El sector TIC acusa el impacto del COVID-19, tras un año de inversión pública formidable

Las compañías más relacionadas con las tecnologías digitales, si bien están sufriendo ya las consecuencias de la crisis, están mejor posicionadas que las de otros sectores de cara a la recuperación.

El sector TIC acusa el impacto del COVID-19, tras un año de inversión pública formidable

Pixabay

Innovadores

CRISIS CORONAVIRUS

Fran Leal

Fran Leal

Por el momento, resulta prácticamente imposible prever cuáles serán las consecuencias económicas reales que tendrá el actual contexto de desaceleración, como motivo de la crisis sanitaria del coronavirus que se ha extendido por todo el planeta.

Sin embargo, el panorama que se dibuja en el horizonte no presenta muchas razones para ser optimistas, a tenor del incremento del paro, los innumerables ERTEs o la paralización de buena parte del tejido empresarial. No obstante, el sector de las nuevas tecnologías, destacando el papel que puede jugar en la recuperación, puede ser uno de los que mejor parados salga de la actual situación.

Desaceleración moderada en el sector TIC

Según la última edición de abril del barómetro TIC Monitor, elaborado por Vass y Ceprede, y a pesar de no poder captar aún el impacto total que el coronavirus ha tenido en la actividad empresarial, lo cierto es que ya refleja una desaceleración moderada en las empresas vinculadas a las tecnologías digitales. Aún así, Antonio Rueda, director de Vass Research y responsable del barómetro, considera que cabe esperar que sean los sectores vinculados a las nuevas tecnologías los que estén entre los menos afectados por la pandemia.

En cambio, como decíamos, ya se percibe ese frenazo, y la evolución de la cifra de negocio de las TIC han marcado en esta última edición del estudio el peor registro desde abril de 2017, con un crecimiento interanual de facturación del 0%. Y todo apunta a que las siguientes ediciones depararán datos más desalentadores, teniendo en cuenta que este 0% se refiere al periodo entre enero de 2019 y 2020 (últimos datos disponibles).

Además, a nivel de empleo, los datos disponibles en este sector concreto a partir del barómetro marcan el peor dato en 33 meses, lo que permite a Rueda afirmar que las cifras oficiales de marzo y abril “serán drásticas”.

La inversión pública creció un 7% en 2019

Este panorama desolador contrasta con el ritmo de crecimiento que venían mostrando las inversiones TIC de las Administraciones Públicas. Según el Barómetro de la Inversión TIC, elaborado por AdjudicacionesTIC, en el conjunto de 2019, la cifra alcanzó los 3.375,29 millones de euros, lo que supone un 7% más que en 2018.

Aún está por ver las cifras que deparará este año, pero lo cierto es que el último trimestre de 2019 reportó unos números muy halagüeños, pues superó los 1.000 millones, concretamente 1.023,79, un 43,54% más que en el trimestre anterior y supuso el 30% del total del año. Según Carlos Canitrot, director de Consultoría de AdjudicacionesTIC, “el último trimestre fue espectacular, con incrementos en todas las categorías, destacando la variación del hardware”. Así, se registró un aumento en la inversión en servidores del 170%, de los sistemas de almacenamiento de hasta el 133% y de PCs y portátiles del 107%.

Esa inversión total superior a los 3.300 millones de euros, se realizó mediante 13.328 adjudicaciones, de las cuales 10.308 fueron a través de licitaciones y 3.020 por adjudicaciones de contratos derivados de los acuerdos marco de la Dirección General de Racionalización y Centralización de la Contratación (DGRCC).

En lo que se refiere al tipo de administración, la Administración General del Estado fue la mayor inversora en 2019, con más de 1.500 millones de euros, seguida por Cataluña (633,79 millones) y Madrid (230,91 millones). Y si nos fijamos en los adjudicatarios, vuelven a figurar los protagonistas habituales. Así, Telefónica encabeza la lista, con 380 millones; Indra ocupa el segundo lugar, con 231 millones, y cierra el podio IBM, con 163 millones.

En resumidas cuentas, no se puede afirmar más que el futuro se presenta incierto y, sin duda, el sector de las nuevas tecnologías también sufrirá un frenazo importante. Sin embargo, si algo está demostrando la tecnología es su determinante papel a la hora de afrontar y superar esta crisis, por lo que se puede intuir que su recuperación será más positiva que la que muestren otros sectores.

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando