Miércoles, 25 de noviembre del 2020

Economyz

Pago electrónico y ecommerce como medidas de prevención ante el contagio del COVID-19

Todo esfuerzo por contener la pandemia del COVID-19 es poco. Por eso, son varias las medidas que podemos tomar para limitar el contacto con billetes y monedas y minimizar posibles contagios.

Pago electrónico y ecommerce como medidas de prevención ante el contagio del COVID-19

EFE

Innovadores

crecen las compras online

María Refojos

María Refojos

Todo esfuerzo para contener la pandemia del COVID-19 es poco. Salir a por comida en una de las pocas acciones permitidas durante el estado de alarma.

Por eso, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aclarado que no debemos temer al dinero en efectivo como fuente de contagio, son varias las medidas que podemos tomar para limitar el contacto con billetes y monedas al hacer la compra y reducir los posibles riesgos.

No al efectivo

El transporte público, por ejemplo, es uno de los sectores donde se está limitando o directamente prohibiendo el pago en metálico. La Comunidad de Madrid no permite usar efectivo en sus líneas de autobuses de la EMT, al igual que Auvasa, el servicio de autobuses urbanos de Valladolid.

La misma fórmula han elegido los ayuntamientos de Málaga o Valencia, mientras que Zaragoza incluye también al tranvía y el Cabildo de Tenerife amplía esta suspensión a todos los transportes públicos de la isla. 

A su vez, Renfe ha suspendido el pago en efectivo en todas las estaciones de Rodalies en Barcelona, Tarragona, Girona y servicios regionales, y para billetes Avant y trenes AVE de Larga Distancia. 

Límite contactless

Más ejemplos: supermercados como Mercadona han solicitado que se pague preferentemente con tarjeta y se evite el uso de dinero en efectivo. Y el pasado 26 de marzo, los bancos españoles decidieron elevar de 20 euros hasta 50 euros el límite permitido para efectuar pagos con tecnología contactless. Es decir, que se pueden efectuar compras más caras sin tener que marcar el PIN. 

Esta iniciativa, anunciada por las entidades financieras que forman parte del sistema español de pagos con tarjeta, seguía la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea. Se ha empezado a aplicar en el pequeño y gran comercio de forma progresiva desde el 30 de marzo, en colaboración con los procesadores Redsys y Cecabank. 

Sí se seguirán respetando los estándares de seguridad impuestos por la directiva europea PSD2, por los que se obliga a introducir el PIN si se acumulan pagos por valor de 150 euros o si se realizan cinco operaciones consecutivas. 

La banca confía en que de esta forma aumente “notablemente” el número de operaciones realizadas sin contacto y, aunque todavía haya establecimientos que ponen trabas al pago con tarjeta, en su comunicado afirman que “España es el país de Europa que más ha apostado e invertido en el pago sin contacto y el que tiene una mayor infraestructura contactless, con más del 90% de las tarjetas y terminales de pago equipados ya con esta tecnología”.

Más vale prevenir

La portavoz de la OMS, Fadèla Chaib, ha desmentido en declaraciones exclusivas al portal económico MarketWatch que la organización internacional hubiese lanzado una advertencia sobre el riesgo de usar billetes, en referencia a un informe publicado en medios británicos en los que se atribuía esta recomendación a la OMS.

Chaib incide en que su mensaje se centraba en la importancia de mantener la rutina de la higiene “después de manipular dinero”, pero no va más allá. 

No obstante, conviene tener en cuenta los hallazgos recientes de expertos e instituciones el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense, que indican que los coronavirus como el COVID-19 sí tienen persistencia en superficies y no es descartable la posibilidad de contagio si tras estar en contacto con una superficie u objeto que tenga partículas virales luego nos tocamos la boca, la nariz o los ojos.

Por su parte, la OCU recuerda que, aunque no hay evidencia científica que avale la eficacia de optar por los métodos de pago electrónicos en vez del efectivo como prevención, sí es cierto que contribuye a reducir el contacto físico “y eso es positivo”. Por tanto, se trata de un riesgo que podría reducirse al priorizar la tecnología contactless a la hora de realizar pagos. 

Usamos menos los cajeros...

Ya sea por las medidas tomadas por empresas y autoridades, por las recomendaciones de expertos e instituciones, por la incertidumbre generada por la situación, o por la renovada conciencia sobre la necesidad de hacer un consumo más responsable, la situación nos están llevando a abrazar nuevas rutinas financieras.

A la hora de sacar dinero de los cajeros, durante las dos semanas posteriores al decreto del estado de alarma los españoles realizamos el 68% menos de retiradas de efectivo que en las dos semanas ‘pre cuarentena’ de marzo, según los datos recopilados por la fintech N26

Este descenso también ha sido muy pronunciado en otros países europeos como Italia o Alemania, donde descendió el 54%, o Francia, donde bajó el 56%. 

“El poder realizar pagos online sin necesidad de tocar el terminal de pago es, en estos momentos, una gran ventaja y nos evita riesgos innecesarios”, subrayan desde la fintech bnc10.

...  y tiramos más de ecommerce 

Otra tendencia que se observa es el auge del comercio online y la forma en la que compramos: menos veces, pero más cantidad. El informe de N26 muestra que el número de transacciones en comercio electrónico ha crecido el 10% en España en el periodo ‘post cuarentena’ con respecto a las dos semanas previas.

En la misma proporción ha aumentado el gasto medio por consumidor, que repuntó más del 10%, mientras que al revisar el gasto medio por transacción, el gasto sube más, en concreto el 17%. 

“Esta dramática situación sanitaria está poniendo a prueba a todos los sectores e industrias sin distinción y estamos seguros de que va a fomentar cambios de hábitos hacia sociedades todavía más conectadas y 100% móviles”, señalan desde N26. 

Otro informe, elaborado por el experto en negocios digitales Guillem Sanz a partir de una muestra de 100 ecommerce, categorizando la demanda y dejando fuera los supermercados online en la categoría de alimentación, apunta a una subida de las ventas online del 55% desde que se inició el confinamiento. Estos datos reflejan un descenso en sectores como el de moda y calzado (-69%) o mascotas (-22%), y destacan el crecimiento de deportes (+191%), mobiliario (+135%), jardinería (+130%) y farmacia (+26%).

Tecnología contactless

Existen diferentes opciones alternativas al dinero en efectivo como los pagos a través del móvil, con Google Pay o Apple Pay, o con tarjetas contactless, o con aplicaciones de banca móvil y de pagos como Bizum o Twyp. 

“La tecnología de pago sin contacto ha revolucionado la experiencia de pago, dotándola de rapidez y facilidad de uso. Parece que la preferencia por este método seguirá en aumento, liderada por los nativos digitales, los nuevos consumidores que buscan la inmediatez y la sencillez”, afirma David Valero, director general de Ingenico Enterprise Retail. 

Los pagos se efectúan de una manera rápida y sencilla, pues los clientes simplemente tienen que acercar su dispositivo móvil al TPV para pagar. La tecnología NFC (Near Field Communications) es un sistema inalámbrico de corto alcance que permite la transmisión de información y una confirmación de pagos 100% segura entre dos dispositivos ubicados a pocos centímetros el uno del otro.

En este articulo: Consumo Tendencias Tecnología

Iniciar sesión 0 Comentarios
cargando