Esta app custodia tu equipaje al llegar a tu destino para que no cargues con él

Con LUGGit puedes avisar a un 'rider' para que acuda al aeropuerto o estación de tren o autobús a recoger tus maletas y pedirle que te las devuelva cuando quieras.

Una familia de turistas arrastrando sus maletas y resto de enseres a su llegada a Barcelona.

Una familia de turistas arrastrando sus maletas y resto de enseres a su llegada a Barcelona. // Jordi Cotrina (EL PERIÓDICO)

Innovadores

Tecnología para el turismo

Alberto Payo

Alberto Payo

¿Eres un o una wanderlust? ¿Acostumbras a viajar con frecuencia por afición, por trabajo o por ambas? ¿No te alojas en hoteles, sino más bien en hostales o pisos turísticos? Entonces es muy probable que te hayas visto en la incómoda situación de llegar a tu punto de destino y tener que cargar con las maletas unas cuantas horas hasta que sea posible la entrada. En algunos casos estos alojamientos no son flexibles con el horario o no disponen de una recepción para dejar el equipaje antes de hacer el check-in. 

No cabe duda de que esto es un engorro importante para cualquier viajero, ya que en esas horas muertas ir a visitar lugares emblemáticos o monumentos también se dificulta al tener que cargar tanto peso. 

Sin embargo, ya hay una aplicación móvil que se ha propuesto acabar con este problema tan común para los turistas y que quiere resolverlo a golpe de economía colaborativa. El servicio se llama LUGGit y lo que hace es ‘liberarte’ de tus maletas el tiempo que requieras, conservándolas en un lugar seguro en dicho intervalo. 

Cuando hayas arribado a tu lugar de destino inicia la app y pide que recojan tus efectos personales. En pocos minutos un representante de la compañía acudirá y se llevará tu equipaje para guardarlo mientras estás ‘pateando’ la ciudad. La petición se puede hacer en tiempo real, no es necesario realizarla con horas de antelación. Después, puedes solicitar que te lleven las maletas directamente al hostal, piso de Airbnb, etc. 

La plataforma también es útil cuando finalizas un viaje, para que después de haber hecho el check-out puedas aprovechar esas últimas horas viendo cosas. En este caso LUGGit va a buscar el equipaje al alojamiento y puede devolvértelo en un rato directamente en el aeropuerto, estación de bus o tren, etc. 

LUGGit trabaja con lo que ha venido a llamar ‘keepers’, una especie de colaboradores con vehículo propio que se encargan de hacer estos servicios de recogida y entrega de las maletas. Por decirlo así, serían como los riders de Glovo o Deliveroo, aunque con coche. Los keepers reciben las peticiones en tiempo real y pueden aceptarlas, como ocurre con los anteriores. Tienen a su disposición el GPS para no perderse y pueden comunicarse con los clientes vía chat. Estos saben cuál es su ubicación y cuánto pueden tardar en llegar.

Por su parte, los alojamientos también pueden trabajar con LUGGit como un partner y ampliar su oferta de servicios para sus huéspedes. 

Cómo funciona la app

Una vez descargada la herramienta en tu iPhone o smartphone Android debes introducir tu número de teléfono, escogiendo el prefijo del país de donde es la línea. En pocos segundos recibirás un código de verificación que deberás introducir. El siguiente paso es crearte un perfil, lo cual puedes hacer mediante tus credenciales de Facebook o facilitando un nombre de usuario y una contraseña.

A continuación, tienes que seleccionar la localización donde deseas que recojan y dejen tu equipaje. Después, indica de cuántas maletas deseas desprenderte y cuál es su formato (pequeñas o de menos de 10 kilos, medianas o de menos de 35 kilos y grandes o de peso superior a esta medida). Es importante que especifiques también la fecha en la que te gustaría que te entregaran las maletas y el horario (puede ser en el mismo día, mañana, unos días más adelante, etc). Por último, debes seleccionar el servicio que te gustaría contratar. LUGGit ofrece un servicio Standard y otro Premium, que se diferencian en la cantidad que estaría cubierta por su seguro. 

Tras escoger el servicio y realizado el pago, se envía la orden a los keepers. En principio el ‘porteador’ que ha aceptado la solicitud tarda entre unos 15 y unos 20 minutos en personarse en el lugar designado. 

Readaptación durante el confinamiento

LUGGit es una app y startup de origen portugués. La empresa nació en julio del año pasado y debido a la crisis del coronavirus y la declaración del estado de emergencia su actividad se vio totalmente paralizada, ya que los hoteles, pisos turísticos y aeropuertos han estado durante más de 2 meses cerrados o sin actividad. Así que decidieron reinventarse aprovechando su estructura. 

Durante las semanas del confinamiento la startup creo el movimiento #WeMoveIt para que cada persona que lo necesitara en Lisboa u Oporto solicitara a un keeper que recogiera los productos que requería, como alimentos, ropa, medicamentos, etc y este los entregara en otros lugares. Empezaron puerta a puerta, desde hijos enviando comida a sus padres (ciudadanos de alto riesgo), entregando cosas a los profesionales de la salud o repartiendo donaciones a hospitales e instituciones. Poco a poco fueron hablando con algunas asociaciones para causar mayor impacto y hablaron con empresas como Decathlon para trasladar mascarillas y ventiladores. 

“Como una startup nueva que tiene en su núcleo un servicio para mover objetos personales, la palabra confianza siempre fue una prioridad para nosotros”, explicaban sus impulsores. 

Con la nueva normalidad la app ha retomado su actividad principal. Desafortunadamente, por ahora LUGGIT solo sigue disponible para los viajeros que visitan Lisboa u Oporto. Si es tu caso, quizás quieras probarla de primera mano. No obstante, la startup lusa está preparándose para aterrizar en nuevos mercados y próximamente podría lanzarse en alguna ciudad española. ¿Será Madrid la elegida? ¿Quizás Barcelona?

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando