El dato, la clave de las entidades financieras para capear la crisis

El sector lleva tiempo apostando fuerte por el proceso de transformación digital y la digitalización. Sin embargo, la pandemia y la consiguiente crisis exigen intensificar los esfuerzos.

El dato, la clave de las entidades financieras para capear la crisis

Pixabay

Innovadores

IMPACTO DE LA PANDEMIA EN EL SECTOR FINANCIERO

Fran Leal

Fran Leal

La llegada de la crisis motivada por la pandemia del Covid-19 está obligando a todos los sectores económicos a reinventarse. Y lo están haciendo, en buena medida, en base a un proceso de transformación digital que, si bien ya venía teniendo un protagonismo creciente, con la pandemia ha adoptado un papel principal.

Innovación en el sector financiero

En el caso concreto del sector financiero, la coyuntura actual también está impulsando una transformación profunda. Como apuntan desde VeriTran, empresa que facilita la construcción de canales digitales, y en base al World Retail Banking Report, el 48% de las empresas bancarias a nivel mundial ya han tomado la decisión de mejorar sus capacidades de innovación digital, y se espera que más de la mitad de sus clientes usen soluciones bancarias digitales en materia de pagos, tarjetas y cuentas bancarias minoristas en los próximos tres años. El goteo de cierre de sucursales en nuestro país es evidente, y con la crisis aumentará aún más, con lo que el principal reto del sector, según destacan desde VeriTran, estará en ofrecer nuevos servicios sin contar con la atención presencial. Y para esto, la apuesta por la digitalización y la innovación es imprescindible.

Sin embargo, las entidades se están transformando mucho más allá de la atención al cliente. Prueba de ello es, por ejemplo, la reciente alianza de Banco Sabadell con Microsoft, que comprende la implantación de Microsoft Dynamics 365, una herramienta que permite acceder de forma rápida y ágil al perfil completo de los clientes, para ofrecerles soluciones bancarias personalizadas. Además, cuenta con la integración de datos de marketing y ventas, lo que supone una mayor flexibilidad y nivel de seguridad para los clientes, han asegurado las partes.

Por otro lado, cabe destacar que las entidades financieras, en estos momentos, se enfrentan a una época de duro trabajo, con una creciente demanda de crédito por parte de empresas y particulares, así como una mayor necesidad de medir tanto los riesgos como la capacidad de pago de quienes buscan liquidez.

El poder del dato

Desde Experian apuntan a que la búsqueda de datos alternativos es el denominador común para la gestión y anticipación de los riesgos, ya sea en la admisión de nuevos clientes, como en el seguimiento de los mismos o los procesos de recobro. Y es que, según afirman, el rediseño de modelos de riesgos, la automatización, el seguimiento y los planes de recobro van a ser las claves que faciliten la toma de decisiones financieras post-covid.

En declaraciones para BYZness, Rita Estévez, CEO y Market President de Experian España y Portugal, sostiene que los datos son el elemento principal en los modelos de tomas de decisiones y cada vez tienen más relevancia. En este sentido, “los modelos de gestión de riesgos que las entidades financieras utilizaban han perdido predictibilidad debido a la gravedad de la crisis y a la falta de precedentes”. Por tanto, la banca debe estudiar cómo ajustar los modelos, “basándose en datos alternativos”, como podrían ser aquellos que proceden “de la transaccionalidad de las cuentas corrientes (Open Banking)”, con la necesidad de tener el consentimiento previo por parte del ciudadano.

Como decíamos al comienzo, la tecnología está teniendo un papel crucial durante esta crisis, con una “aceleración en el proceso de digitalización de las compañías”, afirma Estévez. Así, las entidades están invirtiendo en ella para ganar rapidez y eficiencia en la toma de decisiones, “explotando la mayor cantidad de datos posibles, tanto tradicionales como no tradicionales, sin generar fricción con el cliente”. En este contexto, Estévez apunta a las plataformas machine learning de decisión, los modelos de analítica avanzada y el uso de la inteligencia artificial como algunas de las tecnologías en las que apoyarse.

Nuevos riesgos producto de la crisis

En cualquier caso, aunque las entidades financieras llevan tiempo apostando por la digitalización como herramienta de optimización de sus procesos de negocio, lo cierto es que “con la llegada de la crisis han surgido nuevos riesgos”, expone Estévez. Estaríamos hablando del riesgo que existe en la rentabilidad a corto y medio plazo, el aumento del riesgo de crédito y recobro, el riesgo de modelo de negocio y los riesgos inherentes a los canales digitales.

Por último, en cuanto a los resultados, muchas entidades han reaccionado rápido a las exigencias de la nueva coyuntura apoyándose en la tecnología. Ahora bien, en ocasiones hay que esperar un poco para ver los verdaderos resultados, ya que “son procesos que llevan tiempo de implantación y todavía no están funcionando a pleno rendimiento”, añade Estévez, que concluye que si bien “el sector financiero ha entendido el poder del dato”, lo que marcará la diferencia será la incorporación de datos alternativos, la inteligencia artificial y la analítica avanzada, en aras de “una gestión más acertada y con mayor predictibilidad”.

En este articulo: Innovación

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando