internxt.

Me voy al principio. Con 13 años me fui a vivir a Inglaterra para aprender inglés. Una semana antes de volver me rompí la pierna y al volver a Valencia, con la pierna rota, no tenía nada que hacer y me puse a aprender a programar. Estuve trabajando 4 o 5 años para una empresa de cloud que se llama Hostinger y con el dinero que ganaba me pagué la carrera en Róterdam. A los 18 o 19 lo dejé y empecé con el proyecto de Internxt. 

Tu experiencia en la industria del cloud te sirvió para detectar las carencias o posibles áreas de mejora.

Claro, yo realmente trabajaba en el otro lado, el del cloud actual, hasta que empecé Internxt. Estuve unos tres años desarrollando lo que ahora es nuestro primer servicio, Internxt Drive, en el que básicamente hemos reinventado cómo está hecha la nube para que proteja la privacidad del usuario a toda costa. 

Hemos reinventado cómo está hecha la nube para que proteja la privacidad del usuario a toda costa"

¿Qué hace a Internxt diferente de otros servicios similares?

Cuando subo un archivo a Google Drive, uso Gmail o Google Photos, Google va a intentar recabar todo la información que pueda para venderla a terceros, hacer publicidad y demás. En nuestro caso no es así. Cuando subes un archivo a Internxt Drive, mágicamente se fragmenta en pequeños trozos, se encripta en tu dispositivo y nosotros no tenemos la clave de desencriptación.

Esto lo que quiere decir es que los servidores en los que se alojan los archivos van a almacenar fragmentos encriptados de los archivos que solo tú puedes desencriptar con tu contraseña de acceso. Ninguna empresa, o hacker, o tercera parte va a poder acceder a ellos.

El proceso de fragmentación y encriptación de documentos suena a blockchain...

Exacto, utilizamos tecnología blockchain, que es la que hace esto posible. No se había hecho antes. Hemos sido los primeros en dar este tipo de servicio y no vemos que los competidores vayan a hacer algo similar, porque no es su objetivo. Google Drive no es un fin, es un medio. ¿Por qué lo ofrecen gratis? Porque al final lo que quieren es conseguir tus datos.

 Google Drive no es un fin, es un medio. ¿Por qué lo ofrecen gratis? Porque lo que quieren es conseguir tus datos"

Uno de los hitos de Google Drive o Dropbox es que permiten trabajar de forma colaborativa, ¿cómo se resuelve esto en Internxt Drive?

Ahora mismo está disponible solo para particulares y lo que sí puedes hacer es compartir el archivo con quien tú quieras: le pasas un link de un solo uso o de los que consideres, y se lo puede descargar. Y ahora vamos a habilitar la versión para empresas, donde sí que se va a poder colaborar con miembros del equipo, con carpetas compartidas y más funcionalidades que son esenciales para trabajar a nivel de empresa. 

Lanzamos Internxt Drive para particulares a principios de año y este era el siguiente paso, que creo que va a ser muy interesante porque ya hemos recibido interés de grandes empresas y de instituciones públicas, que buscan una forma segura y privada de almacenar contenido sensible. Tratamos de encontrar empresas que estén muy concienciadas con el tema de la privacidad y, a medida que el producto esté más maduro y seamos más competitivos, iremos más a mass market. 

Ofrecéis la plataforma de forma gratuita, ¿de dónde sacáis los ingresos?

Nos lo preguntan mucho… Como las grandes empresas de internet funcionan con un modelo de negocio basado en los datos, parece que no es posible otra forma, pero es muy fácil. Ofrecemos 2 gigas gratis y luego tenemos planes, como Dropbox o Google Drive. La gente se suscribe y ya está. Tenemos planes de 200 GB, de 2 Teras… El suscriptor paga y con eso se gana dinero. Con las empresas va a ser suscripción desde el principio

Acabáis de cerrar una ronda de financiación de 500.000 euros. ¿Qué supone para vuestros planes esta inyección de capital?

Ahora mismo estamos en break even y todo este dinero lo vamos a destinar a crecimiento. El año que viene vamos a lanzar Internxt Photos e Internxt Send, que básicamente son servicios como Google Photos y WeTransfer pero también encriptados y distribuidos. 

Puedes crecer de forma orgánica hasta un punto, pero con una inversión así, dices: "Voy a ir a la velocidad de ‘x al cubo’". Estamos contratando muchísimo: ahora somos 10 personas, seremos 15 a final de año y 30 a finales de 2021, como mínimo. 

Estamos contratando muchísimo: ahora somos 10 personas, seremos 15 a final de año y 30 a finales de 2021"

Creando empleo con la que está cayendo...

En el sector del cloud y de la digitalización, el COVID ha acelerado muchos procesos. Mucha gente tiene que trabajar desde casa, empresas muy tradicionales se han visto obligadas a digitalizarse… Y se usa más la nube, de una forma u otra. 

¿Os cuesta encontrar talento en España? 

En España y en general. Es difícil. Como estas tecnologías son tan nuevas, no hay gente que tenga mucha experiencia. Aun así, nuestro equipo es español al 95%.

Aseguráis que sois una empresa comprometida con el medio ambiente y plantáis un árbol por cada nuevo cliente, ¿cómo se materializa esta iniciativa?

Colaboramos con la asociacion One Tree Planted, que sobre todo reforestan en Sudamérica y en África. Por cada euro que les damos, de cada cliente de pago, plantan un árbol.

Y con respecto al impacto ambiental del cloud, ¿tomáis alguna medida?

La industria del cloud representa el 5% del consumo energético global, pero la gente no lo sabe y este es el problema. No lo pensamos, pero cuando un usuario se descarga un archivo, o lo sube, o lo comparte, está consumiendo energía, tanto en el almacenamiento como en la transferencia de archivos. Eso multiplícalo por miles de millones de gigas todos los días, a todas horas, de centros de datos sobre todo de Estados Unidos viniendo hacia España, China o donde sea.   

Nuestra arquitectura, al ser distribuida, tenemos centros de datos en todo el mundo; nuestros archivos se distribuyen en todo el mundo, con copias en todo el mundo. Si yo accedo a mi archivo desde una ubicación ‘x’, podemos enviártelo desde los centros de datos más cercanos a ti, eso quiere decir que reducimos mucho la latencia y esa energía, esa transferencia de archivos desde el centro de datos a ti, se reduce. Esto es lo más significativo.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando