Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

Estas son las apps que puedes usar para reservar cita en la playa este verano

Cada ayuntamiento escoge la herramienta que quiere suministrar a los ciudadanos para hacer esta gestión, pero ya hay algunas aplicaciones móviles que les ayudan a organizar las peticiones y controlar el aforo.

Dos personas llegan a la playa de la Barceloneta.

Dos personas llegan a la playa de la Barceloneta. // EFE

Innovadores

APLICACIONES

Alberto Payo

Alberto Payo

Este verano será uno de los más extraños que vivamos en nuestras vidas, sobre todo para aquellos ciudadanos que estaban acostumbrados a ir a la playa a tomar el sol o o bañarse cuándo querían y cómo querían.

Para acudir a ciertas playas que generalmente tenían mayor nivel de ocupación no solo será necesario mantener la distancia de seguridad u ocupar algunas parcelas delimitadas, sino que vecinos y turistas tendrán la obligación de realizar la cita previa para disfrutar de unas horas o una jornada completa en estos emplazamientos.

No hay una tecnología común en España que permita esto. Cada comunidad autónoma y cada ayuntamiento en particular están tomando sus propias medidas y escogiendo sus mecanismos. Algunas administraciones han integrado herramientas en sus páginas web oficiales para que los ciudadanos puedan hacer la gestión.

Además, algunos proveedores les ofrecen aplicaciones móviles personalizables y adaptables para que los usuarios puedan efectuar la reserva directamente desde sus smartphones. Estas son algunas de ellas:

- LetMeVisit:

Esta app, creada por Colectivos Vip (Vip District) ha sido desarrollada para facilitar a los ayuntamientos la gestión de espacios públicos durante este verano.

Se puede utilizar para gestionar el aforo de las playas de manera sencilla y así evitar aglomeraciones, pero su uso también es extensible a parques, conciertos, mercadillos, conciertos, fiestas populares, etc.

Los ayuntamientos que quieran servirse de la aplicación deben dar de alta esos espacios, establecer algunos requisitos de acceso, como los horarios, el aforo máximo o el plazo con el que es posible realizar la reserva por anticipado.

Por su parte, los ciudadanos pueden hacer la gestión sin tener que facilitar sus datos personales. Basta con que muestren el código QR que se les facilita al hacer la reserva al llegar a la playa.

- Hamacapp:

Hamacapp es una aplicación móvil disponible para iOS y Android que ya existía anteriormente, pero que ha introducido novedades para enfrentar los desafíos que supone la nueva normalidad.

Los usuarios pueden instalarla en sus dispositivos con el fin de reservar un espacio para sentarte o tumbarse al sol. Simplemente tienen que seleccionar la localidad a cuya playa acudirán, escoger la fecha, buscar la zona que les interesa y, a continuación, reservar la hamaca o hamacas que desean alquilar. Pueden realizar el pago directamente desde la aplicación, porque en este caso sí que cobra una cantidad al ‘arrendar’ la hamaca.

Su utilización es muy similar a la de las herramientas que permiten escoger una butaca determinada en el cine o en el teatro o un asiento en un vuelo de avión.

Gracias a esta herramienta los usuarios pueden conocer el nivel de ocupación de distintas playas y también echar un vistazo a sus servicios. Incluso se pueden hacer pedidos de comida y bebida directamente desde las hamacas a los restaurantes o locales de la zona.

Para los ayuntamientos es un sistema que puede resultar bastante útil, porque además de controlar el aforo, la app les permite realizar una trazabilidad de las personas que han acudido a un lugar y día concreto, por si requiriesen esa información para rastrear contagios de coronavirus. Al poder realizarse reservas anticipadas, las administraciones locales también pueden planificarse mejor.

- Booksy: 

La startup tras esta aplicación para iOS y Android nació hace cinco años en Polonia y su uso se ha extendido por EE.UU. Ahora acaba de llegar a España.

En principio comenzó una aplicación dedicada al sector de la belleza, con el fin de que los usuarios pudieran pedir cita para la peluquería o centro de estética y los establecimientos tuvieran la oportunidad de gestionar los huecos disponibles.

Con la llegada de la COVID-19 -y debido a que para acudir a ciertos lugares será necesario realizar una reserva- han ido abriéndose a otras necesidades, como el uso a las piscinas públicas y de urbanizaciones privadas, así como a las residencias de mayores.

Igualmente, su herramienta tipo calendario se puede usar perfectamente por parte de los ayuntamientos para organizar las visitas a pequeñas playas. Para ello los usuarios solo tienen que rellenar un pequeño formulario.

En este articulo: APPs

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando