"Para atraer a las mujeres a las carreras STEM lo importante es que se visualicen a sí mismas ejerciéndolas"

La Fundación ASTI tiene como objetivo fomentar las carreras STEM entre las mujeres y los jóvenes para cerrar la brecha de género y generacional

Emma Fernández, vicepresidenta de la Fundación ASTI

Emma Fernández, vicepresidenta de la Fundación ASTI // Fundación ASTI

Innovadores

Emma Fernández, vicepresidenta de la Fundación ASTI

Marta Gracia

Marta Gracia

Emma Fernández es la vicepresidenta de de la Fundación ASTI que nació en 2017 con el objetivo de fomentar las carreras STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) entre las mujeres y los más jóvenes. La transformación digital se ha instalado en nuestro día a día y cada vez es más importante, por lo que hay que formarse en estas competencias

Fernández considera que lo primordial no es poner de relieve que son las profesiones, hoy en día, mejor pagadas porque las chicas de 3º y 4º de las ESO no son conscientes del dinero, sino que hay que conseguir que se visualicen a sí mismas ejerciéndolas. El programa Talent Girl de la fundación pone en contacto a jóvenes y mujeres STEM para conseguir ese objetivo. 

Emma Fernández destaca cómo los estereotipos continúan pesando en la decisión de las mujeres a la hora de optar por carreras STEM, así como en la asunción de puestos que exigen responsabilidades. Varios estudios confirman que en las niñas sigue siendo muy importante la vocación, mientras que los niños son mucho más prácticos y eligen más su carrera profesional en función de las oportunidades de trabajo. 

¿Cómo está el sector STEM, es el futuro?

El sector STEM incluye muchos ámbitos de conocimiento, es muy amplio: ciencia, tecnología, matemáticas, ingeniería. Estamos hablando de un sector con muchas oportunidades porque la tecnología juega un papel transversal en casi todos los sectores de actividad y está teniendo mucha influencia en la resolución de los retos que tenemos en este momento todos los asociados al cambio climático y en todo lo que tiene que ver con la salud, toda la digitalización de la sanidad o el rastreo o la simulación de la vacuna está basada en tecnologías que se aprenden a través de las carreras STEM.

¿Por qué hay tan pocas mujeres en el sector STEM?

Hay pocos profesionales en general. Tenemos un problema con la ciencia, que no tiene buena prensa en España. Hay una encuesta de percepción social de la ciencia, que se realizó hace unos años, que dice que solo un 18% de los hombres tiene interés por la ciencia y entre las mujeres el porcentaje baja hasta el 14%. Tenemos un país que tiene poco interés por la ciencia. Desgraciadamente las mujeres tenemos menos interés por la ciencia que los hombres. Hay muchas razones que explican esto y es que, tradicionalmente, los estereotipos nos han hecho pensar que las profesiones científicas y la ingeniería no son cosas de mujeres, aunque creo que está cambiando, pero hay un gap importante. El 50% de las alumnas universitarias son mujeres, mientras que en el mundo STEM la cifra ronda el 25%. Tenemos que impulsar que las mujeres perciban la importancia de la tecnología para cualquier actividad, no solo las más científicas. La tecnología es importante en la medicina, la farmacia, la educación, etc. La utilización de la inteligencia artificial está siendo tendencia, lo que tenemos que tener conciencia, toda la población, es de la importancia de la tecnología y las mujeres tenemos que verlo más cerca de nuestra actividad, incluso en las carreras más tradicionales.

¿Cómo se puede fomentar la vocación entre las mujeres? ¿Cómo las fomentan desde ASTI?

En los últimos años, en la educación se ha tomado conciencia de que la orientación profesional en edades tempranas es importante. Desde la fundación hemos diseñado varios programas y el más importante relacionado con la promoción del talento femenino es Talent Girl y lo que buscamos es dar visibilidad a las mujeres que están en profesiones STEM y que las niñas puedan tener contacto con estas profesionales, que vean que son de carne y hueso, que son mujeres reales. Tengan acceso a empresas y a experiencias relacionadas con tecnología para que puedan elegir la rama del bachiller con algo más de conocimiento y con la posibilidad de conocer el impacto que tienen estas tecnologías y estas profesiones en la sociedad. Hay algunas encuestas que dicen que las mujeres elegimos más por vocación que por el sentido práctico de las carreras universitarias. Lo que tenemos que hacer es que las niñas y los niños vean el impacto que nuestro trabajo y la tecnología tiene en nuestra sociedad, que es un impacto positivo.

Emma Fernández, vicepresidenta de ASTI // fundación asti

¿Hacen falta referentes femeninos para que las jóvenes se fijen en ellas?

Yo creo que hay muchas mujeres que ocupan posiciones relevantes en el sector tecnológico  y no hay más que ver la lista de mujeres que dirigen las empresas tecnológicas en España: CEO de Microsoft (Pilar López Álvarez), CEO de Fujitsu (Ángeles Delgado), la directora general de IBM Europa, Oriente Medio y África (Marta Martínez). Creo que no hay escasez de referentes, lo que sí que creo es que no son conocidas entre las niñas de 3º y 4º de la ESO. No hay tampoco series en la televisión en las que se vea la tecnología como profesión habitual de mujeres. Realmente para el común de los mortales, si en tu familia no tienes cercanía a estas profesiones son pocas las oportunidades de que las llegues a apreciar. Por eso la fundación tiene como objetivo el acercarlo a todas las familias y a geografías donde además no son Madrid y Barcelona, que son provincias de Castilla y León o en Cantabria para que puedan acceder a ese conocimiento y a esa referencia. 

¿Sois positivas con el futuro de las mujeres y los jóvenes en las profesiones STEM?

Las cifras dicen que hay un cierto estancamiento en todo esto y que todavía no tenemos un número suficiente de profesionales para cubrir las vacantes que hay en el sector. Un estudio de la UE dice que en Europa podría haber hasta un millón de puestos de trabajo en los próximos años que fueran difíciles de cubrir por falta de formación tecnológica, yo creo que la gente joven es cada vez más consciente de que necesita habilidades digitales. Yo creo que esta situación que hemos vivido con el COVID ha puesto de manifiesto que es muy importante para los ciudadanos tener unas habilidades digitales mínimas. La pandemia ha hecho más por la digitalización que muchas campañas que  hemos venido haciendo porque nos han puesto en una posición real en la que para sobrevivir, en términos de trabajo, de ocio, de cercanía social, hemos necesitado la tecnología. Además, tenemos que estar orgullosos por cómo han respondido las infraestructuras en España, que con un consumo mucho mayor y un tráfico mucho mayor han respondido muy bien.

¿Cómo hacer atractivas estas carreras?

A los 13, 14 años se tiene poca conciencia de la importancia de un sueldo al mes. Lo más importante es que se puedan visualizar a sí mismas haciendo esa profesión o contribuyendo de esa manera a la sociedad. Lo que tratamos es de acercar la tecnología para que la entiendan, comprendan mejor lo que significa esas profesiones y entiendan que lo que están estudiando les puede ayudar a ejercer esa profesión. Influye mucho en cómo te cuentan las asignaturas y para qué se utilizan esos conocimientos que se aprenden, porque a veces estudias asignatura o áreas de conocimiento y a esas edades no entiendes la utilidad. Conectar el conocimiento con la utilidad y la aplicación siempre es de gran ayuda.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando