Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

Pitchwall, una web para subir tu elevator pitch fácilmente y recibir feedback de otros emprendedores

Gracias a esta página puedes dar o conocer tu proyecto con un pequeño vídeo y saber qué opinan sobre él otros co-fundadores de startups

Si eres emprendedor/a y has fundado tu propia startup seguro que te sabes al dedillo su elevator pitch

Si eres emprendedor/a y has fundado tu propia startup seguro que te sabes al dedillo su elevator pitch // Unsplash

Innovadores

HERRAMIENTAS PARA EMPRENDEDORES

Alberto Payo

Alberto Payo

Si eres emprendedor/a y has fundado tu propia startup seguro que te sabes al dedillo su elevator pitch y hasta es posible que hayas memorizado varias versiones del mismo con distintas extensiones y para públicos diferentes. 

Como te hemos comentado anteriormente en BYZness, se trata de una presentación breve que se suele guionizar incluyendo aspectos como la idea, el modelo de negocio, el tamaño del mercado, los posibles competidores y quiénes son los socios con el fin de interpretarla frente a inversores, políticos, periodistas, etc.

¿Por qué esperar a un evento o a un demo day para que otras personas te digan qué les parece lo que estás haciendo o cómo lo has presentado? Ya existe una página web que te da la posibilidad de compartir tu elevator pitch fácilmente y conocer el feedback de la comunidad. 

En Pitchwall los co-fundadores de startups pueden recibir me gusta (en forma de aplausos) y comentarios de otros usuarios. Así, tienen la posibilidad de saber su opinión sobre sus proyectos y cómo los han dado a conocer a través de su exposición. 

Cómo subir tu pitch a Pitchwall

Si estás interesado en usar el servicio, ya sea para subir tu pitch u ofrecer feedback a otros, tienes que registrarte. Ello es posible con una cuenta de correo electrónico o mediante unas credenciales de Twitter. 

Después de hacer el registro para publicar el vídeo solo tienes que pulsar en el círculo de color morado que aparece arriba a la izquierda (donde pone Make your pitch). Puedes cargar un clip desde la memoria de tu PC o smartphone que tenga una duración máxima de 30 segundos y un peso de hasta 30 mb. Añade también la web de tu startup y, finalmente, pulsa en Submit para postear el elevator pitch en Pitchwall.

La web es bastante simple y tiene una visualización muy limpia. Los vídeos se muestran en discretos círculos parecidos a los de las stories de Instagram, Facebook, Linkedin, etc. Solo tienes que pulsar sobre ellos para que se inicie la reproducción y pulsar otra vez para detenerla. Por cada fila hay 5 círculos, aunque la cifra varía si la visualización se realiza desde un dispositivo móvil, ya que la web es responsive. 

En Pitchwall los pitches se ordenan según su popularidad. Es decir, los posicionados más arriba a la izquierda son aquellos que más han gustado a otros usuarios. Así, van colocándose de manera descendente y de izquierda a derecha según los likes que hayan ido acumulando. 

Bajo cada círculo se pueden encontrar tres opciones. El icono de la izquierda corresponde al logo de cada startup y contiene un link. Al pulsar sobre él accederás a la página del proyecto en cuestión. En la parte central hay un contador para los Me Gusta. Si pinchas sobre él sumarás uno más al número que aparece. Por último, en la parte derecha están los comentarios. Puedes postear tu propia respuesta o leer las que han dejado otros miembros de la comunidad anteriormente. 

Asimismo, si hay algún elevator pitch que te haya gustado especialmente o llamado la atención Pitchwall te da la oportunidad de compartirlo en Twitter ofreciéndote un enlace especial. 

Si quieres que te envíen los mejores pitches o recibir una notificación cada vez que alguien publique un comentario sobre tu presentación, puedes dejar tu dirección de email para que te manden una pequeña newsletter. 

Startups con mucha personalidad

Pitchwall ha sido creada por el diseñador y emprendedor Matteo Mosca, quien quería facilitar a los co-fundadores una manera de dar exposición a sus proyectos, pero también humanizar estos desarrollos de cara al exterior. 

“Detrás de los productos hay seres humanos con motivación, valores y pasiones. Estos son ingredientes imprescindibles. El tema es que en Product Hunt, Betalist y otras comunidades de productos, la personalidad del creador no se destaca, simplemente no se expresa”, señala.

Según explica Mosca, Pitchwall nació para “permitir a los makers que muestren al mundo cuánto creen en aquello que están haciendo”.

En este articulo: Innovación

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando