Esta startup te permite alquilar piscinas privadas para disfrutarlas con tu familia o amigos

Piscilovers es el como el Airbnb de las piscinas y la alternativa ideal para huir durante este verano de la nueva normalidad de piscinas comunitarias o públicas

Esta startup te permite alquilar piscinas privadas para disfrutarlas con tu familia o amigos

Pìxabay

Innovadores

ALQUILER DE PISCINAS

Alberto Payo

Alberto Payo

Este verano no todo el mundo podrá disfrutar de las piscinas. Algunas de las comunitarias han decidido no abrir por precaución y otras por no querer gastarse más presupuesto en material para dotarse se seguridad frente al coronavirus. En cuanto a las piscinas públicas el aforo estaría limitado al 30%, se debe mantener la distancia interpersonal y se tendrá que reservar cita. Los baños serán más ‘dirigidos’ que nunca.

Con el fin de que cualquiera pueda hacer uso de una piscina con la mayor intimidad posible y que aquellos que ya la poseen tengan la oportunidad de rentabilizarla, ha surgido la startup y página web Piscilovers.

La idea la tuvo uno de los co-fundadores, Sergi Baquero, que es un amante de las piscinas y los parques acuáticos. El proyecto surgió en abril, pocas semanas después de arrancar la crisis del coronavirus.

“Mira, Sara, se he ha ocurrido esto, pensando el verano que nos espera de aforo limitado, playas con cita, etc. Así que ¿qué te parece si hacemos una plataforma que ponga en común a voluntarios con usuarios que disfrutan con las piscinas? Como la gente también está un poco tocada económicamente así se pueden sacar un extra. Así podemos hacer un Airbnb, pero de piscinas”, explicaba el emprendedor a su compañera y co-CEO, Sara Orozco.

Los dos co-fundadores vienen del mundo del turismo y tenían experiencia trabajando en agencias de viajes. La empresa está financiada totalmente con fondos propios. “Si la cosa va bien el futuro tenemos un proyecto en el que también nos gustaría incluir a los hoteles, tanto para la época de invierno, con sus piscinas cerradas, como para la de verano. Queremos incorporarlos y hacerlos un poco nuestro target”, explica.

“Lo haríamos, sobre todo, con hoteles que tienen menos visibilidad, no cadenas supergrandes y conocidas, sino hoteles un poco más pequeños donde solo tendrían que poner la entrada para la piscina”, matiza Orozco.

Piscilovers monetiza su herramienta a través de un 20% en concepto de cargo de servicio o comisión.

Cómo sacarle rentabilidad a tu piscina

Los propios anfitriones son los que pueden servirse de la plataforma para subir ellos mismos su piscina con sus propias imágenes, establecer el precio, indicar qué cosas ofrecen, etc. Posteriormente, el equipo de Piscilovers le echa un vistazo o y le da el visto bueno no. En este último caso si detectan algún problema llaman al propietario para preguntarle.

Los anfitriones pueden ofertar no solo el disfrute la piscina por hora, jornada o persona, sino otros servicios como barbacoa, comidas y cenas, fiestas de cumpleaños, visitas a animales, barra libre, música y todo lo que se les ocurra.

“En principio nosotros trabajamos con Allianz con un seguro de responsabilidad civil que cubre daños materiales y daños personales de los asistentes a la piscina”, aclara la Co-CEO de la startup.

“En cuanto a las medidas contra el coronavirus son los anfitriones los que se encargan del tratamiento del agua, la desinfección, etc. Les preguntamos cómo lo hacen, pero no podemos estar en cada piscina”, añade Orozco. Normalmente esta información ya está especificada en las fichas. Además, pueden aclararla vía mensajería entre anfitriones y usuarios.

Mucha demanda, pero escasez de oferta

Por el momento Piscilovers está tratando de ampliar su base de piscinas, algo que no le está resultando fácil. Orozco reconoce que es por ahora su “punto débil, ya que usuarios tenemos muchos a través de las campañas de publicidad que hemos hecho en Facebook, Instagram y demás. Lo que nos falta son los anfitriones que publiciten un poco sus piscinas”, explica la co-CEO de Piscilovers. Actualmente cuentan con unas 15 piscinas dadas de alta en la web.

La plataforma está abierta a emplazamientos en cualquier lugar de España. No obstante, según revela la socia del proyecto “hemos comprobado mucha demanda en la zona central, lo que es Madrid y las Castillas. Dado que no tienen proximidad a la costa es un buen target, por decirlo de alguna manera”, apostillas Orozco.

  

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando