De operar en Barcelona a competir con Microsoft, IBM y Google

NUUBB, "la nube" que da soluciones "cloud" a las pymes está expandiéndose a un gran ritmo en nuestro país hasta el punto de empezar a competir con multinacionales de la talla de IBM Telefónica, Google, Amazon Aws o Microsoft Azure.

Nicolás Blasyk, fundador y CEO de NUUBB

Nicolás Blasyk, fundador y CEO de NUUBB // NUUBB

Innovadores

ENTREVISTA NICOLÁS BLASYK, FUNDADOR DE NUUBB

Lidia Alvarez Byzness

Lidia Álvarez Vellido

En menos de dos años, esta empresa fundada por el francés Nicolás Blasyk para facilitar los servicios a todos los emprendedores franceses que operaban en Barcelona, tiene previsto añadir Madrid como una nueva ciudad donde instalar sus infraestructuras que ya cuentan con tres Data Center: Soissons y  Lille en Francia; y Parc Tecnològic del Vallès en Barcelona

Con unas previsiones de crecimiento en la facturación de un 50%, alcanzando los 927.000 euros para este año, pese a la situación actual, y de un 50% en el volumen de empresa, NUUBB se ha convertido en una de las compañías de “cloud” más rentables del sector hasta el punto de empezar a competir con multinacionales tecnológicas de la talla de Telefónica, Google, Amazon Aws, Microsoft Azure o IBM.

“Ofrecemos atención personalizada. Cuando llaman los clientes no hablan con una máquina como ocurre con las multinacionales, sino que reciben un trato directo y cercano”, explica a BYZness, Blasyk, quien asegura que “el trato personal y saber quién está detrás del teléfono gusta al cliente y es algo que nos hace sentir seguros. Esta es nuestra gran ventaja”.

¿Qué servicios ofrecéis a las pymes?

Ofrecemos todos los servicios que se realizan “en la nube” para ayudar a las pequeñas empresas en el proceso de digitalización como alojamiento de datos en servidores, seguridad, gestión de IP, planes de recuperación… Todo lo que ofrecen las grandes empresas como Google, Amazon o Micrososft, pero a un precio asequible para ellas. 

¿Cómo se encuentran las pymes españolas en cuanto a digitalización?

Nos hemos encontrado con una gran particularidad: las empresas españolas tardan mucho en decidirse. Les ofreces una digitalización cómoda, asequible, soluciones, les asesoras y una vez que haces todo este proceso tardan una eternidad en saber qué hacer. Todo es “ya lo veremos después”. Queremos que las empresas entiendas que no es una inversión de mucho dinero y que vean que a largo plazo sacarán rentabilidad de la digitalización.

¿Cómo han hecho frente a esta digitalización forzada vivida por la COVID-19?

La esperanza que teníamos es que con esto del coronavirus las empresas se dieran cuenta e hicieran un cambio de chic para poder digitalizarse y modernizarse, porque ahora tenemos herramientas, pero lo único que han hecho es coger el proyecto que tenían guardado en el fondo del cajón, le han quitado el polvo y lo querían todo deprisa.

Después de estos tres meses viene el momento de ver todo lo que se ha hecho mal por esas prisas, sobre todo en temas relacionados con la ciberseguridad

¿Las empresas han abierto los ojos con esta crisis o volverán al papel y boli?

Tengo la esperanza de que de aquí a final de año las compañías se den cuenta y que realmente empiecen con los procesos de digitalización a pesar del miedo que tienen al cambio. Algo que no me sorprende ya que ni el propio Gobierno tiene digitalizadas sus administraciones, por lo que las empresas, sobre todo las pequeñas, seguirán yendo con mucho ojo.

¿Qué deben tener en cuenta antes de iniciar este proceso?

Lo primero es tener las ganas y dejarse asesorar por las personas que realmente sabemos del tema. Lo segundo es estar dispuesto a hacer una pequeña inversión que a la larga hará que ahorren en espacios de trabajo, por ejemplo, uno de los costes más grandes de las empresas.

¿Y en cuanto a ciberseguridad?

Cada usuario tiene que tener su material, es decir, que en el ordenador de la empresa no hacer nada personal, así como en el ordenador de la familia no hacer nada laboral.

Con los sistemas a los que nos conectamos para teletrabajar o con las contraseñas, ocurre lo mismo. En cuanto a éstas últimas, usamos la misma para todas las plataformas y para servicios tan importantes como la banca. Lo que no sabemos es que en la dark were puedes conseguir 100.000 contraseñas por 500 euros. Hay que usar distintas claves, largas y seguras e ir cambiándolas cada cierto tiempo.

Como expertos le dais importancia a esta ciberseguridad pero, ¿qué aspecto es más importante para las empresas?

Las empresas tienen una obsesión por saber dónde están sus datos, es decir, creen que la nube es algo metafórico e intangible pero lo cierto es que, en cierto modo, esta nube existe, tiene localización exacta y son los data center. 

A pesar de esta obsesión la mayoría de clientes a los que preguntamos dónde están sus datos nos saben decir su ubicación. La realidad es que el 90% están centrados en EEUU. Hay muy pocas empresas que tengan este tipo de centros de almacenamiento en Europa. 

Lo local es una estrategia importante, lo hemos visto con la COVID-19; al cerrar las fronteras ha habido problemas de retrasos o que ni llegan los materiales que compramos a China. Tenemos el mismo paralelo en lo referente a la nube. Si tenemos una pandemia numérica (crisis virtual), algo que ocurrirá tarde o temprano, y cierran fronteras entre países, todas las empresas que tienen allí sus datos se quedarán sin ellos.






 

En este articulo: Big Data

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando