Claire Global, el nuevo marketplace que permite comprar productos frescos sin intermediarios

La herramienta de B2B amplía su servicio para dar acceso a compradores particulares en respuesta a la crisis del coronavirus.

Claire Global, el nuevo marketplace que permite comprar productos frescos sin intermediarios

BYZness

Innovadores

digitalizar el sector de alimentación

María Refojos

María Refojos

Las restricciones a la movilidad derivadas de las medidas para prevenir el contagio por coronavirus están forzando a los consumidores a cambiar sus hábitos. Ahora se priorizan los comercios de proximidad o el ecommerce, para reducir los desplazamientos o incluso suprimirlos. 

Las empresas no son ajenas a estas tendencias y son muchas las que se están adaptando. Es el caso de Claire Global, el marketplace nacido en enero de este año con el objetivo de modernizar el sector de la alimentación a través de la tecnología. 

La herramienta, concebida en un inicio como B2B y con alcance internacional, amplía su servicio debido a la situación actual. A partir de ahora, también permite a particulares acceder a una parte del stock que estará especialmente preparada para sus necesidades, tanto en cantidades como en precios. 

Venta directa

Es decir, en la plataforma el consumidor podrá comprar pollo, carne, pescado, aceite, vino, verduras o legumbres directamente del proveedor, sin intermediarios, y recibirlo en su domicilio en menos de 48 horas.

“Los vendedores han preparado packs especiales para poder satisfacer las necesidades de cualquier cliente. Somos conscientes de que no todas las personas pueden o quieren desplazarse hasta las superficies comerciales en estos momentos”, afirma Ramón Sánchez Ocaña, CEO y cofundador de Claire Global.

Ejemplo de búsqueda de productos en la plataforma de Claire Global para particulares. // BYZness

Y supone también un punto de apoyo adicional para mayoristas y productores, que cuentan con otro canal con el que “llegar al cliente final en un momento delicado”, añade Sánchez Ocaña, quien explica que esta vocación de mejora del sector es la que motivó el lanzamiento del proyecto.

¿Cómo? Poniendo al servicio de los usuarios un software que emplea Inteligencia Artificial y machine learning para gestionar los productos, conectar con posibles clientes y efectuar operaciones de compraventa en todo el mundo.

“Llevo muchos años con un negocio tradicional de trader de alimentación. Ahora somos gran empresa, pero empezamos en casa y llegó un momento en el que nos faltaban recursos. En este crecimiento es donde nace la idea de Claire: crear un robot inteligente que nos ayude a hacer el trabajo”, detalla Ramón Sánchez Ocaña.

Tecnología para el sector

En concreto, la tecnología de IA y machine learning aplicada a la plataforma permite crear un sitio dinámico con sistemas de recomendación que aprenden de los intereses de los usuarios. A los vendedores les ofrece orientaciones de pricing, pronósticos de ventas para la gestión del stock o sugerencias de servicio de transporte, con cotización de coste por trayecto. Y a los compradores les envía notificaciones de que se han puesto a la venta productos que les pueden interesar. 

También realiza análisis de tendencias y datos de mercado para que los usuarios tomen decisiones informadas. “Lo que hace es dar el soporte y la facilidad a grandes empresas y pymes de tener un catálogo propio digitalizado en un marketplace del siglo XXI”, indica el CEO de la compañía, quien garantiza que de esta forma “no se escapa ni una operación”. 

En esencia, Claire Global funciona como un bróker que cruza oferta y demanda y pone en contacto al comprador y al vendedor, que luego efectúan la transacción de forma independiente. Incluso se puede automatizar todo el proceso: "Alimentas datos, estableces las órdenes y la plataforma va ejecutando las compras". A cambio, la plataforma se queda con una comisión del 1% que abona el vendedor. 

La herramienta digitaliza toda la operación y crea un registro de lo acordado. Además, una vez cerrada la venta genera una factura proforma que recibe el comprador, quien con su firma digital convierte el documento en un contrato.

Transformar, democratizar

En el corto plazo se plantean proporcionar más servicios. “Estamos trabajando para ofrecer un seguro de cobro en tiempo real y también queremos alcanzar acuerdos con los principales bancos para hacer factoring”, añade Sánchez Ocaña, quien se ha planteado el reto de “transformar, digitalizar y democratizar el sector de la alimentación”.

En este sentido, considera que al dotar de medios a agricultores y ganaderos puede ayudar a dar respuesta a algunos de los importantes desafíos que enfrenta el sector. “El campo necesita romper la barrera de la comunicación y para ello precisa de herramientas digitales. Poder darse a conocer en el mundo, digitalizarse e internacionalizarse... que alguien en Extremadura pueda vender su producto en Estocolmo es la clave”, afirma.

Con esta premisa está presente en más de 20 países y suma clientes, siempre "autorizados por los reguladores correspondientes", de Europa, Colombia, Chile, México, Dubai, Hong Kong o China.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando