Los buzones inteligentes aprovechan la COVID-19 para aumentar su presencia en las calles

Citibox, junto a Itete Conecta, han instalado en estos meses de crisis sanitaria más de 20.000 buzones inteligentes automáticos.

Los buzones inteligentes automáticos garantizan el contacto cero entre mensajero y destinatario.

Los buzones inteligentes automáticos garantizan el contacto cero entre mensajero y destinatario. // Citibox

Innovadores

tecnología y negocio

Fran Leal

Fran Leal

Si bien es cierto que la crisis del coronavirus ha derivado en un profundo bache económico para muchas empresas, por otra parte, como en toda crisis, aparecen nuevas oportunidades. Y ahora, en plena etapa de digitalización, el campo de la tecnología es el que más posibilidades alberga.

Un ejemplo de ello es el despliegue de los buzones inteligentes, que han experimentado un fuerte crecimiento durante estos últimos meses en nuestro país, favorecidos por los nuevos protocolos de contacto cero entre repartidores de paquetería y receptores que han ganado peso en las empresas de mensajería.

Más de 20.000 buzones instalados

Sin ir más lejos, la startup especializada en el reparto de paquetes sin presencia del destinatario Citibox tiene previsto el despliegue de 35.600 buzones inteligentes automáticos a lo largo de este año. Y lo hará de la mano de una de las compañías líderes en despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones, Itete Conecta.

De hecho, durante los meses de confinamiento, Citibox ya ha instalado 22.300 de estos buzones, que dan servicio a unas 250.000 personas en Madrid y Barcelona, quienes pueden recibir paquetes de todo tipo (no solo procedentes del comercio electrónico, sino también del comercio tradicional) de una forma segura y automatizada, gracias a la tecnología de ciberseguridad que emplean.

Según la compañía, durante la crisis de la COVID-19 que llevamos sufriendo desde marzo, el número de usuarios recurrentes aumentó un 14%, superando incluso el número de usuarios activos y número de transacciones registradas en épocas como el Black Friday o la Navidad.

Como decíamos, el papel de Itete Conecta es determinante, pues es la encargada de la gestión de permisos en las comunidades de vecinos, así como del despliegue de la infraestructura de los buzones, que una vez instalados son activados mediante una aplicación móvil y habilitados para la entrega y devolución de la paquetería. La firma avanza así en su estrategia sinérgica hacia sectores complementarios, posicionándose como palanca de cambio en el modelo tradicional de mensajería, al poder colaborar con un sistema más eficaz, cómodo y seguro para los ciudadanos.

Servicio gratuito para el ciudadano

Más allá de las posibilidades que aportan los buzones inteligentes, destaca el hecho de que la utilización de este servicio es gratuito para los usuarios. Simplemente se necesita la autorización por parte de las comunidades de vecinos para su instalación y puesta en funcionamiento.

Algo que consiguen desde Itete Conecta, y es que al respecto cuentan con una dilatada experiencia basada “en la consecución de permisos para despliegue de fibra óptica”, asegura Carlos San Paulino, asesor de Desarrollo y Negocio de la compañía. Según relata para BYZness, no se trata de una alianza, sino más bien de “un contrato de servicio”, por el cual, “mediante el contacto con administradores y presidentes de comunidades de vecinos, así como en el trato al cliente”, consiguen poner en marcha la actividad de los buzones inteligentes.

En este sentido, “las gestiones se basan en la presentación del producto al representante de la comunidad de vecinos”, aclara San Paulino, con el objetivo de que entiendan el concepto y los beneficios que les puede reportar el buzón inteligente, que recuerda que “tiene un coste cero para la comunidad”. Además, Itete Conecta también se encarga de la búsqueda de la mejor localización para la instalación, que debe ser “una zona segura y cómoda en espacio comunitario, tanto para el uso por parte del vecindario, como para la gestión de la paquetería por parte del mensajero”, apostilla.

La buena marcha que lleva la implantación podría conllevar extender el plan de expansión a otras provincias españolas e incluso, como confiesa San Paulino, “si todo va bien, extenderemos nuestros servicios a París”. En definitiva, una muestra más de cómo los proyectos basados en la tecnología pueden avanzar positivamente, aún en época de crisis.

En cuanto a la inversión realizada, desde Itete Conecta no han querido desvelar cifras, pero sí nos confirman el impacto en términos de empleo, pues en su caso se han conformado sendos equipos de trabajo, “tanto para la gestión de los permisos como para la instalación de los buzones”, que ronda los 30 trabajadores. Algo que prevén que aumente “a medida que el producto sea más conocido y tenga mayor acogida”, concluye San Paulino.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando