¿Qué debe tener un teléfono móvil para personas mayores?

Si los familiares de más edad de la familia no tienen todavía un móvil, ahora es el mejor momento de comprarles uno para mantenerlos comunicados y a salvo.

¿Qué debe tener un teléfono móvil para personas mayores?

Unsplash

Innovadores

CUIDANDO A NUESTROS MAYORES

Alberto Payo

Alberto Payo

Nunca hemos estado tan cerca de nuestros mayores estando tan lejos. Nunca nos hemos preocupado tanto porque estén a salvo. El coronavirus ha hecho que fortalezcamos más las comunicaciones con esas personas de pelo plateado que son tan importantes en nuestras vidas. Algunos abuelos han sido escurridizos y hasta la fecha no han querido sacrificar su libertad para llevar un teléfono móvil. Pero con la que está cayendo, es buen momento para ‘imponerles’ que tengan uno.

¿Qué debe tener un teléfono móvil diseñado para mayores? Hay algunas compañías que se han especializado en hacer dispositivos para la Tercera Edad. Suelen disponer de algunos elementos comunes, pensando en sus necesidades especiales.

Los terminales básicos, que no tienen Internet y vienen con los botones físicos de siempre, suelen llevarlos muy grandes, porque muchos mayores tienen problemas de visión o motores y les resulta difícil pulsarlos. En estos gadgets también abundan las teclas de memoria, con números de algunos hijos y nietos guardados para acceder a ellos con solo una pulsación. La idea es que les resulte lo más fácil de usar posibles.

Previendo posibles accidentes o situaciones de riesgo, los teléfonos básicos para mayores incluyen en su mayoría un botón de SOS, con el que se hace una llamada a un ser querido o a un servicio de emergencia. En algunos casos, al pulsarlo se comienza a emitir una fuerte señal para alertar a los vecinos y personas cercanas de que ha ocurrido algo y que la persona necesita ayuda.

Características extra

El aspecto del sonido también es importante. Estos móviles para mayores cuentan con un volumen bastante alto, llevan altavoz y suelen ser compatibles con audífonos. Al margen de estas propiedades es frecuente también que alberguen otras funcionalidades que resultan útiles a la Tercera Edad, como la linterna o la radio FM.

También vislumbrando que estos usuarios senior puedan tener algún despiste o torpeza y el teléfono se les precipite de las manos, hay modelos que están especialmente preparados para las caídas. Así, aunque se produzca un golpe fuerte contra el suelo, no se saldrá la batería ni se estropeará. Esto es importante porque si eso ocurre el anciano puede quedarse incomunicado.

Si tu madre, padre, abuela o abuelo ya ha aprendido a usar un smartphone anteriormente, quizás también le puedas regalar otro esta vez. Así podrá disfrutar de herramientas como Facebook o YouTube, para entretenerse durante el confinamiento, de apps como WhatsApp, para hablar con la familia o amigos del centro de mayores o de Skype o Zoom, para poder ver y sentirse más cerca de los nietos gracias a las videollamadas.

En este sentido, hay dispositivos con paneles táctiles que han sido diseñados por los fabricantes pensando en este segmento de edad. Por lo general, suelen tener un precio bastante más elevado que los anteriores y que los smartphones ‘para todos los públicos’, ya que las empresas que los producen cobran ‘un extra’ por sus características específicas y su segmentación. Su precio suele rondar los 200 euros.

Otra solución: un smartphone normal pero adaptado con apps

Si finalmente te decides por comprar un terminal con pantalla tácil para el abuelo o la abuela de la familia, también existe otra posibilidad. Puedes adquirir un smartphone normal (no diseñado específicamente para la Tercera Edad), lo cual te permitirá comprar un dispositivo que tendrá mejores prestaciones generales o un mejor precio. Marcas como Xiaomi o Alcatel los tienen bastante decentes por entre 100 y 150 euros.

Una vez tengas en tus manos el nuevo smartphone lo puedes personalizar con aplicaciones pensadas para los más veteranos. Lo fundamental es que adaptes la interfaz a la vista de los mayores. En este sentido, hay una aplicación llamada Big Launcher que simplifica la pantalla a seis botones, hace los iconos y los textos mucho más grandes -para facilitar encontrar las opciones y leer los mensajes- y da la posibilidad de poner fotos en la pantalla principal para que la persona mayor pueda llamar al ser querido que desee con solo pulsar sobre su imagen. Otras de este estilo son Senior Safety Place o Senior Homescreen.

Además, existen otras apps interesantes que puedes descargar en este dispositivo, como las de recordatorio para las tomas de medicación. O incluso algunas que ayudan a realizar un seguimiento de su ubicación a través del GPS, como es el caso de Safe365, que puede mandar notificaciones a los familiares designados cuando el mayor entra o sale de algún sitio. Así puedes saber si realmente ha respetado la cuarentena.

Este teléfono inteligente que compres tampoco tiene por qué ser ‘rugerizado’ (reforzado). Por unos 10 euros o incluso menos puedes hacerte con una funda para protegerlo de las posibles caídas o accidentes domésticos.

En este articulo: Tendencias Tecnología

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando